Publicidad
Publicidad

Instalan una 'segunda piel' a edificios para brindar iluminación

Celosías de vidrio y acero entretejidas en las fachadas de dos inmuebles ofrecen ganancia lumínica y comodidad al mismo tiempo.
Segunda piel_01
Segunda piel_01 - (Foto: Cortesía Image Web)

Nota del editor: Esta nota se publicó originalmente en la  edición 530 de la revista Obras , 'Programa Nacional de Infraestructura: camino incierto', correspondiente a febrero de 2017. 

(CIUDAD DE MÉXICO) – Como si de un telar artesanal se tratara, la fachada de la agencia inmobiliaria Société Privée de Gérance (SPG), en Ginebra, Suiza, está compuesta por una serie de celosías de vidrio microperforado por donde cruzan la luz y el aire para ofrecer iluminación natural y mantener una temperatura adecuada en el interior.

"Tejer es el primer paso en la composición... El tejido es un ritmo de signos, una abstracción de significados, formas y sombras", explica en un comunicado el arquitecto Giovanni Vaccarini, responsable de la intervención al inmueble que concluyó en agosto de 2016.

Lee: Un nuevo rostro iluminado para edificios históricos

Las 'aletas de vidrio' que integran la celosía están adosadas a la estructura de acero y a una triple capa de vidrio a distancias asimétricas, diseñadas por el proveedor alemán Stahlbau Pichler, para generar una doble envolvente que, además de aportar ventilación natural y perimetral al inmueble, provee buena iluminación interior, aislamiento acústico y térmico, interacción con el entorno y protección solar.

Aunque "si está mal diseñada la doble fachada puede bloquear la vista en el interior del edificio", advierte el arquitecto urbanista Antonio Toca Fernández.

Publicidad

Muro cortina. El aislamiento térmico y acústico, una de las principales ventajas de la nueva 'casa' de SPG, en Ginebra. FOTO: Cortesía Image Web

Además, si no se protege la fachada, los costos de mantenimiento —por el aire acondicionado— son mayores, agrega Toca Fernández.

Los motivos para que ocurran errores "van desde la ineptitud técnica hasta la economía o la política. Aunque si se tiene una visión a largo plazo, los ahorros pueden ser muy importantes", puntualiza Guillermo Buchan, líder del equipo que desarrolló el Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala.

Lee: México requiere una norma para fachadas, advierte despachos

El inmueble del tribunal fue inaugurado en diciembre de 2016 y posee una fachada de dos capas; la interior, que garantiza un cierre hermético pero que permite el intercambio con el paisaje de afuera, y la exterior, que administra la incidencia de luz solar, ya que la orientación del edificio no era favorable.

Así, se diseñó una celosía de acero formada por nueve módulos de 1.22 m con diferentes profundidades e inclinaciones de los alerones, orientados al norte y sur casi a 45 grados debido a la posición del edificio.

Lee: Luminarias conectadas a la red

"La celosía busca generar una microorientación en cada uno de sus segmentos, buscando no perder la riqueza visual y tener la mejor ganancia lumínica y protección de los rayos solares", explica Buchan. 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad