Publicidad
Publicidad

'Yarn Bombing': el graffiti interior

Este estilo decorativo de carácter 'hippie-chic' no encuentra limitación alguna, incluso su temporalidad en cuestión de modas es bastante larga, pues más que un 'trend' se ha convertido en un estilo de vida.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

También conocido como graffiti knitting, yarn storming o urban knitting, el ‘Yarn Bombing’ se trata de un arte callejero parecido al del graffiti con el objeto de embellecer los espacios públicos utilizando un solo material: estambre o lana. 

Este estilo decorativo de carácter hippie-chic no encuentra limitación alguna, incluso su temporalidad en cuestión de modas es bastante larga, pues más que un trend se ha convertido en un estilo de vida, con la característica de realizar piezas únicas, irrepetibles y personalizadas.   

“Son del tipo de proyectos relevantes y determinantes que nos conectan con el presente. Es temporal y bello, así que está bien si no dura para siempre”, comentó Magda Sayeg, precursora del movimiento en Estados Unidos, en entrevista con Ointeriores. 

Sayeg es considerada la madre del 'Yarn Bombing', y su obra ha destacado en grandes espacios públicos como en el Standard Hotel, el festival South by Southwest, una exposición individual en el Museo de Exposiciones en Roma e incluso un camión tejido de colores exhibido en 2008 en la Plaza Luis Cabrera, en la colonia Roma de la Ciudad de México.

"En este mundo ya no usamos nuestras manos para nada, sólo para usar nuestros teléfonos, un control remoto o un automóvil, desperdiciando nuestro potencial para hacer ropa, comida, etc. Entonces, al realizar una pieza de este tipo, necesitas hacerlo con el corazón, de lo contrario estarás creando contaminación visual para el mundo", agrega Sayeg. 

Sus proyectos más recientes incluyen una instalación que cubre la red de conductos de la sede Etsy.com en Brooklyn y otra más en el puente de Williamsburg, del Departamento de Transporte de Nueva York.

Publicidad

 


Lleva el movimiento al interior

Aunque la tendencia se lleva esencialmente en las calles, también puede servir para decorar los interiores.

Para realizar una instalación en el interior es necesario aprender la técnica de tejido del 'crochet' o 'en agujas'.

Publicidad

"En una clase de tres horas puedes aprender lo básico para hacer un modelo sencillo y puedes enriquecerlo como quieras", dijo Mónica Serrano, a cargo de la tienda Entretejiendo, ubicado en Saltillo no. 128 en la colonia Condesa.

Esta técnica es una solución flexible en cuanto a tiempo y costos, ya que podrías tardar desde dos días hasta un mes en la elaboración de una silla y la inversión podría ir desde 500 hasta 5,000 pesos, dependiendo la calidad del hilo, agrega Serrano. 

"En realidad lo maravilloso es que puedes cubrir todo lo que se te ocurra: sillones, mesas, escritorios, tazas, vasos, macetas... hacer portavasos, bolsas, estuches para compus, Ipads, celulares, tortilleros, alhajeros, calcetines, mochilas, chales, puffss, muñecos, cortinas... lo que quieras"; dijo Miriam Mabel Martínez, precursora del 'Yarn Bombing' mexicano a Ointeriores.

¿Y los materiales?

En cuanto a los materiales, México es un buen productor de algodón de buena calidad. Tal es el caso de la empresa Omega y uno de sus mejores productos es el hilo 'sinfonía'. También existen lanas naturales procedentes de productores de Tequisquiapan, cuyo costo es más barato.

"Nosotros usamos lanas naturales nacionales por dos razones: ayudamos a que estos pequeños productores continúen su tradición y son más baratas, paradójicamente, que las lanas comercializadas. Además, son lanas no tratadas y para tapetes (también para interiores) son mejores", agrega Mabel Martínez.

Publicidad

El resto de los materiales con esta calidad son importados, como el algodón egipcio y el algodón 'pima' inglés o peruano, así como la lana de merino francés.

Tomado de magdasayeg.com

¿Cómo puedo lavarlo? 

"Una pieza elaborada con este material puede tener una durabilidad de hasta 20 años si le das un buen mantenimiento: lavarla a mano con agua y jabón, lavarla en seco o lavarla con espuma 'carbona' mezclada con detergente y agua", puntualizó Mónica Serrano, de la tienda Entretejiendo, que además de vender estambres nacionales e importados, también da clases de crochet y dos agujas.

Entretejiendo ha intervenido en la elaboración de instalaciones públicas como una serie de árboles frente a su propia tienda y en el café “El Chiquitito”, ubicada entre Nuevo León y Saltillo, también ubicado en la Colonia Condesa.

Publicidad

 

 


Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad