resulta
Imagen

ICA, Carso y GIA, en riesgo por la consulta pública del NAIM

A un mes de la consulta pública del Nuevo Aeropuerto, algunas constructoras podrían quedar en medio de la nada si la ciudadanía considera que la obra debe suspenderse.

naim GA
FOTOGRAFÍA aeropuerto.gob.mx

Viernes, 28 de septiembre de 2018 a las 12:02
POR Ana Valle

CIUDAD DE MÉXICO — A un mes de que se lance la consulta ciudadana sobre la continuación o no de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), grandes empresas constructoras mexicanas y algunas medianas corren riesgo de quedar en medio de la nada, si la ciudadanía considera que la obra debe suspenderse.

Hasta el momento, Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, órgano a cargo de la concesión y construcción del NAIM ha licitado contratos de obra pública por alrededor de 132,300 millones de pesos (mdp), incluyendo los más importantes como son las dos primeras pistas, la terminal de pasajeros, la torre de control y el centro intermodal del complejo, además del diseño arquitectónico y obras preliminares.

Los contratos los tienen compañías de los empresarios más importantes del país, como Carlos Slim (CICSA), Carlos Hank Rhon (Hermes), Olegario Vázquez (Prodemex), Bernardo Quintana (ICA) y Héctor Ovalle (Coconal), entre otros. El proyecto ha ayudado a que firmas como ICA resurgiera en medio de un proceso de reestructura financiera, mientras que dio a Coconal los mayores contratos en su historia.

Leer: El CEESP se dice preocupado sobre el análisis del NAIM

¿Qué dicen estos empresarios? Para el presidente de ICA, Bernardo Quintana, cancelar el aeropuerto sería un 'error histórico'; mientras que Carlos Slim ha llamado a optar por materiales nacionales e incluso concesionar el proyecto para que siga su curso.

Estas son las empresas que están en la cuerda floja de cara a la consulta del próximo 28 de octubre:

Carso Infraestructura

La división de construcción de Carlos Slim conformó un consorcio con empresas mexicanas como ICA, Prodemex y GIA, entre otros para participar en varias de las licitaciones del aeropuerto.

El consorcio ganó el mayor proyecto del aeropuerto por monto de inversión, la terminal de pasajeros, cuyo contrato asciende a 84,828 millones de pesos, de los cuales, el consorcio ha obtenido pagos por 5,624 millones. La obra tiene un avance físico de 3.87% a junio de 2018.

ICA

La empresa de la familia Quintana entró en problemas financieros debido a un elevado endeudamiento. Bajo la dirección de Guadalupe Phillips, la empresa entró en concurso mercantil en septiembre de 2017, proceso que concluyó en marzo de este año.

Más información: El terreno del NAIM es más vulnerable por las obras, dicen geólogos

En medio de ese proceso, ICA siguió obteniendo contratos de obra pública, en particular en dicho proyecto. Además del edificio terminal, la empresa obtuvo otros cuatro contratos, entre ellos, la losa de cimentación de la terminal, una pista y el edificio satélite de la terminal. Las obras en las que participa ICA tienen un valor de alrededor de 26,000 millones de pesos, sin considerar el edificio terminal.

Coconal

La firma que preside Héctor Ovalle, ingeniero que dejó hace varias décadas ICA, ha sido una participante frecuente en las licitaciones del aeropuerto. Desde las obras iniciales, la empresa ganó obras estratégicas como la nivelación y limpieza del terreno; y ahora construye la pista 2 del aeropuerto. En conjunto, ambos contratos tienen un valor de 9,900 millones de pesos. El proyecto de la pista dos tiene un avance físico de 69% y financiero de 65 por ciento.

Prodemex

La empresa constructora del conglomerado Grupo Ángeles había estado dedicada a proyectos bajo esquemas de Asociación Público Privada (APP) como hospitales. Sin embargo, fue en este sexenio que saltó a proyectos de gran magnitud en consorcio con otros grandes empresarios. La firma participa en el consorcio que construye la terminal y la pista tres.

Te interesa: El NAIM es un ecocidio, pero Santa Lucía es una incógnita ambiental

GIA

La empresa de Hipólito de Gerard es otra que se encuentra dentro del consorcio que construye la terminal y la pista tres. Hasta antes de participar en el aeropuerto, la firma también estaba enfocada en proyectos bajo esquemas de APP como hospitales, al igual que en la renta de maquinaria para construcción.

Uno de los consorcios en el que participó para construir obra pública este sexenio, de la mano de Prodemex, otras mexicanas y liderado por una empresa china, fue para participar en el tren México-Querétaro. El proyecto fue cancelado a los pocos meses de haberse licitado.

Aldesa

La filial de la empresa española ganó el contrato para construir la torre de control del aeropuerto al poco tiempo de que una de sus obras, el Paso Exprés de Cuernavaca, sufriera un socavón que provocó la muerte de dos personas.

Leer: El Aeropuerto de Santa Lucía se saturará en 5 años, critican pilotos

El contrato en el NAIM tiene un valor de 1,242 millones de pesos y la empresa tiene un avance físico de 25.7% en la obra, mientras que los recursos que le han sido otorgados suman el 18.3% del total.

Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar