Publicidad
Publicidad

Presidente de Equity Group Investments reprende a las fibras mexicanas

Sam Zell dijo que los estándares de gobierno corporativo de las Fibras en México provocan vergüenza, de acuerdo con un reporte de Bloomberg.
Fibras
El empresario llamó a las Fibras mexicanas a mejorar su gobernanza.

CIUDAD DE MÉXICO. El empresario estadounidense Sam Zell, fundador y presidente de la firma de inversión especializada en bienes raíces Equity Group Investments, regañó a las Fibras mexicanas por sus estándares de gobierno corporativo y dijo que provocaban "vergüenza" durante un evento del sector a puerta cerrada, de acuerdo con un reporte de Bloomberg.

El empresario advirtió que los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces deben tomar nota de las reformas que se han hecho en Estados Unidos en relación con los REIT (el equivalente a las Fibras en México), según personas presentes en el evento cerrado a medios y llevado a cabo en la Ciudad de México el mes pasado.

Zell mencionó en su discurso que en el país la industria carece de las estructuras corporativas necesarias para atraer inversionistas globales. Hasta ahora, se había mostrado como defensor de las inversiones en México.

Lee más: Las Fibras ganan con el recorte a las tasas de Banxico

Las Fibras han luchado durante mucho tiempo para ganarse a los principales fondos de inversión mundiales debido a altas tarifas, juntas estrechamente controladas, conflictos de intereses y medidas contra una adquisición.

Gracias a la reducción de tasas de referencia en México y Estados Unidos han emergido este año y han superado al Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores. En medio del bajo crecimiento de la economía nacional se han convertido en un creciente atractivo por sus rendimientos.

Publicidad

Más información: Regresan las Fibras a la Bolsa con la colocación de Fibra Monterrey

No obstante, sus estructuras corporativas han beneficiado a los llamados "insiders" -que son consejeros o accionistas significativos de las firmas que poseen títulos y que debido a sus cargos cuentan con información privilegiada de la compañía en la que llevan a cabo su actividad-, y han enfurecido a inversionistas de largo plazo. Además, sus bajos estándares impiden mayores flujos de fondos importantes, los cuales prefieren Fibras con mejor gobernanza.

La furia de los inversionistas de largo plazo se centra especialmente en las empresas de asesoramiento externo que usan las Fibras para tomar decisiones de compra de bienes inmuebles, las cuales pueden entrar en conflicto con los intereses de los accionistas.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad