Publicidad
Publicidad

10 tendencias en infraestructura en 2019

Más asertividad regulatoria, mayor uso de datos y menos apoyo a mega proyectos son algunos escenarios que dominarán 2019 en el sector infraestructura a nivel global, de acuerdo con la consultora KPMG.
mié 20 marzo 2019 01:03 PM
  1. Los retos del año

    CIUDAD DE MÉXICO. Más asertividad regulatoria, mayor uso de datos y menos apoyo a mega proyectos son algunas escenarios que dominarán 2019 en el sector infraestructura a nivel global, de acuerdo con un reporte de la consultora KPMG.

    "El informe presenta un pronóstico anual de las 10 principales tendencias que influyen en el sector de infraestructura durante este año, las cuales identifican que la información proporcionada por datos será clave para impulsar al sector y la correcta toma de decisiones", señala Ignacio García de Presno, socio líder de asesoría en el sector de Infraestructura de KPMG en México.

    Estas son las 10 Tendencias emergentes en infraestructura 2019:

  2. Los gobiernos regularán con más asertividad

    La edición del informe 2018, realizado por KPMG, pronosticaba que los límites entre la infraestructura pública y privada se volverían difusos, conforme nuevas empresas comenzaran a implementar modelos de negocio disruptivos, es decir, que rompan con los sectores tradicionales de negocio, como Airbnb con turismo, o Twitter con los medios de comunicación.

    Para este año, KPMG pronostica que a medida que los nuevos modelos y soluciones empiezan a crear una ruptura con el rol tradicional de las autoridades y los reguladores, los gobiernos adoptarán un enfoque más asertivo para definir las reglas para proveer de infraestructura al sector privado.

    El cambio social y tecnológico tiene un progreso más rápido que los cambios regulatorios, por lo que la firma KPMG prevé que los gobiernos desarrollen marcos regulatorios que cuenten con la flexibilidad y la duración necesaria para que los participantes en infraestructura enfrenten esta transformación tecnológica.

    El mejor escenario en esta tendencia será que los gobiernos encuentren el equilibrio entre el control y la innovación, en lugar de elegir a uno u otro.

    Te puede interesar: El Tren Maya puede costar hasta 10 veces más, estima el Imco

  3. Los datos impulsarán la eficiencia

    Una mayor accesibilidad de la información obtenida a través de Data & Analytics (D&A) permitirá a los diferentes participantes del sector -incluyendo a operadores, desarrolladores, reguladores e inversionistas- tener más eficiencia.

    La toma de decisiones basadas en un mayor acceso a la información vuelve a los involucrados en el sector de infraestructura, más especialistas en análisis, lo que les permitirá dar un mayor valor a las ideas originadas de un análisis predictivo.

    De acuerdo con el informe, los gobiernos desempeñarán un papel fundamental como motivadores y facilitadores del uso de herramientas para análisis de datos en el sector, en especial en la fase de desarrollo.

  4. Politización y poco apoyo a mega proyectos

    Conforme los mega proyectos aumentan en tamaño y complejidad, se presentan nuevos aprendizajes y desafíos, así como un incremento en riesgos. El reporte de KPMG señala que son pocos los gobiernos interesados en el apoyo a las obras de gran envergadura, pues buscan una situación de ganar-ganar.

    Un ejemplo de ello, indica el informe, es la cancelación del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, un proyecto cuyo costo sería de 13,000 millones de dólares (mdd), de acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

    El informe argumenta que para defender grandes obras de las presiones políticas y financieras, quienes las lideran estarán muy interesados en informarse acerca del desempeño y mejores prácticas de otros proyectos exitosos a nivel mundial.

    En este contexto, el gran desafío es la politización y la capacidad de las compañías nacionales e individuos para manejar obras de gran dimensión. Ello requerirá el desarrollo de nuevos enfoques para concretar su realización.

    No olvides leer: El INAI ordena a Presidencia hacer públicos los documentos del NAIM

  5. Sed por mercados emergentes

    Con el crecimiento de la competencia en las inversiones en mercados ya desarrollados, la tendencia indica que los participantes del sector infraestructura están en búsqueda de oportunidades en mercados emergentes.

    Conforme aumenta el interés en estas nuevas oportunidades, las autoridades de los mercados emergentes comenzarán a poner un mayor énfasis en la adecuada selección, preparación y entrega de proyectos, con la finalidad de que sean candidatos a financiamiento.

    "Los nuevos jugadores del mercado también necesitan entender el balance entre riesgo y recompensa de los proyectos a los que se suman, para lo cual es vital tener un conocimiento del mercado local y elegir adecuadamente a sus socios de negocio", añadió García de Presno.

  6. Gobiernos más informados

    La creciente disponibilidad de datos y la adquisición de habilidades analíticas, han hecho posible que los gobiernos tengan una visión más analítica y basada en evidencias para conducir la planeación y priorizar las inversiones en infraestructura.

    Por lo tanto, los gobiernos adoptarán procesos de toma de decisiones más completos y basadas en datos, lo que permitirá un enfoque mucho más informado para satisfacer las necesidades y expectativas de la población.

    Te puede interesar: Adjudicación directa o invitación restringida, la tónica en obras de AMLO

  7. Mayor protagonismo de la sustentabilidad

    La sustentabilidad abarca no solamente el combate al calentamiento global; comprende diversos aspectos como el financiero, operativo y tecnológico. En el sector de infraestructura implica asegurarse de que los beneficios de las decisiones tomadas se evalúen contra su potencial de impacto en el medio ambiente.

    El documento de KPMG indica que los gobiernos comenzarán a priorizar más los objetivos de desarrollo sustentable y los inversionistas comenzarán a invertir dinero directamente a compañías que actúen sustentablemente.

    "Si bien se está logrando un avance en la agenda de sustentabilidad a nivel global, en México también se espera una mayor presión pública y un mayor escrutinio sobre la sustentabilidad de la planeación, entrega, mantenimiento y financiamiento de la infraestructura", dice Ignacio García de Presno, socio líder de asesoría en el sector de Infraestructura de KPMG en México.

  8. El progreso superará a la división

    A pesar de que en la actualidad existe incertidumbre en los mercados, como la renegociación o cancelación de tratados de libre comercio, los participantes de la industria reevaluarán sus estrategias a largo plazo.

    De esta manera, a pesar de los giros sociales y políticos, el sector seguirá estableciendo alianzas alrededor de un propósito común, el cual es posible gracias a las nuevas tecnologías, y a los objetivos de desarrollo sostenible.

    Te recomendamos: La falta de activos en operación, un obstáculo para la Fibra del Tren Maya

  9. Crecerá la competencia por las nuevas tecnologías

    La competencia en torno a las nuevas tecnologías se intensificará a medida que los actores del sector infraestructura continúen buscando nuevas oportunidades para mejorar sus servicios, productos e ingresos.

    El informe menciona dos ejemplos en los que se desarrolla la competencia: energías renovables y vehículos eléctricos.

    Además, en esta diversidad de enfoques hacia el cambio tecnológico, es posible que los mercados emergentes superen a aquellos más maduros, como el de los hidrocarburos.

  10. El cliente en tiempo real tendrá el mando

    Las nuevas tecnologías hacen posible que los individuos interactúen con la infraestructura de una manera totalmente diferente, por ejemplo, el uso de Waze o de Google Maps para conocer diferentes rutas por las ciudades.

    En este contexto, KPMG argumenta que los gobiernos se centrarán más en entender las opciones reales de los usuarios y empezarán a crear planes de infraestructura basados en el conocimiento en tiempo real y predictivo de los clientes, más que en patrones históricos y opiniones de los expertos.

    Las nuevas tecnologías y enfoques permiten que los propietarios y los desarrolladores de infraestructura puedan tener nuevas perspectivas acerca de las expectativas y los patrones de comportamiento de los clientes.

    Lee también: Slim y Olegario Vázquez quieren construir la Línea 1 del Cablebús de la CDMX

  11. La interdependencia creará oportunidades

    La interdependencia creará oportunidades para algunos, y riesgos para otros, por ejemplo, la introducción de vehículos eléctricos impactará directamente en las carreteras, el tránsito, la energía y la distribución de redes.

    El informe de KPMG prevé que en este 2019 los gobiernos se esforzarán por crear una integración más fuerte entre sus funciones y sus capacidades, con la finalidad de otorgar a las autoridades la flexibilidad para gestionar adecuadamente –y en caso necesario, ajustar– las crecientes áreas de interdependencia.

    "Solo aquellos jugadores en el sector de infraestructura que sean capaces de mantenerse al tanto de las tendencias emergentes y entender sus implicaciones más amplias, tendrán las herramientas necesarias para tomar las decisiones que impulsarán su éxito futuro", concluye Ignacio García de Presno.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad