Publicidad
Publicidad

12 corredores inmobiliarios en la CDMX que tendrán 30% de vivienda social

En los próximos cinco años se estima que se construirán hasta 10,000 viviendas como parte del programa de corredores inmobiliarios emprendido por el Gobierno de la Ciudad de México.
CDMX inmobiliaro
Los proyectos inmobiliarios en alrededor de 800 predios se realizarán sin utilizar Polígonos de Actuación o transferencia de potencialidades.

CIUDAD DE MÉXICO. A través de 12 corredores de desarrollo inmobiliario, el Gobierno de la Ciudad de México busca impulsar la construcción viviendas nuevas con precios de 450,000 a 1 millón 120,000 pesos.

En los próximos cinco años, se prevé que se generen entre 7,500 y 10,000 de estas viviendas, en corredores como Centro Histórico, Chapultepec, Atlampa y Reforma. Según lo marcado por las autoridades capitalinas, cada vivienda deberá tener al menos 45 metros cuadrados y dos habitaciones.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, indicó el lunes que se buscará poner candados al vender las viviendas con créditos del Infonavit, del Fovissste o del Invi, para que no puedan ser revendidas de inmediato a un precio mayor.

Además, los proyectos inmobiliarios en alrededor de 800 predios se realizarán sin utilizar Polígonos de Actuación o transferencia de potencialidades, para respetar los programas de desarrollo urbano

Lee más: La avenida Hidalgo en la CDMX ya es de un solo sentido

“No hay ningún cambio en los usos de suelo actuales, es lo que permite la norma”, dijo la mandataria capitalina en una conferencia de prensa.

Publicidad

La inversión total en los proyectos de los 12 corredores se estima será de 23,000 millones de pesos.

¿Quienes podrán construir?

Recibirán facilidades administrativas e incentivos fiscales estas instancias:

  • Empresas desarrolladoras de vivienda
  • Cooperativas de vivienda
  • Organismos nacionales de vivienda
  • Organizaciones sociales de vivienda
  • Invi
  • Servimet

¿Cuáles requisitos deberán cumplir?

Las instancias anteriores deberán procurar que sus desarrollos tengan:

  • Mínimo 30% de vivienda incluyente.
  • Deberán ser viviendas completamente habitables y con acabados.
  • Deberán contar con ecotecnias y ecotecnologías.
  • Además, se promoverá el mínimo de cajones de estacionamiento.
  • Las viviendas deberán cumplir con la Norma 4 en zonas de conservación patrimonial.

Más información: Las obras de ampliación de la Línea 3 del Metrobús se suspenden

corredores inmobiliarios

¿Cuáles son los objetivos?

Pablo Benlliure Bilbao, director de Planeación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), explicó que, por cada proyecto, quienes lo desarrollen deberán destinar un mínimo de 30% a vivienda social, aunque este porcentaje podría ser mayor.

En entrevista con Expansión Política, el funcionario señaló que no será necesario pertenecer a una organización de vivienda —como Asamblea de Barrios— para acceder a un inmueble, y que cualquier trabajador podrá utilizar créditos públicos.

“Es libre, claro que podrán acceder. Si el promovente es el Invi, entonces serán del Invi, pero si el promovente es un desarrollador probador se le compra al desarrollador con su crédito Fovissste o Infonavit. No está amarrado”, afirmó.

Además, habrá flexibilidad para que los desarrolladores ubiquen las viviendas sociales siempre y cuando sea dentro del mismo corredor de desarrollo.

Más información: La industria inmobiliaria será inviable en la CDMX sin sustentabilidad

“A cada predio habrá que hacerle su trabajo y además se van a poder combinar diferentes predios. Se puede tomar dos predios de esa zona y poner la vivienda social en otro predio más adecuado, pero no se vale fuera de los corredores”, aclaró.

Ileana Villalobos, titular de la Seduvi, señaló datos del INEGI en los que se estima que se formarán 272,000 nuevos hogares en la Ciudad de México entre 2019 y 2024.

A la par, cada año 18,000 familias capitalinas de menores ingresos se han visto orilladas a mudarse fuera de la capital.

“Uno de los principales problemas para el acceso a una vivienda en la ciudad se relaciona con dos aspectos fundamentales: el precio y la localización de la vivienda”, advirtió.

“Esto hace que adquirir un inmueble o alquilarlo en las zonas con mejores condiciones de servicios básicos, infraestructura urbana, acceso al empleo y espacios públicos resulte cada vez más difícil para las familias de los sectores de bajos ingresos”, sostuvo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad