Publicidad
Dos Bocas header desktop
Publicidad

Dos Bocas sí requerirá a los constructores y el gremio se apunta

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción y un experto de KPMG advierten además sobre el riesgo de hacer la refinería con base en una agenda política.
Dos Bocas
"Cuando esté lista la ingeniería (que hace Pemex), el llamado que hacemos al presidente es que nos dejen participar", dice el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

CIUDAD DE MÉXICO. Aunque Pemex y el Instituto Mexicano del Petróleo harán el diseño de las ingenierías para la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, el proyecto necesitará, sin duda, de los constructores que se encarguen de las obras y servicios, dice Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), para ello, agregó, debe darse a conocer el proyecto ejecutivo.

El 9 de mayo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la licitación por invitación para hacer el proyecto, se declaraba desierta debido a que las empresas rebasaron monto y tiempos. Los detalles del proceso no se han dado a conocer públicamente.

Ante ello, el mandatario dijo Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía (Sener) serán las responsables de construir la refinería. Agregó que en el proyecto no habrá empresas extranjeras, sino que tendrá sello nacional y convocó a especialistas mexicanos a participar en la obra.

Al respecto, Ramírez Leal menciona en entrevista con Obras que su sector ve una oportunidad en el anuncio hecho por López Obrador, pero advirtió que los empresarios del ramo no pueden comprometer costos y tiempos hasta que el Gobierno federal dé a conocer el proyecto ejecutivo.

Lo que hasta ahora se sabe es que Pemex está desarrollando la ingeniería, que es lo que sabe hacer muy bien, comenta el líder constructor. "Cuando esté lista la ingeniería, el llamado que hacemos al presidente es que nos dejen participar", añade.

Lee también: Declaran desierta la licitación de Dos Bocas; Sener y Pemex la construirán

Publicidad

"Confiamos en que el gobierno ya hizo los estudios de viabilidad financiera, porque se ha mencionado que está fuera de tiempo, que no es rentable, y el Poder Ejecutivo nos asegura que sí; entonces si tiene todos estos respaldos, esperamos que ya se haga el proyecto ejecutivo", dice el líder de la CMIC.

¿Agenda técnica o agenda política?

Ignacio García de Presno, Socio de Infraestructura y Asociaciones Público Privadas de KPMG, señala en cambio que la decisión del Gobierno federal tiene muchas aristas porque nunca se vio una convocatoria formal a una licitación pública internacional.

"Lo que supimos fue que hubo una invitación directa a empresas reconocidas en el sector para concursar", que no se comprometieron con los tiempos y montos establecidos.

"Si las empresas que el propio gobierno invitó dijeron que ni el tiempo ni el presupuesto va en línea, esta respuesta debería orillar a esta administración a replantear sus objetivos y sus ideas. La agenda técnica siempre gobernará sobre la política, porque si es a la inversa lo que resulta son elefantes blancos" alerta el especialista en charla con Obras.

Consulta el contenido especial: Dos Bocas, un destino incierto

El viernes pasado, el grupo financiero Citibanamex estimó que una refinería como la planeada en Dos Bocas, para producir 400,000 barriles diarios procesando crudo pesado, costaría alrededor de 12,000 millones de dólares (mdd), un costo 50% mayor a lo planteado por el gobierno, y tendría un tiempo de construcción de ocho años y no de tres como se ha previsto.

La agencia consultora de riesgos Moody’s advirtió también que el Gobierno federal ha sido optimista con respecto a la construcción de la refinería Dos Bocas, mientras que la Coparmex pidió a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador reconsiderar la decisión de que el complejo sea construido por la Secretaría de Energía (Sener) y Pemex.

Lee más: Moody's y Coparmex advierten riesgo en la decisión final sobre Dos Bocas

Eduardo Ramírez Leal también alerta sobre el riesgo de que la obra responda a una agenda política. Considera que "los gobiernos han manifestado siempre sus tiempos limitados por los periodos electorales; queremos que esto no suceda".

"Por lo que le pedimos al presidente y a su equipo que reconsidere el tiempo que dé el cálculo derivado del proyecto ejecutivo, porque ahí se va a ver el alcance de la obra, las cantidades, procesos constructivos. Esto es un tema técnico, los tiempos y costos se obtienen por trabajos técnicos, no por tiempos políticos", advirtió.

El proyecto ejecutivo debe abarcar dimensiones, calidad de los productos, todo lo que es el ordenamiento en la fabricación de plantas dentro de la refinería, explica Ramírez Leal, y eso se da a través de un programa de ordenamiento derivado de la cantidad y calidad de obras.

"No podemos pensar que porque en otro país se ejecutó una obra similar, se pueden tomar los mismos parámetros. El tipo de suelo es diferente, al igual que el clima, las capacidades de suministro de insumos, desde material, mano de obra y equipos; todo es diferente", enfatiza.

"Los comparativos que se hacen sobre obras similares nos meten en aprietos porque luego tenemos que andar corriendo en la ejecución de obras, fuera de tiempo con riesgo a la seguridad de los trabajadores, y no debe ser el planteamiento del gobierno. Por eso debe considerar que el tiempo lo marca el proyecto ejecutivo", añade el empresario.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad