Publicidad
Publicidad

Una norma mexicana prosustentabilidad poco conocida

OPINIÓN: La NMX-AA-164-SCFI-2013, en comparación con otras certificaciones internacionales, incluye el concepto de confort, que es indispensable para la habitabilidad de una edificación.
Sustentabilidad
Sustentabilidad - (Foto: Tomada de planetaazul.com.mx)

La NMX-AA-164-SCFI-2013 es una norma mexicana de aplicación nacional voluntaria que especifica los criterios y requerimientos ambientales mínimos de una edificación sustentable.

Tiene la finalidad de contribuir en la mitigación del impacto ambiental y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, sin descuidar los aspectos socioeconómicos que aseguran su viabilidad e integridad al entorno urbano y natural; lo que significa que se busca una congruencia con el estilo de vida y el regionalismo de México.

La NMX-AA-164-SCFI-2013, en comparación con otras certificaciones internacionales, incluye el concepto de confort, que es indispensable para la habitabilidad de una edificación.

Nota:  11 normas y certificaciones de edificación sustentable en México

La mayoría de las veces, los puntos a evaluar contemplan la eficiencia energética y de los recursos, la reducción de emisiones de gases efecto invernadero y la accesibilidad, y se olvida al usuario final, quien en el mejor de los casos, debe sentirse en un estado óptimo de confort térmico, lumínico y acústico, que a su vez, repercutirá en el bajo consumo y en una menor huella de carbono del edificio durante su uso de vida.

Si bien la norma da más posibilidades a los edificios nuevos que a los ya existentes, éstos no se excluyen, pues la idea es contribuir en la mejora de cualquier inmueble.

Publicidad

Vale la pena revisar la NMX completa y comenzar a aplicar los criterios que señala, pues una vez más, está pensada para nuestro país en específico y han colaborado en su desarrollo varias dependencias, organizaciones y empresas reconocidas, como la Ibero, el Tec de Monterrey, la UNAM, el IMEI, EUCOMEX, SEDUVI y el Gobierno del Distrito Federal, entre otras.

A pesar de que LEED y BREAM tienen muchísimo renombre a nivel mundial y sus certificaciones son de gran valor, no todo se limita a ellas. El verdadero reto está en hacer construcciones o intervenciones significativas que tengan un impacto medioambiental positivo, y más allá del título, esta norma ofrece bases y guías para bien lograr un edificio de calidad.

Fuente:  http://biblioteca.semarnat.gob.mx/janium/Documentos/Ciga/agenda/DOFsr/DO3156.pdf

___________________

* Directora de Proyectotal (proyectotal.com) y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad