Publicidad
Publicidad
El tren maya / header desktop Obras
El tren maya / cintillo galería desktop Obras

Se atora la negociación de tierra para el Tren Maya en ejido de Bacalar

El comisario ejidal señala que el Gobierno federal busca asociar a los ejidatarioa al proyecto, pero no ven claro qué beneficios obtendrán.
Tren Maya

CIUDAD DE MÉXICO. La negociación entre el ejido de Bacalar y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para incorporar 1,000 hectáreas de tierra al desarrollo inmobiliario que se hará alrededor de la estación del Tren Maya en esa región están estancadas, pues los ejidatarios rechazan ceder los terrenos bajo el argumento de que no ven claros los beneficios que obtendrán.

Tanto Luis Chimal Balam, comisario ejidal de Bacalar, como Rogelio Jiménez Pons, confirmaron esta información al periódico El Economista la semana pasada.

Chimal Balam dijo que la asamblea ejidal solo ha autorizado que se realicen estudios en seis hectáreas para la estación y que esperan que Fonatur les presente una propuesta económica por las 1,000 hectáreas adicionales donde se construiría el desarrollo inmobiliario que acompañará a la estación.

El comisario señaló que el Gobierno federal busca asociarlos al proyecto, pero no ven claro qué beneficios obtendrán.

Lee: El Gobierno federal buscará expropiar tierras en Cobá para el Tren Maya

Por su parte, Rogelio Jiménez Pons confirmó la solicitud de las 1,000 hectáreas, pero no como expropiación, sin como asociación bajo la Fibra (fideicomiso de inversión en bienes raíces) del Tren Maya, a través de la cual los ejidatarios rentarían sus terrenos a quienes inviertan en los desarrollos inmobiliarios.

Publicidad

El proyecto ferroviario incluye no solo la construcción de la ruta y de las estaciones sino de desarrollos alrededor de cada una de las 18 estaciones, los cuales serán financiados a través de la Fibra del Tren Maya que será lanzada en la Bolsa Mexicana Valores.

En febrero, Jiménez Pons estimaba que todos los fideicomisos, uno por cada estación, estarían listos en 2020, aunque se preveía lanzar la Fibra este 2019. No obstante, hace unas semanas informó que la Fibra se retrasará a finales de 2020 o principios de 2021, debido a que las negociaciones con los ejidatarios se han tornado complejas.

Más información: El gobierno analiza aumentar los recursos públicos para el Tren Maya

En días pasados, Fonatur también confirmó que buscará expropiar tierras en el ejido de Cobá, en Tulum, Quintana Roo, para construir un tramo de vía y la estación.

El primer contrato adjudicado en licitación del proyecto ferroviario fue el de la ingeniería básica y lo ganó el 9 de agosto pasado el consorcio integrado por Senermex Ingeniería y Sistemas -de la española Sener Ingeniería- y las empresas mexicanas Daniferro Tool, Key Capital y Geotecnia y Supervisión Técnica.

El consorcio cuenta con ocho meses para desarrollar la ingeniería y entregarla.

La licitación de los primero cuatro tramos de la ruta de casi 1,500 kilómetros, está planeada para diciembre próximo. La licitación de los tres restantes se prevé para la primera mitad de 2020.

Lee más: Fonatur acudirá al BID en busca de créditos para el Tren Maya

Desde hace unas semanas corren las licitaciones de los anteproyectos arquitectónicos y conceptuales de las estaciones y de los polos de desarrollo. Todas se han llevado a cabo bajo invitación restringida a cuando menos tres personas.

Fonatur dijo en julio pasado, que la consulta indígena sobre la obra, en la que se estima una inversión de 120,000 a 150,000 millones de pesos; la mayor parte de la iniciativa privada-, se llevaría a cabo a más tardar este mes de octubre; no obstante, no se ha realizado.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad