Publicidad
Publicidad

Así puede ser la primera vivienda que se construya en Marte

La firma estadounidense AI SpaceFactory ganó un concurso de la NASA para diseñar una vivienda impresa en 3D con materiales que se hallen en el llamado Planeta Rojo.
AI SpaceFactory Diseño casa
La casa diseñada para dar residencia a cuatro astronautas durante un año.

CIUDAD DE MÉXICO. La agencia de diseño y arquitectura estadounidense AI SpaceFactory ganó el pasado 4 de mayo el Desafío de Hábitat Impreso en 3D para Marte, organizado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), con el diseño de la casa Marsha, elaborada con un polímero marciano creado por el mismo despacho.

La firma de Nueva York, obtuvo el primer lugar de entre 60 participantes con su prototipo de vivienda, el cual está pensado para dar residencia a cuatro astronautas en dicho planeta durante un año.

El diseño venció a sus contrincantes gracias al tiempo de automatización de la impresión, que se lleva a cabo casi sin asistencia humana en 30 horas, así como por el innovador compuesto de basalto de biopolímero, un material biodegradable y reciclable derivado de materias naturales que se encuentran en Marte, explica AI SpaceFactory en un comunicado emitido el 6 de mayo.

La vivienda que la NASA buscará construir en Marte

Te recomendamos esa GALERÍA: Las casas que la NASA planea para Marte

Un pedazo de la Tierra en Marte

Publicidad

La próxima casa en Marte está distribuida en cuatro niveles conectados a través de una escalera. Cuenta con un tragaluz en el techo de la estructura y diversas ventanas repartidas a lo largo del complejo para iluminar todo el recinto con luz natural. La luz indirecta que pasa a través del tragaluz y de las ventanas es filtrada para mantener a salvo a la tripulación de la radiación solar y cósmica.

"La iluminación circadiana, diseñada para recrear la luz terrenal, se emplea para maximizar la salud de la tripulación", añadió AI Space Factory.

"Marsha utiliza un sistema único de doble cubierta para aislar los espacios habitables de la expansión y contracción natural causada por los cambios bruscos de temperatura en Marte. Como resultado, el interior es libre para ser ligero, aireado, altamente optimizado para los humanos : una pequeña burbuja de la Tierra en un mundo distante", abundó la firma.

AI SpaceFactory casa espacio
"Nosotros diseñamos un cilindro para que la gente pueda tener más espacio, separar los usos y conectar con el entorno", dijo David Marlott, director de AI SpaceFactory.

De acuerdo con AI SpaceFactory, la casa se construye con un brazo vertical telescópico unido a un vehículo estacionario durante todo el proceso de impresión.

"Marca un alejamiento radical de los diseños marcianos anteriores tipificados por cúpulas bajas o estructuras subterráneas, donde las estructuras en la tierra están diseñadas principalmente para la gravedad y el viento. Las condiciones especiales en Marte apuntan a una estructura optimizada para manejar la presión atmosférica interna y las tensiones estructurales: un contenedor vertical con una huella mínima", detalla el estudio en su página web.

Te puede interesar: TEN Arquitectos da vida al nuevo centro de investigación de la NASA

Un concurso de otro planeta

El concurso dio inicio en el 2015 y puso a prueba a los despachos participantes, obligados a demostrar el uso de las tecnologías en manufactura aditiva (impresión 3D), desde el diseño del modelado en software hasta la construcción física. El certamen consistió de tres fases: diseño, miembros estructurales y construcción de hábitat en el sitio, indicó la NASA en un comunicado del 4 de mayo.

Algunos requisitos del certamen fueron que los despachos utilizaran una tecnología conocida como Utilización de recursos in situ, pues es inviable trasladar los materiales desde la Tierra, y que los materiales para la impresión 3D resistieran cambios bruscos de temperatura y otros factores que influyen en ese planeta.

Lee también: La NASA desarrolla un proyecto de Movilidad Aérea Urbana

Los hábitats de los concursantes se construyeron en tiempos de 10 horas frente a un panel de jueces. Una vez que se completó la impresión, las estructuras se sometieron a varias pruebas y se evaluaron en cuanto a mezcla de materiales, fugas, durabilidad y resistencia, de acuerdo con información de la NASA.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad