Publicidad
Publicidad

Blanco y negro, un clásico para el diseño de interiores

OPINIÓN: Muchos diseñadores consideran que el blanco y negro está sobrevalorado, pero hay muestras muy atractivas de interiores 'anti color'.
Muro 3
Muro 3 - (Foto: Tomado de Tomado de davidthulstrup.com)

La combinación de blanco y negro siempre será un clásico. Por ejemplo, en la fotografía se relaciona al monocromatismo con el arte. Fuera de ser una "simple imagen", al usar blanco y negro se realzan aspectos importantes más allá del objeto y se hace especial énfasis en la luz, en los contrastes y en la composición.

Es muy interesante cuando todos estos conceptos de las artes visuales se traducen a la arquitectura (no a la decoración).

Si bien, el hecho de diseñar en blanco y negro no garantiza una obra de arte, ni un espacio elegante (adjetivo con el cual se suele relacionar esta sencilla combinación), sí es posible lograr un resultado muy interesante que denote una intención estética.

Muchos diseñadores consideran que el blanco y negro está sobrevalorado, que formó parte de una época, pero que no es mejor ni peor que el uso del color. Incluso, hay para quienes simplemente se traduce como la falta de imaginación o timidez.

Sin embargo, hay muestras muy atractivas de interiores sin más, sublimes, que cromáticamente se reducen al uso de los 'anti colores'.

 

Publicidad

Tomado de davidthulstrup.com

La imagen anterior corresponde a la propuesta de un hotel-spa en el Kokkedal Castel, donde el estudio de David Thulstrup se enfocó en la experiencia vivencial del usuario.

La ausencia de color y la sobriedad de las geometrías, permiten que la persona centre su atención en el reflejo del agua en las superficies y los recorridos lineales enmarcados por la luz artificial.

Como parte del concepto, se utilizaron materiales naturales, de tal modo que a pesar de ser un ambiente interior y artificial, se mantiene la relación con el exterior, lo cual, según los arquitectos, garantiza un mayor confort.

Desde luego, al igual que en las artes plásticas, es recomendable mantener un equilibrio de blancos y negros. Más que tener una combinación, tenemos un monocromatismo con acentos por contraste.

Al diseñar en blanco y negro hay que tener en mente que el monocromatismo enfatiza el contenido formal (línea, textura, gama tonal), que es abstracto y tiene la capacidad de estilizar, mientras que el color en sí mismo es llamativo y decorativo, todo un tema de estudio aparte.

Publicidad

____________________ 

* Directora de Proyectotal ( proyectotal.com)  y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad