Publicidad
Publicidad

Paulo Mendes da Rocha, 2006

BRASIL
Paulo Mendes da Rocha  A
Paulo Mendes da Rocha A - (Foto: Tomado de pritzkerprize.com)

Paulo Mendes da Rocha (Vitória, Espírito Santo, Brasil, 1928) nace cuando las películas habladas eran una novedad y el heroico Lindbergh acababa de unir por aire Nueva York y París sin escalas. Su padre fue un reputado ingeniero portuario de origen portugués y su madre era hija de inmigrantes italianos, por lo que el propio Paulo se ha dicho europeo.

Se recibió de la Universidad Presbiteriana Mckenzie, de São Paulo en 1954, una institución privada fundada por escoceses. Pertenece a la generación de arquitectos modernistas que encabezó João Batista Vilanova Artigas, un influyente proyectista y maestro que conformó la llamada "Escuela paulista" que distaba de la 'carioca', con base en Río de Janeiro.

Entre las influencias más fuertes en la carrera del joven Paulo Archias (sus dos nombres de pila), fueron fundamentales el arquitecto Christiano Stockler das Neves y el ingeniero Roberto Zúculo, quien le mostró las posibilidades de las estructuras pretensadas en los años 50, cuando aún estaban en desarrollo. Dando crédito a ellos dos, dice en una entrevista de 2011 para la revista Palimpsesto de Barcelona: "La inseparable concomitancia entre arte, ciencia y técnica la aprendí desde muy pronto".

A los 29 años concursa y es adjudicado con el proyecto para el Gimnasio del Club Atlético Paulistano, que se edifica con cuatro 'anclas', cables y una cubierta circular. Para 1958 era un total atrevimiento que le representó premios y trabajo. Hacia los años 60 y 70, varias obras habitacionales se destacan en su currículum, entre otras, sus Apartamentos Guaimbê (1962), su propia Casa PMR (1964-1967), el conjunto de viviendas Zezinho Magalhaes Prado (1967 con Vilanova y Penteado) y el célebre Pabellón de Brasil para la Expo '70, en Osaka, Japón.

Las décadas siguientes desarrolla proyectos urbanos, terminales de autobuses, escuelas, residencias y algunos edificios comerciales. Destacan en 1988, tres obras insignes: el Museo Brasileño de Escultura, São Paulo; la Capilla de San Pedro, Campos do Jordão, y la Residencia Antonio Gerassi Neto, de nuevo en la capital paulista.

Publicidad

Profesor destacado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de São Paulo, dejó un importante legado en su paso que abarca más de 20 años en dos periodos.

Su hijo, Pedro, graduado en 1987, es uno de los herederos de la famosa escuela paulista y lleva en sus genes la tarea de edificar. Pedro es cuarta generación en línea, ya que el abuelo paterno y el propio padre de Paulo fueron ingenieros —militar el primero y de puertos el segundo— sin olvidar al bisabuelo materno que también construía. Paulo y Pedro colaboran ahora mismo en el proyecto de ampliación y adecuación del Museo de las Minas y del Metal, en Belo Horizonte, que ocupará próximamente un edificio del siglo XIX.

Obras

-Chaise Lounge Paulistano, diseño de muebles, 1957

-Paulistano Athletic Club, Sao Paulo, Brasil, 1958 

Publicidad

-Capilla de San Pedro, Campos de Jordão, Sao Paulo, Brasil, 1987

-Tienda Forma, Sao Paulo, Brasil, 1987 

-Museo Brasileño de la Escultura, Sao Paulo, Brasil, 1988 

-Plaza Patriarca y Viaducto de Cha, Sao Paulo, Brasil, 1992

-Museo del Estado de Sao Paulo, Sao Paulo, Brasil, 1993

Publicidad

-Residencia para Mario Masetti, Cava Estate, Cabreuva, Sao Paulo, Brasil, 1995

(Por Alain Prieto Soldevilla)

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad