Publicidad
Publicidad

Grandes arquitectos exhiben sus casas en Salón del Diseño de Milán

'Si yo tuviera que describir mi apartamento en tres palabras serían árboles, árboles y nuevamente árboles', dijo sonriendo Shigeru Ban, premio Pritzker 2014.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

Los principales arquitectos del mundo, entre ellos el brasileño Marcio Kogan, mostraron algunas características de sus propios hogares esta semana en el Salón Internacional del Diseño en Milán, con rasgos inusitados como árboles interiores, paredes rojas y una biblioteca en forma de escalera.

Entre las celebridades se encontraban también el arquitecto estadounidense Daniel Libeskind, el italiano Massimiliano Fuksas y el japonés Shigeru Ban, que este año ganó el prestigioso Premio Pritzker , considerado como el "Premio Nobel de la arquitectura".

"Si yo tuviera que describir mi apartamento en tres palabras serían árboles, árboles y nuevamente árboles", dijo sonriendo Shigeru Ban al referirse a su casa en los suburbios de Tokio, durante el "Salone del Mobile" en la capital económica de Italia.

En lugar de cortar los árboles que ya se encontraban en el lugar, Ban los utilizó para crear "pozos" en el edificio", dijo.

Nota relacionada: Shigeru Ban, el arquitecto humanitario

Publicidad

La casa de Kogan, un "enamorado de la caótica San Paulo", como se definió, presentó el cinematográfico y amplio ventanal de su apartamento en el primer edificio que construyó al comenzar su brillante carrera.

"No podría vivir lejos de esta neurosis", confesó.

La curadora Francesca Molteni dijo que el objetivo del proyecto - llamado simplemente "¿Dónde viven los arquitectos?" - no estaba destinado a "espiar en sus cuartos" sino a comprender "lo que cada cultura quiere decir con la palabra "vivir".

"Para un arquitecto, cada casa es un mundo", afirmó.

Fuksas y su esposa Doriana, quien también es arquitecta, tienen un apartamento en la Place des Vosges en París, donde ella dice que encuentra inspiración porque "tiene una vista hacia los árboles, como una alfombra" que cambia con las estaciones.

Publicidad

Mario Bellini presentó un detalle de su casa: una gigantesca escalera-biblioteca de nueve metros de altura llena de libros para ahorrar espacio.

"Usted realmente está trepando sobre miles de libros y de discos. Usted se distrae, los saca, los abre. Además, todas mis fotos están allí", explicó.

"En cada oportunidad es como un paseo a través de mi historia y de lo que yo amo", agregó.

Libeskind, que está reconstruyendo el World Trade Center de Nueva York, afirmó que tiene una pared roja en cada cuarto de su apartamento, "como un símbolo de la conciencia y del dinamismo".

Diseñar una casa "no es solamente para la próxima revista de moda", sino que se refiere a la "sostenibilidad", dijo.

Publicidad

Sostiene que "la arquitectura no es una cuestión de moda, no es lo que vemos en las revistas, nosotros no somos héroes". "Hoy, todos pueden ser creativos, es la libertad la que crea la belleza", insistió.

Se esperan más de 300,000 visitantes de unos 160 países en el Salón Internacional del Diseño de Milán, en el norte de Italia, inaugurado el pasado martes, donde más de 1,400 profesionales expondrán sus muebles, rivalizando en calidad y excelencia.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad