Publicidad
Publicidad

Piranesi, el arquitecto que reconstruyó Roma en dibujos, llega a Madrid

Más de 300 obras realizadas en el siglo XVIII por el escultor, grabador y arquitecto italiano Giovanni Piranesi son recopiladas en una exposición de la Biblioteca Nacional en España.
Grabado de foro Romanum Rome Italy 1868.jpg
La exposición en Madrid se adelanta un año a la celebración del tercer centenario del nacimiento de Giovanni Battista Piranesi.

MADRID, España. Arquitecto en una época en la que no se construía, el italiano Giovanni Battista Piranesi (1720 - 1778) se dedicó a grabar lo que no podía construir y a capturar la magnificencia de la Antigua Roma en una extensa obra que ahora guarda la Biblioteca Nacional, en Madrid, España, a través de una exposición llamada Giovanni Battista Piranesi en la Biblioteca Nacional de España.

"Queremos poner en valor la modernidad de sus aportaciones", destacó en la presentación de este lunes Delfín Rodríguez, comisario de la muestra, que encabezaría la exposición de casi 300 ejemplares que incluye libros, estampas, pinturas, esculturas y grabados del artista que perfeccionó la técnica al agua fuerte.

El artista veneciano ha sido reconocido principalmente por su serie de grabados de vistas de Roma (Vedute di Roma 1748 - 1778), de las cárceles italianas de la época (Carceri1745 - 1750 y 1761) o su plano de las ruinas de la Antigua Roma (Il Campo Marzio dell'Antica Roma 1762), obras que recoge la exposición.

Entérate: El Museo del Prado gana el premio Princesa de Asturias de Humanidades

"Piranesi es el lado oscuro de la razón en el Siglo de las Luces", defiende Rodríguez sobre un artista que cambió las representaciones de Roma al mostrar el lado más oscuro de esta civilización: "Era una especie de Goya que siempre usaba encuadres insólitos para aportar una visión muy dramática de los hechos".

"Al ensuciar se encuentra", así resumía su obra el propio Piranesi en uno de sus grabados en los que mostraban escenarios repletos de escaleras imposibles de recorrer para reflejar sus propias pesadillas.

Publicidad
Arquitectura - Piranezi - Diseño - Arte
Piranesi cambió las representaciones de Roma al mostrar el lado más oscuro de esta civilización a través de grabados de las cárceles italianas y las ruinas.

La exposición se adelanta un año a la celebración del tercer centenario de su nacimiento para dar a conocer internacionalmente la colección que la Biblioteca Nacional guarda del artista del grabado, obras que "hasta ahora han pasado desapercibidas en los estudios internacionales pese a ser un patrimonio único", destaca Rodríguez.

La muestra incluye, además, colecciones de artistas como Juvarra, Palladio o Duperac, que influyeron notablemente en la obra del artista que añoraba la grandeza de Roma, "llegando incluso a polemizar con todos los intelectuales europeos al atacar otras tradiciones arquitectónicas como la griega", añade Rodríguez.

Te puede interesar: 17 obras de Le Corbusier pueden perder el título de Patrimonio de la Humanidad

Su obra viajó a París de la mano de sus hijos, Francesco y Pietro, que cuando se vieron arruinados tuvieron que recurrir a la familia napoleónica para salvaguardar el legado de su padre que se conserva hasta nuestros días.

"Era un artista con una mirada contemporánea, capaz de embellecer la ruina", añade la comisaria técnica Helena Pérez Gallardo, que encuentra ecos de la obra de Piranesi en la película El Ciudadano Kane (1941) de Orson Welles, en la obra de Einsenstein, que tenía toda su colección, en la arquitectura de la Bauhaus, en fotógrafos como Gabriel Basilico o en las vanguardias del siglo XX.

La exposición estará disponible desde el 7 hasta el 22 de mayo para "saldar una cuenta pendiente que la Biblioteca Nacional tenía con sus propios fondos del artista", dijo Ana Santos Aramburo, directora de la biblioteca,

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad