Publicidad
Publicidad

Tecnología 3D y su evolución, en busca de la eliminación del error

Las herramientas tecnológicas y su desarrollo más complejo, el BIM, aspiran a lograr lo imposible: el fin de las erratas en todo el proceso arquitectónico.
Modelaci�n 3D
Modelaci�n 3D - (Foto: Tomada de XCAD.WORDPRESS.COM)

Hasta hace poco, el restirador era el elemento con el que se asociaba a la arquitectura, y los profesionales de esa disciplina aspiraban a contar con un sistema de escuadras mecanizadas. Pero esos utensilios poco a poco fueron quedando en desuso, a raíz del manejo digital con software 3D.

Hoy, el reto para los arquitectos mexicanos es ineludible si se quiere estar a la vanguardia y enfrentar a la competencia: avanzar hacia el uso de tecnología Building Information Modeling (BIM).

“La ambición actual es una computadora con procesador de gran capacidad y un supermonitor, de alrededor de 40 pulgadas, que permita ver los planos completos y, si hay una impresora tridimensional, mejor”, asegura Héctor López Aguado, coordinador del Centro de Investigación y Diseño Industrial, de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Y es que más allá de la digitalización, con el 3D se logran detectar en forma rápida errores conceptuales en el proyecto; y al mandarlo imprimir, el programa marca las fallas e incluso refleja lo que no estaba elaborado correctamente. “No sólo se visualiza el espacio a nivel maqueta, sino que marca los puntos en donde se ubican los errores en la planeación o el planteamiento del proyecto. Eso es lo maravilloso”, comenta el académico.

Tomada de XCAD.WORDPRESS.COM

Publicidad

Carlos García, del despacho Ramírez Vázquez, considera que el 3D es muy útil para elaborar maquetas, modelos y otras tareas complejas en arquitectura, pero el costo resulta muy elevado todavía, por las licencias originales.

“El uso del 3D abre mucho el espectro en las capacidades del diseño, porque da la posibilidad de manejar geometrías complejas y llevarlas a la realidad. Eso suena como muy mágico, pues casi de la nada se logran maquetas”, asienta.

Entre las ventajas, destaca la facilidad para hacer un estudio volumétrico, de geometría, y hasta un estudio de proporciones que incluso permite simular lo que puede pasar estructuralmente cuando ocurre un sismo, en un túnel de viento. Además resulta muy útil a la hora de cuantificar el material de obra que se usará, así se previenen desperdicios. El arquitecto Carlos García menciona que en el despacho Ramírez Vázquez la tolerancia de desperdicio no rebasa ni 5%. “Es como una regla de oro”.

¿La era del 4D ha comenzado?
Las nuevas tecnologías avanzan a gran velocidad, y en la arquitectura no hay excepción. Al menos hace una década surgió el BIM, una nueva herramienta que ha permeado en Europa, y en México apenas inició su camino.  

Marco Vidali Castillo, gerente senior en Ingenieros Civiles Asociados (ICA), explica que BIM “no es sólo tres dimensiones; va más allá, pues integra factores como tiempo, costo, operación, sustentabilidad, mantenimiento, entre otras. Para nosotros (ICA) son modelos mucho más que 3D, por toda esa información que detenta”.

BIM, dice, permite cuantificar, hacer una simulación del procedimiento constructivo; es algo más de lo que se hace en 3D. “En BIM se mueven muros de concreto con peso, con tablas. Es como construir un proyecto virtual, antes que se construya en la realidad”.

Publicidad

Reconoce que no existe un consenso de lo que sería el 4D, pues para algunos tiene que ver con el tiempo de la construcción, y para otros con el costo, la sustentabilidad o el mantenimiento; pero hasta ahora nadie se ha sentado a discutir al respecto. Así que por ahora es más que 3D, por toda la información que involucra.

Tomada de XCAD.WORDPRESS.COM

Desde hace cuatro años los proyectos arquitectónicos de ICA se basan en el modelo BIM, y el objetivo es aplicarlo en todas las áreas que involucra la infraestructura. “Lo ideal es entrar desde el principio”, sentar a la mesa a todos los subcontratistas (diseñadores, constructores, el mismo dueño), pues se ha demostrado que la oportunidad de hacer un cambio es muy alta y el costo muy bajo.

La meta, insiste, es llevar el modelo a todas las etapas del proyecto: la planeación, el diseño, la elaboración de documentos para construcción, la construcción misma, la administración del modelo, que ICA ya hace. “Nuestra aportación más importante al modelo es en la etapa de detección de interferencias y en la parte administrativa”.

Publicidad

Tomada de XCAD.WORDPRESS.COM

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad