Publicidad
Publicidad

¿Seguirá imperando la corrupción en la obra pública?

Para combatir la corrupción en obra pública se debe tener claro que el bienestar social debe ser el eje rector fundamental de las políticas públicas, opina Francisco González.
Obra pública -  corrupción
Si se quiere en verdad eliminar la corrupción en la obra pública debe darse un cambio hacia una Nueva Gestión Pública, donde se asegure que el gobierno sea cercano a las necesidades del pueblo, señala Francisco González.

Nota del editor: Francisco González Ortega fue el creador de la Dirección General del Laboratorio de la Contraloría General del Gobierno de la Ciudad de México. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CIUDAD DE MÉXICO) — En el servicio público se entiende por corrupción al “uso ilegitimo del poder público para el beneficio privado”. En el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se establece que los recursos económicos que disponga el Gobierno deberán ejercerse con: eficacia, eficiencia, y honradez.

El ejercer un puesto sin tener los conocimientos necesarios y cumplir cabalmente con el perfil requerido también es obtener un beneficio privado y uso ilegitimo del poder, es corrupción.

OPINIÓN: El 19S destapó la corrupción inmobiliaria

¿Cómo pretende el nuevo gobierno acabar con la corrupción en la obra pública? No cuenta con verdaderos expertos con conocimientos profundos de ingeniería, expertos en: planeación, programación, presupuestación, análisis de costo beneficio, contratación, licitación, adjudicación, ejecución de obra, geotecnia, cálculo estructural, proyectos de infraestructura vial, etc.

Expertos en Auditoria de Obra, ¿con qué personal cuenta para realizar la labor de prevención de la corrupción en la ejecución de las obras, para cumplir no solo con las normas nacionales sino también internacionales en seguridad en protección de riesgos?

Publicidad

¿Cómo va a hacer para construir escuelas, universidades, hospitales de calidad mundial? El pueblo también tiene derecho a tener instalaciones de primer nivel, con edificios inteligentes, autosustentables con la mayor tecnología, a contar con hospitales de vanguardia como los que se tienen en cualquier país avanzado.

Lee: 10 escándalos en obras y construcción del sexenio de Peña

Un ejemplo es el tema del aeropuerto, todos se sienten especialistas en ingeniería y con derecho a opinar, a opinar de lo que no saben, ¿o acaso entienden de capacidades de carga, esfuerzos, deformaciones, análisis matemático, física aplicada? o ¿solo opinan porque alguien les dijo?

La ingeniería es una ciencia exacta, no se trata de "me parece", "siento" o "yo creo"; es decir, no son actos de fe, se trata de demostrar con cálculos, números, análisis, propiedades físicas y mecánicas de los elementos, software de simulación para ver el comportamiento virtual, y así analizar y disminuir todos los riesgos.

Riesgos tanto de seguridad como económicos y decidir por la que técnica y financieramente sea la mejor opción para el beneficio de la gente, de la sociedad en su conjunto, no solo de algunos, porque todos somos mexicanos, solo así se ejerce bien el recurso público.

Lee: Ellos son los servidores de la obra pública en el gobierno de AMLO

Desafortunadamente esto no lo ven o no lo quieren ver, estudiar, entender; con palabras es fácil, con hechos reales es más difícil, y menos si colocan a gente en altos puestos y estratégicos, que no sabe de administración pública y no cumple con las especialidades y los perfiles requeridos.

No se tiene una visión de cambio, de transformación, de romper paradigmas e intentar innovar, de cambiar la Ley de Obra Pública, para eliminar las excepciones a la Ley que solo causan mayor corrupción.

Para combatir la corrupción en obra pública se debe tener claro que el bienestar social debe ser el eje rector fundamental de las políticas públicas. Este se logra con la correcta fiscalización de los bienes y servicios de los entes públicos. En materia de obra pública, se debe fiscalizar la correcta aplicación de los recursos públicos, en cuanto a costo, tiempo y calidad; así como la seguridad estructural de las obras.

Lee: 5 armas contra la corrupción en la obra pública

El cumplimiento de la fiscalización en la revisión de la calidad de la infraestructura de las obras es muy importante en la prevención de actos de corrupción, pero sobre todo para garantizar la estabilidad de edificios, puentes, carreteras, escuelas y hospitales, ante la presencia de fenómenos naturales, recurrentes en nuestro país. Así como la presencia de socavones, derrumbes, deslaves, y deficiencias de consideración, por falta de procedimientos adecuados de control de calidad durante los procesos constructivos de las obras.

Fortalecer a las instituciones de fiscalización con equipo y con personal altamente capacitado, y certificado, utilizando herramientas innovadoras con alta tecnología para el análisis de la calidad de todos los materiales y procedimientos que se usan en la obra pública, es de suma importancia para inhibir la corrupción incrustada en la realización de la obra pública, considerando la cuantiosa inversión que realiza el Estado Mexicano en la construcción de infraestructura.

Es necesario que como sociedad exijamos al nuevo gobierno, que se cumpla con los altos estándares de calidad nacional e internacional que rigen en materia de obra pública, siendo garantes de la seguridad y calidad, verificando el cumplimiento correcto del ejercicio de gasto y con todos los requisitos establecidos, y así poder dar cabal cumplimiento a los lineamientos de transparencia y calidad alineados con los principios de economía, eficiencia, eficacia y honradez, establecidos en el artículo 134 de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Lee: Falta de competencia, el factor común en obras bandera

Si se quiere en verdad eliminar la corrupción en la obra pública debe darse un cambio hacia una Nueva Gestión Pública, donde se asegure que el gobierno sea cercano a las necesidades del pueblo, estableciendo una desburocratización, simplificación administrativa, reducción de normas, reducción legislativa y establecer fundamentalmente un sistema de competencias profesionales moderno actual innovador, con una visión progresista, que sea un orgullo pertenecer al servicio público y acrecentar nuestra vocación de servicio. Con esto podremos lograr la excelencia de los organismos públicos, generando el bienestar y por ende el bien común.

En esta nueva Gestión Pública se deberán implementar acciones que generen cambio y valor agregado en beneficio de la sociedad en su conjunto, que se reflejen en hechos de mejores servicios que presten las Secretarías de Estado, impulsando proyectos de:

· Salud;
· Infraestructura Urbana;
· Educación;
· Vivienda;
· Alimentación;
· Seguridad Pública;
· Red ferroviaria de alta velocidad;
· Modernización de red Aeroportuaria;
· Agua;
· Basura;
· Transporte público;
· Ciudades autosustentables, ecológicas, amables con el medio ambiente;
· Espacios para la convivencia;
· Atención al campo;
· Turismo; y
· Fiscalización.

Lee: 5 armas contra la corrupción en la obra pública

Para combatir la corrupción en obra pública, tenemos que hacer un diagnóstico de cómo estamos llevando a cabo la ejecución de la infraestructura en nuestro país y cómo debemos mejorarla, con el estricto propósito de fortalecer las instituciones que se relacionan con la obra pública.

Partir del principio “los hombres pueden cambiar, pero las instituciones continúan”. Para fortalecerlas es necesario tomar acciones considerando principios que cumplan con el estado de derecho, interés público, honestidad, justicia, igualdad, legalidad, legitimidad, implementando procesos, comprometidos con la innovación, creatividad, modernidad, tecnología, conocimiento, investigación e implementación de energías limpias, saludables, así como personal capacitado con valor y valores, dando primordial importancia a la eficacia, la eficiencia pero sobre todo a la honradez.

En la Nueva Gestión Pública es evidente que tiene que cambiarse la mentalidad que tiene el actual nuevo gobierno que no piensan en los gobernados, en solucionar los problemas existentes, problemas que afectan nuestras vidas, porque no pensamos en el otro, solo pensamos en nosotros mismos, así son los que nos gobiernan, piensan en quién los puso, a quien le deben el puesto, en el beneficio de amigos, de partido o de grupo.

Lee: 4 voces contra la corrupción en la obra pública

Crean monopolios sirviéndose de los recursos públicos para hacer negocio, para favorecer a los nuevos detentores del poder y la verdad, no aceptan errores evidentes y defienden lo indefendible con argumentos absurdos, (¿en verdad los aviones se repelen?)

Solo cambiaron las empresas, porque la corrupción seguirá siendo la misma, el pueblo y la sociedad y nosotros ¿cuándo veremos un cambio para tener una mejor infraestructura?

Debemos exigir al nuevo gobierno la implementación de acciones encaminadas a una mejor administración de los recursos, estableciendo una Nueva Gestión Pública en la creación y fiscalización de la obra pública, que nos dé certeza, confianza, credibilidad en lo que se quiere realizar, con argumentos técnicos, financieros verdaderos, no con simulaciones.

OPINÓN: ¿Leyes de obras públicas o anticorrupción?

Es necesario conocernos y reconocernos como mexicanos, conocer nuestra sueños, nuestros ideales, lo que queremos para nosotros y para nuestros conciudadanos con los que compartimos este pedazo de suelo, de cielo, de patria; este país con una riqueza y belleza extraordinaria, dando a nuestras comunidades más humildes mejores escuelas, mejores hospitales mejor infraestructura.

Conocer a México no solo es caminarlo o transitarlo, es convivir con la gente humilde de las montañas, de los valles, de los desiertos, de la selva; es invertir para mejorar la situación de sus ríos, sus playas sus praderas, sus sierras, sus presas. Sobre todo es mejorar la condición de nuestra gente y así lograr la más hermosa labor de la verdadera ingeniería, la cual es el “bienestar de la ciudadanía, y por ende, el bienestar de la patria y el desarrollo de México".

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad