Publicidad
Publicidad

Río Arronte premia a sistemas que mejoran el sistema de cobro de agua

El director de Conagua advirtió que es clave el desarrollo de infraestructura de riego, ya que la agricultura acapara 70% del consumo del agua.
agua
agua - (Foto: Cuartoscuro)

La mitad del agua que se extrae no llega a su destino, según estimaciones de la Fundación Río Arronte, que calcula la diferencia entre el agua que se obtiene de los acuíferos y la que finalmente llega a cobrarse.

Por eso, la Fundación premió a los organismos operadores y los distritos de riego que mejoraron sus sistemas de cobro-pago.

"Para poder mejorar no se necesitan de grandes tecnologías ni de gran innovación; se necesita orden administrativo y de la voluntad política para hacerlo", explicó Jesús Reyes Heroles, presidente de la Fundación.

"Los operadores necesitan invertir en medición; tener los sistemas para poder llevar el registro electrónico y la contabilidad del suministro de agua y, sobre todo, tener la voluntad para hacerlo y que no los paren. El reconocimiento ha hecho una pequeña contribución en ese sentido", añade Reyes, quien señaló además que es clave mejorar la infraestructura de riego, ya que la agricultura consume 70% del agua.

Según los cálculos de la Fundación Río Arronte, 20% de las hectáreas de cultivo en el país emplean una agricultura de riego. En ellos, los sistemas de abastecimiento de agua para riego triplican la productividad y multiplican por siete el valor monetario de la producción.

Lee también: Sheinbaum planea aumentar recursos para modernizar red hidráulica

Publicidad

"Cada peso en subsidios en el campo viene acompañado de un peso que ponen los agricultores; ellos ponen lo mismo que el gobierno para desarrollar la infraestructura y hacerse más eficientes", advirtió Roberto Ramírez, director de Conagua.

"Tenemos operadores de agua muy eficientes, pero ahora el tema es cómo los fortalecemos, no solo financieramente, también técnicamente".

Retos de infraestructura

Para la Fundación, el siguiente reto es cómo rehabilitar los acuíferos de la Ciudad de México para evitar que se siga hundiendo la urbe y afecte más a los servicios de suministro de agua.

José Sarukhán, miembro del comité de la Fundación, advirtió que el hundimiento "no solo tiene efectos en la infraestructura, sino que afecta a la ciudad como un espacio habitable". Para el biólogo, revertir la situación es muy difícil, pero aspira a que se pueda "al menos" frenar el hundimiento y fomentar la recuperación del acuífero.

"Estamos haciendo las cosas al revés y cada año que pasa es peor".

Más información: Sacmex: La infraestructura hídrica de la CDMX requiere 270,000 mdp

El hundimiento es corresponsable del deterioro de la red de suministro y de las fugas de agua en la ciudad, que rondan el 40%, según la Fundación. "El mal manejo financiero del sistema; está colapsándose porque no le han invertido el dinero para darle el mantenimiento y que funcione bien; es como Pemex", añade Reyes.

Para César Herrera, miembro de la Fundación, uno de los primeros pasos sería remplazar las tuberías rígidas por otras más flexibles que se adapten al hundimiento.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad