Publicidad
Publicidad

Michel Rojkind celebra 50 años de vida con otro premio bajo el brazo

El arquitecto mexicano, que recibirá el Premio Trayectorias, confirma que su búsqueda tiene que ver con aportar valor agregado a la comunidad.
Michele Rojkind
"Procuramos hacer proyectos que no solo resuelven un programa, sino que nos sentamos con el cliente a reprogramarlo y ver si lo que está pidiendo es lo adecuado", dice el arquitecto mexicano.

CIUDAD DE MÉXICO. El arquitecto Michel Rojkind Halpert inicia la celebración por 50 de vida con el Premio Trayectorias, que el 11 de octubre recibirá por parte de México Design, evento bajo la dirección de Rodrigo Noriega Sánchez.

El artífice de la renovación de la Cineteca Nacional, del Mercado Roma, del Nestlé Museo del Chocolate y del Foro Boca, por mencionar solo algunas de sus obras, ha sido definido por muchos como el "arquistar" mexicano más vanguardista e influyente en nuestros días.

En entrevista con Obras, el arquitecto egresado de la Universidad Iberoamericana y quien hoy radica en Nueva York, explica que "más que un acercamiento a lo contemporáneo" su hacer tiene que ver "con una conciencia general de que no sólo se trata de hacer un proyecto, un objeto aislado de todo lo demás".

"Para mí un acercamiento contemporáneo tiene que ver también con que un proyecto no se puede repetir porque no hay un cliente que sea el mismo, no hay una geografía que sea la misma, no existe un presupuesto que también sea igual", dice.

Lee más: Michel Rojkind y Víctor Legorreta participarán en Encuentro Helvex de diseño

Para el arquitecto nacido en la ciudad de México "cada proyecto tiene una repercusión y un resultado diferente", por esa razón "no se puede 'atacar' de la misma forma, y a eso nos referimos cuando hablamos de una arquitectura de vanguardia; es estar atento a lo que está pasando, no es estar atento a una moda, es estar atento a cambios sociales y a cuál es la labor del arquitecto con el día a día".

Publicidad

El también creador de tiendas como el Liverpool de Interlomas tiene un interés particular: "Ver cuál es el impacto positivo que podemos tener en cada proyecto".

"Procuramos hacer proyectos que no solo resuelven un programa, sino que nos sentamos con el cliente a reprogramarlo y ver si lo que está pidiendo es lo adecuado", abunda.

Refiere a un amigo colega, el chileno Alejandro Aravena: "No hay nada peor que contestar correctamente la pregunta equivocada. A lo mejor el cliente tiene un proyecto y tú lo trabajas, pero a lo mejor ese proyecto estaba mal planteado desde el día uno". Por ello destaca la importancia de poder reformular esa pregunta "para tener un resultado con mayor impacto y con mayor propuesta".

Un ejemplo es el Nestlé Museo del Chocolate, dice. "Nadie pidió un museo del chocolate. El concurso era para hacer un proyecto para que los niños pudieran visitar la fabrica", pero “hicimos un poco de investigación y les propusimos… hacer un museo del chocolate, ya que en México no existía ninguno, y era un poco irónico con la historia que tenemos del cacao". De ese modo convirtieron un proyecto privado en algo publico que ha tenido mucho éxito.

Más información: Rojkind es el nuevo vicepresidente de arquitectura de The We Company

Obras: ¿Por qué se ha vuelto tan importante el espacio público?

Rojkind: Porque es un espacio democrático. Porque es un espacio que une a todas las personas sin importar clase sociales. Porque es el lugar donde pasa la vida. Entonces más que un espacio público, es un espacio de convivio equitativo, donde podemos tener diferencias de opiniones, donde pasan más cosas que simplemente que un programa arquitectónico que se tenía planeado.

En la Cineteca me encanta ver que puede convertirse en centro de acopio para ayuda después del sismo; en un lugar a donde llegan los papás de los 43 estudiantes desaparecidos o cualquier cosa que esté pasando. Se convierte en un espacio de expresión de algo, y eso me parece formidable; que la arquitectura o los espacios alrededor de la arquitectura tengan esta capacidad de poder dar un valor así.

También te puede interesar: El diseño cubano llega al Museo de Arte Moderno de la CDMX

O: ¿Estarías dispuesto a trabajar con el gobierno actual?

R: Bueno, depende de qué es el proyecto, para quién es, cuál es el resultado para la sociedad, si puede o no puede tener una repercusión para la sociedad, si los tiempos son buenos. Sí estamos abiertos, siempre y cuando el proyecto este formulado de la manera que nos parece correcta a nosotros.

Rojkind recibirá el Premio Trayectorias la noche del 11 de octubre en una de sus obras más queridas, la Cineteca Nacional.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad