Publicidad
Publicidad

La Semovi y empresas de scooters y bicicletas, en guerra

Semovi reitera que Mobike debe dejar de operar; Lime anuncia que no pagará la contraprestación a la Ciudad de México por falta de certeza jurídica.
Lime
Los monpatines de Lime en la Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO. Mientras las empresas de servicios de scooters y bicicletas sin anclaje, Lime, Grin y Mobike, acusan a la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la Ciudad de México de que el proceso de subasta para seleccionar a las firmas que operarán en la capital no está sustentado en alguna legislación y tiene un fin meramente económico, la Semovi asegura que ha habido transparencia y que todas las empresas participantes firmaron de conformidad desde un inicio.

El enfrentamiento

En un comunicado conjunto las tres empresas de servicios aseguran que la movilidad en la CDMX está en riesgo, puesto que el proceso de subasta carece de certeza jurídica y el gobierno local solo se interesó en las propuestas monetarias más altas de contraprestación puestas en la mesa por las compañías, dejando de lado la calidad de los servicios.

Este viernes, además, la empresa de scooters eléctricos Lime dio a conocer que debido a los argumentos señalados no pagará la contraprestación requerida para obtener su permiso anual. Lime indicó que hizo saber su inconformidad desde el pasado 11 de junio, cuando la Semovi dio los detalles para obtener las autorizaciones.

Mobike, por su parte, ha declarado que pidió una nueva prórroga para cubrir la contraprestación y obtener el permiso, luego que la Secretaría de Movilidad anunció que la firma dejaría de operar porque no pagó a tiempo.

Publicidad

René Ojeda, director de Mobike México, declaró el jueves a medios de comunicación que la firma ya cuenta con los recursos para solventa la contraprestación. Explicó que no tenían el dinero porque se encontraban en medio de un proceso de spin off para conseguir inversionistas con el objetivo de expandir el servicio en territorio nacional.

Más información: Mobike dice que usuarios buscan ampararse para seguir utilizando sus bicis

Ante esa petición, la Semovi respondió en un comunicado que no otorgará dicha prórroga para "una sola empresa", pues debe se "respetar el procedimiento legal establecido, que involucra a todas las empresas que participaron en él".

La secretaría reiteró que Mobike deberá dejar de operar en el periodo 2019-2020 y consideró "que los permisos anuales dan certeza a las empresas, pues en la anterior administración se entregaron de manera discrecional y por periodos de dos semanas, lo que podía poner en riesgo sus inversiones y la seguridad económica de su personal".

Cómo fue el proceso para elegir a las empresas

A mediados de junio, las autoridades de la capital mexicana dieron a conocer qué compañías podrán operar monopatines y bicicletas sin anclaje y cuánto deberán pagar a la Ciudad de México.

La selección se llevó a cabo bajo propuestas hechas por las mismas empresas -con base en montos mínimos fijados por la Semovi- las cuales fueron analizadas por medio de un algoritmo con el fin de elegir la mejor combinación de número de vehículos y contraprestación. Cada empresa pudo hacer hasta 20 ofertas distintas.

El monto mínimo por bicicleta era de 1,005 pesos y por monopatín de 1,350 pesos.

Dezba, Jump y Mobike fueron elegidas en el rubro de bicicletas sin anclaje. En conjunto sumaron las 4,800 unidades autorizadas para circular en la capital y, también en conjunto, debían pagar 9 millones 610,000 pesos. Pero solo Dezba y Jump pagaron en tiempo y forma.

Lee más: Así se repartirán monopatines y bicis entre empresas en la CDMX

Mobike presentó una oferta por 6 millones 240,000 pesos para operar 2,400 unidades; es decir, 2,600 pesos anuales por unidad en servicio.

El 25 de junio, un día antes de que se venciera la fecha de pago, solicitó una prórroga, de acuerdo con la Secretaría de Movilidad, y se le otorgó un plazo máximo al 1 de julio.

El 20 de julio interpuso un amparo y el juez le concedió una suspensión temporal advirtiendo que debía demostrar a los cinco días que contaba con capacidad de pago. Tras ese tiempo, el Juzgado Décimo Segundo de Distrito negó la suspensión definitiva del juicio de amparo 859/2019-VI y Mobike no pagó.

En el caso de los monopatines, las compañías Lime y Grin fueron las elegidas, ambas empresas suman un total de 3,500 monopatines autorizados para circular y pagaría, en conjunto, 37 millones 100,000 pesos. Lime ofreció 12 millones 600,000 pesos.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad