Publicidad
Publicidad

El diseño eterno del ceramista Felix Tissot llega el Museo Franz Mayer

La obra de Felix Tissot remite a los inicios de la cerámica de alta temperatura en México, al desarrollo de Taxco como centro cerámico y de diseño, y a la creación dirigida a un mercado turístico.
cerámica Tissot
La historia de Tissot, de origen francés, tiene un capítulo importante en México, específicamente en Taxco, Guerrero, donde realizó parte de su trabajo.

CIUDAD DE MÉXICO. La exposición Felix Tissot. Lo eterno y lo moderno abre sus puertas a partir del 13 de noviembre en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México con el objetivo de rescatar el trabajo y la trayectoria de uno de los ceramistas más importantes de los años 1960.

La historia de Tissot, de origen francés, tiene un capítulo importante en México, específicamente en Taxco, Guerrero, donde realizó parte de su trabajo.

Su obra remite a los inicios de la cerámica de alta temperatura en el país; al desarrollo de Taxco como centro cerámico y de diseño, y a la importancia del turismo a mediados del siglo XX como fenómeno social a partir del cual se generaron nuevos mercados y productos para extranjeros.

Tissot recorrió diversos estados de la República Mexicana en busca de referencias e inspiración. Se percató de la importancia de la artesanía tradicional y la cultura indígena, y a partir de las cuales ideó un nuevo estilo de producción.

También te puede interesar: La arquitecta feminista que fue la pionera del diseño tipo Ikea

cerámica tissot
Publicidad

Su obra entonces no solo reveló una postura personal, con un lenguaje propio, sino que entendió las necesidades del mercado turístico en esos años, al crear una línea específica para ese público.

El ceramista llevó sus piezas de cerámica blanca mate, sin cocer y muy frágiles, a los pueblos nahuas de Ameyaltepec, a las afueras de Chilpancingo, para que los artistas originarios las decoraran con sus escenas tradicionales.

Así nació la línea Fantasía, en la cual no hay objetos iguales ni repetición de patrones. Fue un éxito en las dos tiendas que Tissot tenía en Taxco a finales de los años 1970, así como en Acapulco y en la tienda departamental El Palacio de Hierro.

Lee además: Francisco Toledo, el maestro de la forma

cerámica Tissot

Tissot "destacó por ser de uno de los precursores de la cerámica de alta temperatura en el país, así por como por su sentido estético y la comprensión del contexto local y para asociarlo a su propuesta de diseño", menciona el comunicado de la exhibición que fue curada por Ana Elena Mallet, especialista en diseño moderno y contemporáneo, y colaboradora del Museo Franz Mayer.

La exhibición estará abierta hasta el 16 de febrero de 2020 y será acompañada por actividades complementaria como charlas con especialistas, visitas guiadas, talleres y la presentación de un libro sobre el artista.

cerámica Tissot

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad