Publicidad
Publicidad

Shark Tower, la torre en Cancún que ayudará a preservar los tiburones

Shark Tower no sólo será una torre inspirada en las formas de los tiburones, también albergará un laboratorio de investigación en pro de ellos.
Shark Tower
Tendrá 20 pisos, 134 departamentos, seis mansiones.

CIUDAD DE MÉXICO. ¿Cómo retribuir al entorno un poco de lo que comparte con el ser humano? A través de una torre residencial en forma de aleta de tiburón.

Se trata de la Shark Tower, que se inspiró en las aletas de los tiburones para erguir su estructura en Puerto Cancún.

Como retribución por ser la fuente de inspiración, el grupo Luximia, la desarrolladora, decidió que el complejo albergara también un laboratorio de investigación para estudiar las acciones psicológicas y el comportamiento de los tiburones, así como el efecto de la actividad humana en el océano.

Shark Tower cuenta con capital privado y se prevé que comience a operar en 2021. Será un edificio sustentable, pues su orientación y arquitectura están diseñadas para usar la menor cantidad de agua y energía posible.

Lee: El proyecto de parque que alista París para la Torre Eiffel

Tendrá 20 pisos, 134 departamentos, seis mansiones, alberca elevada, salón de alberca, alberca infinita, club de playa, cine, spa y gimnasio, entre otras amenidades, de acuerdo con su página web.

Publicidad

Los departamentos de lujo cuentan con diferentes diseños en un afán por ofrecer áreas únicas, "como un tiburón". En tanto que las seis mansiones están inspiradas en "los centros asiáticos más lujoso".

Cómo funcionará el laboratorio

El laboratorio, liderado por la asociación civil Saving our Sharks, tendrá varias líneas de trabajo, pero la base de todos será detectar cuáles son las áreas de crianza de tiburones en el Caribe Mexicano, pues éste cuenta con diversas lagunas costeras que son utilizadas por varias especies de tiburones para dar a luz a sus crías, las cuales permanecen en la zona hasta que alcanzan una talla que les permite sobrevivir en el mar abierto.

También te puede interesar: El mega aeropuerto diseñado por Zaha Hadid para China finaliza su construcción

Una vez localizadas estas zonas, Saving our Sharks, la asociación civil que estará al frente del laboratorio de investigación, planea trabajar para modificar las normas oficiales de pesca y prohibir esta actividad en las áreas de crianza de los tiburones.

"La norma 029 habla sobre la pesca de tiburones y rayas; y estipula que esta actividad está totalmente prohibida en zonas de crianza, por lo que es necesario determinar cuáles son para poder proteger a estos animales en su etapa más vulnerable", comenta Luis Lombardo biólogo y director de la asociación civil Saving our Sharks.

Además, Saving our Sharks también abordará los temas de conservación, trabajando con los pescadores de la zona para concientizarlos y tratar de cambiar desde sus partes de pesca para que sean más sustentables, hasta su actividad económica en sí. "Trabajaremos para transformar las actividades pesqueras en actividades turísticas con tiburones, por ejemplo, el buceo con esta especie. Todo el trabajo queda mezclado para llegar finalmente a la protección de estos animales", dice Lombardo.

La pesca de tiburón es una actividad poco redituable, dependiendo de la especie es el costo de su carne, la cual va desde los 7 pesos por kilo en el caso del tiburón gata y hasta 25 pesos por kilo por la carne del tiburón martillo, a esto se le restan los gastos en torno a la actividad, como gasolina, embarcaciones y tripulación, por lo que termina siendo una ganancia real muy baja.

El correcto funcionamiento del laboratorio dependerá en un principio del personal de base de Saving our Sharks, pero posteriormente se necesitará la colaboración de personas capacitadas en temas ambientales. "Trabajaremos con etólogos, biólogos, oceanógrafos, buzos profesionales, operadores turísticos profesionales en cuanto al trabajo con tiburones y por supuesto,abogados ambientales", comenta Luis Lombardo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad