Publicidad
Publicidad

17 obras de Le Corbusier pueden perder el título de Patrimonio de la Humanidad

Un proyecto urbano a construirse en Marsella, Francia, puede generar la salida de un conjunto de obras del arquitecto Le Corbusier de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
Unidad de Habitación de Marsella
La Unesco inscribió en 2016, 17 obras de Le Corbusier, pero lo hizo como un conjunto, por lo que si una de ellas deja de respetar los cánones del patrimonio de la humanidad, todo el bloque completo sería desclasificado.

PARÍS, Francia. Apenas tres años después de que la obra del arquitecto francés Charles-Édouard Jeanneret-Gris, conocido mundialmente como Le Corbusier, la Unidad de Habitación de Marsella o Ciudad Radiante, fuera declarada patrimonio de la humanidad, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) plantea su salida de la lista a causa de un proyecto urbanístico.

La herida está abierta en Marsella, Francia, donde el ayuntamiento ha lanzado un ambicioso plan urbanístico en el barrio sur de la ciudad, donde se sitúa la Ciudad Radiante. Según la Fundación Le Corbusier, creada para velar por el patrimonio del arquitecto, ese proyecto pone en peligro su continuidad en la lista de la Unesco.

En 2016, la Unesco inscribió 17 de obras de Le Corbusier, repartidas en siete países de tres continentes, pero lo hizo como un conjunto. Si una de ellas deja de respetar los exigentes cánones del patrimonio de la humanidad, todo el bloque completo sería desclasificado.

Lee también: Perú multa con 2.2 mdd a inmobiliaria que destruyó muros incas en Cusco

"Es un problema importante, porque entrar en la lista de la Unesco no es sencillo", explica Bénédicte Gandini, responsable de arquitectura y restauración de la Fundación Le Corbusier,

Tras la Segunda Guerra Mundial, en plena reconstrucción del país, las autoridades francesas encargaron a Le Corbusier levantar edificios para afrontar la carestía de vivienda social. En ese contexto, entre 1947 y 1952 creó la Ciudad Radiante, 337 apartamentos de tres tipos diferentes enclavados en un edificio innovador, concebido para hacer agradable la vida a sus habitantes.

Publicidad
Immeuble Clarté - Ginebra - Corbusier
El edificio Immeuble Clarté, en Ginebra, Suiza, diseñado por Le Corbusier es parte de la lista de edificios inscritos como patrimonio de la humanidad.

La Unidad de Habitación de Marsella está inspirada en el plan maestro urbano Ville Radieuse o Ciudad Radiante, presentado en 1924 por Le Corbusier, el cual nunca se construyó. El proyecto planteaba una ciudad geométricamente perfecta diseñada para aumentar la capacidad de las zonas urbanas, volverlas más eficientes y mejorar el ambiente urbano con áreas verdes amplias.

La misma penuria de vivienda en Marsella que provocó el nacimiento de su obra puede ahora acabar con su consideración como patrimonio de la humanidad.

Lee también: Las obras de Le Corbusier que ya son Patrimonio Mundial

Densificar por encima del patrimonio mundial

El ayuntamiento de Marsella ha lanzado un plan para densificar la segunda ciudad más grande de Francia, que en el entorno de la obra del arquitecto suizo, se traduce en la construcción de un millar de viviendas, incluidas tres torres de 54 metros de altura, la misma que la Ciudad Radiante.

La Unesco considera que, por un lado, el proyecto presentado entorpece la vista del edificio creado por Le Corbusier y, por otro, bloquea las panorámicas del mar y de la ciudad que había previsto el arquitecto.

Gandini recuerda que ambos factores fueron clave para inscribir la obra en la lista del patrimonio y añade que la alcaldía local "ha olvidado todos los servicios urbanos paralelos necesarios a una mayor densidad de población, como aparcamientos o espacios verdes".

Te puede interesar además: Las obras de la Sagrada Familia han sido ilegales durante 134 año s

Junto a otros habitantes del edificio, Bernard Soumiru pelea para que el municipio dé marcha atrás y "preserve el entorno" del complejo.

Capilla Notre Dame - Le Corbusier
La Capilla de Notre-Dame-du-Haut, Ronchamp, en Francia, es otra de las obras de Le Corbusier que forman parte del patrimonio mundial.

"No han tenido en cuenta nuestras reivindicaciones y ponen en peligro una obra fantástica", señala el propietario que compró su apartamento hace 38 años.

Soumiru reconoce que es "un privilegio" vivir en el complejo de Le Corbusier. "Tenemos vistas tanto al mar como a la montaña, todos los apartamentos son muy luminosos y la insonorización es casi absoluta. Tienes la sensación de vivir en una pequeña casa dentro de un edificio", afirma.

Del futuro de la obra de Marsella penden otras en Argentina, Alemania, Bélgica, Francia, Suiza, India y Japón.

El proyecto puede ser flexible

El ayuntamiento de Marsella trata de quitar hierro al asunto. Explica que los terrenos anexos a la llamada Ciudad Radiante son privados, pertenecen a grandes constructoras que quieren levantar proyectos ambiciosos.

Pero un portavoz asegura que harán todo lo posible para que no afecte a la inscripción de la obra de Le Corbusier en la lista de la Unesco.

En ese sentido, recuerdan que el proyecto inicial preveía 2,000 viviendas y que la intervención municipal lo ha limitado a un millar.

Cabaña - Le Corbusier
La Cabaña de Le Corbusier, Roquebrune-Cap-Martin, Francia, es parte de las 17 obras de Le Corbusier consideradas patrimonio de la humanidad.

En cuanto a las tres torretas, el portavoz señala que se tratan de una simulación que no tiene por qué figurar en el proyecto definitivo.

"Si nos presentan un proyecto que perjudique a la obra de Le Corbusier no lo autorizaríamos", señala.

"Buenas palabras pero huecas", responde Soumiru, que asegura que estarán muy pendientes de los próximos movimientos.

Desde la Fundación Le Courbusier aseguran que no basta con limitar el número de viviendas adyacentes para convencer a la Unesco.

El municipio no ha abordado las obras necesarias para acoger a los turistas, ni ha afrontado el problema de aparcamiento que hay en el parque, también diseñado por Le Corbusier, inservible para los viandantes por la gran cantidad de coches que acoge.

Con información de EFE

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad