Publicidad
Publicidad

Max Cetto para las nuevas generaciones a 80 años de su llegada a México

El 20 de febrero de 2019 se cumplieron 116 años del nacimiento del arquitecto de origen alemán Max Cetto y 80 años de su llegada a México. Su hija Bettina escribe sobre su vida y su obra.
Casa Quintana de Max Cetto Media
Casa Quintana, de Max Cetto.

CIUDAD DE MÉXICO. Unos meses atrás, me invitaron a dar la bienvenida a los alumnos del Taller Max Cetto del ciclo 2018-2019. La idea que alimentó la invitación fue devolver su identidad a este renombrado taller de la UNAM. Así fue que les platiqué a los jóvenes sobre mi padre.

Palabras más, palabras menos, inicié preguntándoles como a qué les suena Max Cetto, ya que a menudo, cuando la calle en que se vive, o la escuela a la que se acude, o la institución donde se trabaja, llevan el nombre de alguien, uno no indaga por qué. Pocos tenían noción; una chica bastante idea. Ninguno había consultado la Wiki. Se mostraron muy atentos.

Les relaté que mi papá enseñó en esas aulas y talleres desde 1965 hasta su muerte, en 1980. Cuando en 1973 surgió el autogobierno, él apoyó sin titubeo a los jóvenes. Fue realmente uno de los promotores de esta forma de enseñanza donde el maestro es un asesor, quien aprende también de los jóvenes, con un enfoque donde la historia, la teoría y la práctica del oficio del arquitecto forman una unidad indisoluble.

Así pudo aplicar también las enseñanzas de su maestro Hans Poelzig, con quien a principios de los años 20 del siglo pasado estudió en Berlín y a quien le dedicó su libro. Poelzig entendía la tarea del arquitecto como una guerra de dos frentes: contra el 'fetiche de la técnica' y contra el 'fetiche de la tradición', sabiendo que ambos son necesarios y valiosos. La tensión de esta contraposición es la que dio unidad artística a sus edificios.

Lee: El legado de Barragán está en riesgo de demolición, alertan

Al terminar sus estudios en 1926, Max Cetto se incorporó al Departamento de Planeación Urbana y Obras Públicas de Frankfurt, bajo la dirección del arquitecto Franz May. Durante la República de Weimar proyectó y construyó alrededor de 20 obras de habitación, de salud, edificios técnicos y pedagógicos.

Publicidad

Olvidé mencionar a los chicos que en 1927, Cetto participó junto con su colega Wolfgang Bangert en el célebre concurso internacional para el edificio de la Liga de las Naciones en Ginebra. Su proyecto fue considerado por Sigfried Giedion como el mejor de los presentados por los arquitectos alemanes, y ello le mereció ser invitado como miembro fundador del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM).

La etapa alemana de Max culmina en 1938, año en que emigra primero a Los Ángeles, donde colabora en el taller de Richard Neutra, y finalmente a México, donde en 1939 establece su residencia definitiva.

Lee: Max Cetto, etre los 40 arquitectos más influyentes

Poco después de su llegada -al tiempo que dirigía la obra del Hospital Infantil para Villagrán García-, Max Cetto proyectó varios edificios en la colonia Cuauhtémoc, Ciudad de México, para el arquitecto Jorge Rubio y para Luis Barragán.

Uno de ellos, el más conocido, es el edificio para artistas en la glorieta Melchor Ocampo, que recientemente fue remozado. Justo a espaldas del mismo, en Río Pánuco 199, está en pie otro edificio de dos departamentos diseñado por papá, con una enorme doble altura cada uno. Si bien no se le ha procurado mantenimiento, sus inquilinos luchan por su conservación.

EDIFICIO PARA ARTISTAS, 1940
EDIFICIO PARA ARTISTAS, 1940. Max Cetto con Luis Barragán.

Otras obras que siguen en pie, para que las visiten, son la casa-estudio para Rufino Tamayo (1949) en la calle Leibnitz, Ciudad de México -muy modificada-; la casa Quintana (1947) en Tequesquitengo, Morelos, también bastante transformada, sobre todo el jardín, ya que antes la maravillosa escalera que bajaba al lago ahora lleva al pasto, en virtud de que el lago retrocedió y fue construida una enorme alberca, a fin de rentar la propiedad como Airbnb con el nombre de Playa Las Palmeras.

CASA-ESTUDIO RUFINO TAMAYO
CASA-ESTUDIO RUFINO TAMAYO. Calle Leibnitz 268, 1948.

CASA QUINTANA
CASA QUINTANA. En la ribera del lago de Tequesquitengo, 1947.

El balneario de San José Purúa (1939-40), en Jungapeo, Michoacán, también se encuentra bastante modificado, pero sigue siendo una obra increíble.

BALNEARIO SAN JOSÉ PURÚA
BALNEARIO SAN JOSÉ PURÚA. En Jungapeo, Michoacán, 1940. Max Cetto con Jorge Rubio.

Su propia casa también sobrevive (1948) en Jardines del Pedregal, Ciudad de México. Nos hemos ocupado de conservarla con fidelidad al diseño del arquitecto. Hoy la habita mi hijo Julián, egresado de este Taller de la UNAM.

CASA CETTO,1948.
CASA CETTO, 1948. Foto publicada en la revista Baukunst und Werkform (1954) acompañando un artículo de su autor. La versión facsimilar del artículo, traducido, apareció en la revista Bitácora No. 32.

El jardín se conserva con el debido cariño. Es obra de Catarina Cetto, quien no solo lo diseñó, sino que lo hizo con sus propias manos, y es como un jardín botánico de los cinco continentes. La casa se puede visitar previa cita en: www.casaestudiomaxcetto.com

También es útil saber dónde están los archivos de la obra de Cetto. Hay tres que se encuentran lejos pero accesibles, en buena medida, por internet: el de su época de Alemania está en el Deutsches Architektur Museum de Frankfurt.

En la Fundación Getty, de Los Ángeles, hay primordialmente correspondencia con Walther Gropius y otros arquitectos que residieron en Estados Unidos.

En el Archivo Esther McCoy de la Smithonian Institution hay más correspondencia. Y finalmente, todo lo relacionado con la obra de Cetto en México está en el Archivo Max Cetto de la UAM-Azcapotzalco. Para consultarlo, deberán dirigirse a mí, a fin de que se les extienda un oficio y puedan hacer una cita con la persona que lo tiene bajo su custodia.

Mi última sugerencia es que compren, en la librería de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, dos publicaciones: el libro de Humberto Ricalde Max Cetto: vida y obra (2005) de la colección Talleres, y la revista Bitácora No. 32, que contiene un artículo de mi padre escrito en 1954.

También te puede interesar: Los 10 mejores libros para estudiantes de arquitectura

En la biblioteca se puede consultar la edición facsimilar (2011) de Arquitectura Moderna en México, que es todo un clásico escrito por Cetto en 1961.

Susana Dussel organizó inicialmente el archivo que la familia entregó a la UAM, y de ahí surgió su tesis que publicó como libro: Max Cetto. 1903-1980. Arquitecto mexicano-alemán. Está disponible en la web, ingresando al repositorio institucional Zaloamati. Busquen también en revistas los artículos sobre mi padre de la autoría de Juan Manuel Heredia y de Daniel Escoto, son excelentes.

Tras un intercambio de preguntas y respuestas con los alumnos del Taller, concluyó esta gratísima experiencia entre especialistas y entre quienes hoy inician su recorrido para serlo.

*********************************

*Bettina Cetto, hija del arquitecto Max Cetto, es maestra en Economía por la New School for Social Research, Nueva York; traductora certificada por El Colegio de México y autora de numerosos artículos sobre arquitectura mexicana en diversos medios como Bitácora y Arquine y tiene un blog en Artes e Historia México. Su correo es bettina.cetto@colmex.mx

*FundarqMx (Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México) es una organización que busca contribuir al desarrollo de una cultura de recuperación, protección y conservación del patrimonio arquitectónico, ambiental y urbano, para el desarrollo y beneficio de las ciudades.

********************************

AGENDA CASA DEL ARQUITECTO / FUNDARQMX

FEBRERO-MARZO 2019

CURSOS

  • HABLEMOS DE ÓPERA. Inicia domingo 17 de febrero 2019 (4 sesiones de 10 am a 2 pm).
  • DE LA BITÁCORA AL TEXTO, ESCRITURA DESDE EL ANDAMIO, con la Gabriela Sánchez e Isabel Serrano. Inicia miércoles 20 de Febrero 2019 (7 sesiones a las 5 pm)
  • ARQUITECTURA ISLÁMICA, con Mariam Sada. Inicia jueves 14 de marzo 2019 (4 sesiones 5 pm).

CONFERENCIAS

  • LA ARQUITECTURA MODERNA EN TECHAMACHALCO, con Alejandro Leal. Viernes 22 de febrero 2019, 5 pm
  • LA ARQUITECTURA DE LA ROMA EN EL CINE, con Rodrigo Hidalgo, y al terminar se proyectará la película Roma. Sábado 23 de febrero 2019, 4 pm.

Sede: Casa del Arquitecto, Veracruz 24, Roma, CDMX.
Informes: fundarqmx@gmail.com, info@casadelarquitecto.mx o 5553 7208 y 5211 6051

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad