Publicidad
Publicidad

Los grandes pasos de la regulación para prevenir incendios

OPINIÓN: Parece que los avances normativos de protección contra incendios tomaron una ruta rápida en México. Quizás sea tiempo de unificar criterios.
Incendio
Incendio - (Foto: Getty Images)

El difícil camino de la regulación en materia de prevención de incendios en México ha avanzado a grandes pasos en los últimos años. Aún cuando tardó una década la expedición de la NOM-002-STPS-2010 "Condiciones de seguridad – Prevención, protección y combate de incendios en los centros de trabajo" que remplaza la versión 2000 de la misma, el avance es evidente. Los procedimientos para la evaluación de la conformidad y la inclusión de una nueva clasificación, fuego clase K que se presenta en instalaciones de cocina, son ejemplos, entre otros, de una preocupación del progreso en el desarrollo de estas regulaciones.

La NOM-002-STPS continúa dejando en manos de los usuarios, patrones y trabajadores la gran responsabilidad de participación activa en la capacitación, formación de brigadas, conocimiento de equipos de prevención, detección y combate de incendios en los centros de trabajo. Esta Norma establece lineamientos precisos para la evaluación de la conformidad, basadis en el 'Programa de Autogestión en Seguridad y Salud en el Trabajo' de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS); a partir del 1 de enero de 2014, los centros de trabajo de alto riesgo deben cumplir con un requisito de verificación del cumplimiento de la Norma expedidos por la STPS, una unidad verificadora o un programa de la autoridad local de protección civil.

Estos pasos aunados a las guías, manuales, y Normas específicas de materiales y equipos de prevención y combate de incendios emitidos por la federación o empresas como Petróleos Mexicanos (Pemex) en sus manuales de operación para franquicias, por citar un ejemplo; así como por las empresas que han tomado la tarea de crear cursos de capacitación para sus empleados en el uso de equipo de combate de incendios y el uso de extinguidores para las diferentes clases de fuegos, vienen a complementar las disposiciones del Reglamento de Construcciones del Distrito requeridas en su Capítulo IV, Sección Segunda de las Prevenciones Contra Incendio en esta encontrada red de caminos hacia la prevención de siniestros en la edificación.

Las Normas Técnicas Complementarias cubren los aspectos principales de prevenciones contra incendio mediante los siguientes lineamientos:

NOM-002-STPS "Condiciones de seguridad – Prevención, protección y combate de incendios en los centros de trabajo"

NOM-005-STPS "Condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas"

Publicidad

NOM-026-STPS "Colores y señales de seguridad e higiene, e identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías"

NOM-100-STPS "Seguridad - Extintores contra incendio a base de polvo químico seco con presión contenida - Especificaciones"

NOM-101-STPS "Seguridad - Extintores a base de espuma química"

NOM-102-STPS "Seguridad - Extintores contra incendio a base de bióxido de carbono-Parte 1: recipientes"

NOM-103-STPS “Seguridad - Extintores contra incendio a base de agua con presión contenida”

NOM-104-STPS "Seguridad- Extintores contra incendio a base de polvo químico seco tipo ABC, a base de fosfato mono amónico"

NOM-106-STPS "Seguridad - Agentes extinguidores - Polvo químico seco tipo BC, a base de bicarbonato de sodio"

 

Asimismo, en el Reglamento se define el grado de riesgo en las edificaciones no habitacionales,  se establecen los mínimos necesarios de resistencia al fuego de los elementos constructivos, y se hace referencia a la confinación del fuego, a las áreas de resguardo y a los dispositivos de prevención y combate de incendios.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer. Las experiencias de grandes siniestros que han arrasado ciudades enteras como San Francisco, California y Chicago, en los Estados Unidos, por mencionar los incendios históricamente más famosos, han dejado como legado una serie de regulaciones compiladas en Códigos de Protección contra Incendios y un gran número de normas que rigen las ciudades estadounidenses en nuestros días. Los Códigos modelo de protección contra incendios más usados en EEUU son los desarrollados por la National Fire Protection Association que representa a la industria de este sector, y el International Code Council, organismo desarrollador de códigos integrales y coordinados en todas las áreas de la edificación. Los modelos normativos producidos por ambos grupos (Normas NFPA 1, NFPA 101 y el Código de Protección contra Incendios [IFC] respectivamente) abarcan todos los aspectos de la prevención de incendios y la administración de las regulaciones en la edificación y son usados exhaustivamente en todas las jurisdicciones de los Estados Unidos. Estos códigos dedican una gran parte a la regulación de medios de salida: las Normas de la NFPA son ampliamente conocidas y referenciadas en varios países, y el IFC es un código modelo listo para adopción y completamente coordinado con el Código de Edificación (IBC) que abarca los mismos puntos y hace referencia a las Normas aplicables vigentes.

Tomando en cuenta la experiencia en la edificación de los últimos 100 años en Estados Unidos, quizás la observación más evidente que podría hacerse a los loables esfuerzos realizados en México en prevención de incendios es la falta de regulación en medios de salida en edificaciones. La clasificación de las edificaciones por su uso y destino usadas en el IFC y NFPA 1 y NFPA 101 determinan las necesidades de herrajes de pánico en puertas de salida de emergencia, iluminación de pasillos, distancia de recorrido, escaleras, protección de recintos de escalera, número de salidas, luces de emergencia, entre otras, que en un momento de necesidad salvan vidas, lo cual finalmente es el objetivo principal de la prevención de siniestros.

Queda también por recorrer el aun más penoso camino de la vigilancia del cumplimiento, el cual en Estados Unidos queda a cargo de la autoridad competente: el jefe de bomberos de la jurisdicción, quien cuenta con la capacitación profesional y los poderes para vigilar desde el inicio de una construcción y en forma permanente el cumplimiento del código de prevención de incendios vigente en su estado o municipio.

Los avances normativos de protección contra incendios en México parecen ir tomando una ruta rápida y bien dirigida. Quizás sea tiempo de unificar criterios, compilar regulaciones existentes y adecuar nuevas regulaciones dentro de un código modelo que pueda facilitar la vigilancia del cumplimiento, crear nuevos mercados y abrir las posibilidades de profesionalización de quienes participan en esta industria.   

____________________

**Lic. Alberto Herrera es consultor independiente en códigos y normas, y miembro honorario de CASEDI, A.C.

* El ONNCCE es una sociedad civil reconocida a nivel nacional dedicada al desarrollo de las actividades de normalización y certificación, que tiene como propósito contribuir a la mejora de la calidad de los productos, procesos, servicios y sistemas.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad