Publicidad
Publicidad

Los tres elementos que mejorarán el confort interior

Opinión: Es importante regular la temperatura al interior de un edificio, pues tiene repercusiones con la salud y el bienestar en general.
Punto de Fuga chimenea
Punto de Fuga chimenea - (Foto: Getty Images)

Mediante el uso de algunas medidas de eficiencia energética de bajo costo, se pueden reducir los costos de energía entre 10% y 50%. Además, más allá de ser una comodidad, la temperatura al interior de un edificio tiene repercusiones con la salud y el bienestar en general.

Cuando hablamos del confort térmico al interior de un edificio generalmente se piensa que la manera de lograrlo es con sistemas de aire acondicionado (HVAC, vigas frías y portátiles, entre otros) y/o calefacción con chimeneas eléctricas o pisos radiantes (un sistema de piso flotado bajo el cual corren unas delgadas mangueras con agua a más de 50 °C que transmiten el calor a la superficie del piso).

Pero en esta ocasión vamos a dar soluciones para ambientes sin climatización artificial, pues son opciones más sencillas, prácticas, económicas y bastante efectivas.

El disconfort térmico se introduce por tres vías básicamente: ventanas, techos y suelo.

Para las ventanas sugiero simplemente colocar una película aislante de 4 a 12 milesimas de grosor para que sea realmente efectiva, que cuente además con protección UV. O bien, colocar una persiana celular de panal de abeja; este tipo de persianas, gracias a su compleja geometría y a sus capas componentes, brindan aislamiento térmico significativo, lo que las hace energéticamente eficientes.

Publicidad

                                                                                               Tomado de comfortex.com

En el segundo caso, sabemos que a través del piso se transmite especialmente el frío; es por eso que tan comúnmente vemos alfombras en las habitaciones de las viviendas.

La opción que yo recomiendo, que es mucho más funcional e higiénica que las alfombras, es el piso de corcho, cuyos precios son muy similares al del parquet pero con la ventaja del nulo mantenimiento, mientras que ofrecen la misma sensación térmica, dadas sus fibras naturales.

                                                                                      Tomado de budnik.cl

Por último, los techos. El clima se transfiere en muy alto porcentaje a través del techo. Mucho depende del material del que esté fabricado, pues será peor un techo de lámina que uno de poliuretano y concreto, pero aún así, siempre hay algo que se puede hacer.

Publicidad

La mejor solución, que además de mejorar el confort térmico interior, tiene un sinfín de bondades a nivel ecológico, es un roof garden. A pesar de lo que se pueda pensar, una azotea verde reduce la transmisión de frío o calor del exterior al interior y reduce los riesgos de humedad. Ahora, si esta alternativa resulta muy aventurera de inicio, recomiendo simplemente cambiar el color del impermeabilizante, de rojo (el más común en México), negro o gris, a blanco. El color de las superficies exteriores es de suma importancia en el desempeño térmico de los techos. El color blanco reduce de forma importante el índice de disconfort, mientras que los más oscuros, lo acrecientan.

                                                                             Tomado de assets.inhabitat.com

Estas medidas sugeridas, aplican para edificaciones ya construidas. Como bien sabemos, hay mucho por hacer a nivel proyecto, desde que se concibe el diseño. Un proyecto verdaderamente sustentable toma en cuenta factores bioclimáticos, empezando por la orientación. Pero aunque lo más grande ya esté hecho, unas simples adecuaciones pueden hacer un mar de diferencia.

____________________

Publicidad

* Directora de Proyectotal ( proyectotal.com ) y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey 

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad