Publicidad
Publicidad

Paola Calzada y Karen Douek reinventan lo invisible

Dieron una nueva vocación al área de servicios de la gran mansión que alberga Design House. Estas zonas dejaron de ser oscuras y aisladas.
Design House 213
Design House 213 - (Foto: Erik Meza)

Usualmente al visitar una casa, las personas centran su atención en los espacios principales: el hall, el comedor, las habitaciones principales, pero una casa puede ser en sí misma una caja de sorpresas, como la Design House de Design Week México 2013 .

Dentro de la Design House hubo dos espacios que representaron un mismo reto: la necesidad de reinventarlos para que se hicieran visibles. Se trata de dos áreas que en la construcción original cumplían funciones de servicio (área de lavado, bodega, habitaciones de servicio, baños para el servicio). El reto para las diseñadoras Paola Calzada  y Karen Douek fue lograr que esas áreas se transformaran para integrar dos nuevos espacios con nuevos usos para los habitantes imaginarios de esta casa.

Paola Calzada y su equipo tuvieron a su cargo la transformación de las que fueran áreas de lavaderos y cuartos de servicio, para convertirlas en una veranda que incluye una galería de espejos, un vestíbulo y una terraza, todo inspirado en San Cristobal de las Casas.

"Lo divertido fue crear tres cambios en un espacio que además no existía formalmente en el diseño de la casa. Para mí el interiorismo es crear sensaciones y este espacio tiene tres condiciones diferentes que permiten un recorrido sensorial muy interesante para el que lo visita. Es como una procesión", explica la diseñadora.

Publicidad

Paola decidió llevar a la Design House una pequeña muestra de lo que ya es un hotel en proceso de construcción en esa ciudad Chiapaneca y que estará terminado en 2014. Todas las suites de ese nuevo proyecto, tendrán una terraza similar a la que Paola reprodujo en la Design House 2013.

"El hotel está en el centro de San Cristobal y tenemos un muro idéntico al que nos encontramos aquí pero allá el INAH no nos deja tocarlo. Por eso el diseño incluye una escalinata para que la gente pueda subir y desde allí ver el pueblo. También incluye estas macetas apiladas y perforadas que se convirtieron en chimeneas, porque allí hace mucho frío", narra.

La otra visión
Otra arquitecta que tuvo que crear de cero un espacio en la casa fue Karen Douek, quien tuvo la misión de transformar un pequeño entrepiso que originalmente cumplía funciones de bodega, para conseguir un innovador espacio creativo: el estudio de pintura.

Inspirada en un personaje imaginario, Karen diseñó un espacio donde la concentración y la privacidad fueran los protagonistas clave del proceso creativo del artista que lo habitaría.

Publicidad

Tras derribar dos muros y colocar plafones para incorporar iluminación arquitectónica fría, que se combina con lámparas de luz cálida, el resultado fue un espacio moderno, minimalista, con personalidad propia y con cierto aislamiento del resto de la casa.

Innovadoras y decididas, Paola y Karen decidieron —de manera independiente— que su trabajo en la Design House fuera una manera de revelar a los visitantes su propio concepto del diseño interior y una oportunidad para crear belleza y confort donde antes había olvido.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad