Publicidad
Publicidad

Los interioristas exploran el maridaje de la madera

Expertos de los despachos ROCOCO, Pirwi, Carpintería MX y Tuux comparten sus gustos y sus razones para seleccionar una madera.
Madera_3
Madera_3 - (Foto: Cortes�a Pirwi)

La madera es un material esencial en interiorismo que proviene de distintas especies forestales renovables. En el mundo, es apreciada por su calidad, su uso y la diversidad de especies, por lo que es inspiradora de diseño creativo absoluto. Se aplica a un gran número de elementos de interiores: vigas, viguetas, pisos, estructuras de paredes y escaleras, puertas o ventanas, molduras y, por supuesto, muebles.

Algunos despachos de diseño de interiores que han adoptado este material como columna vertebral de sus creaciones comparten con Ointeriores los ‘maridajes’ que en aplicaciones interiores realizan con determinadas maderas.

La nobleza y la resistencia del nogal
ROCOCO es un despacho de interiorismo con un concepto que recupera lo antiguo y lo aplica en el diseño de arte contemporáneo, empleando maderas provenientes de bosques con tala sustentable.

Agustín Ortegui Saiz, su director creativo, dice: "Las maderas que utilizamos varían mucho dependiendo del producto. Para muebles ensamblados tratamos de usar las maderas más nobles, como el cedro, caoba, poplar y nogal". 

La razón, explica, es evitar que el mismo movimiento de la madera fracture el mueble. Otro motivo importante es la exportación, se trata de que los muebles aguanten el cambio de temperatura y los niveles de humedad.

Publicidad

Para muebles de exterior y para el mercado local utilizan maderas con más alta densidad, debido a que su adaptación al medio ambiente es más natural y no manifiesta movimiento, evitando así que se dañe el mueble.

Alexander Díaz Andersson, de Telharmonium, experto en maderas y quien ha hecho mobiliario para ROCOCO, como la silla Cobra, comparte: "Lo que utilizamos son maderas nobles para interiores: nogal, cedro, encino, que sean certificadas y de la mejor calidad dentro de la clasificación FAS". También emplean maderas tropicales recuperadas, que provienen de árboles que se cayeron con alguna tormenta o de forma natural. 

Cortesía Rococo 

Aclara: "Sabemos que están en peligro de extinción especies como el ciricote y el guayacán, que son maderas muy duras y que crecen extremadamente lento", por ello, asegura: "Nunca compramos maderas cuando son de proveedor, nunca o pocas veces vienen certificadas y no apoyamos la tala no sustentable".

Publicidad

"Al principio se buscaba que fueran exóticas y con el tiempo hemos cambiado por durabilidad y nobleza. Hay maderas mexicanas, como el tzalam, el pucté o la parota, que son buenas pero en cambios de temperatura son tan densas que se pueden reventar y sacar grietas". 

El pucté –de Campeche y Chiapas, principalmente– "es una hermosa madera pero requiere de una maquinaria muy especializada para trabajarla; es difícil de armar por la misma dureza, los filos se frenan y se astilla muy fácilmente", comenta Díaz Andersson.

"Hoy buscamos que la madera sea duradera –agrega–, que aguante la exportación y el viaje de una ciudad a otra. La que más aguanta es el nogal, es una madera noble". 

De Canadá y Estados Unidos emplean el roble, el encino, el maple, también el encino mexicano aún sin clasificación, y otras nacionales: cedro, caoba, cedro blanco o melina, álamo o poplar; el pino para estructuras y para interiores de las salas.

Publicidad

Cortesía Ginger & Jagger 

"Si haces un mueble de triplay, no vas a tener problemas con el movimiento, pero si haces algo con madera sólida, siempre tienes que calcular cómo pones la veta, qué dirección y qué resistencia le ofrece al mueble".

En el mercado es posible encontrar madera común, mezclada o tipo FAS. Se clasifica por su limpieza. La veta recta no cruzada es mejor porque al momento de lijarla, pintarla o fabricarla, facilita que el ángulo no corte la veta. También se debe tomar en cuenta si las maderas tienen nudos superficiales o si la atraviesan. 

"En Rococó estamos incursionando en maderas importadas. A futuro, vemos cómo adaptar nuestro producto al mercado internacional, siempre teniendo la madera como base". Díaz Andersson agrega que los estudios en torno a la madera no tienen fin; se exploran nuevos procesos de secado y de ensamble para que sus muebles tengan resistencia y calidad internacional.

Contrachapado de abedul
En el caso de Pirwi, despacho fundado por los diseñadores industriales Emiliano Godoy y Alejandro Castro, ahora fabricantes de mobiliario contemporáneo de alta calidad, utilizan recursos renovables y trabajan principalmente con tableros de contrachapado de abedul, no con madera sólida. También emplean teca y madera de raleo.

Publicidad

Su última colección cuenta con más de 100 productos entre muebles y accesorios especialmente de abedul, teca, maple y nogal, de bosques manejados sustentablemente. Los ensambles se hacen con pegamentos naturales, las uniones, en seco, por medio de costuras que confirman la calidad de tejido de los productos.

Utilizan tableros de abedul de diferentes espesores, de acuerdo con cada producto, por sus propiedades mecánicas y también estéticas. Los diseñadores consideran que es un material muy estable e ideal para trabajar por medio de control numérico, al tener un formato estándar en cuanto a dimensiones. Esto les permite tener una mayor eficiencia y reducción de desperdicio.

Cortesía Pirwi

Al abedul le agregan chapas muy delgadas de otras maderas, como maple o nogal, por su apariencia y su estética y para tener opciones de color dentro de su catálogo.

Publicidad

También utilizan teca en los productos que son de madera sólida, porque facilita el diseño de piezas de uso exterior, como la banca Z y la mesa y la silla Watershed. La apariencia y el color de la teca son bien aceptados en el mercado y proviene de bosques con tala controlada y certificados por el Forest Stewardship Council (FSC).

Es importante que sea un material certificado, ya que esto garantiza que su tala es controlada y el cuidado del bosque de origen no está en riesgo. También asegura mejores prácticas sociales en las comunidades cercanas a los bosques, dice Ian Ortega, jefe de Desarrollo de Nuevos Productos de Pirwi.

"Todos nuestros productos están fabricados con madera. Es un material renovable y cuando proviene de lugares bajo un esquema de certificación, garantiza su uso a futuras generaciones".

El mobiliario de Pirwi es principalmente para casa habitación. También tienen piezas que pueden convivir bien en oficinas y espacios públicos, como museos, galerías, restaurantes y cafeterías.

Publicidad

Cortesía Pirwi

Tzalam, encino y banak
Carpintería MX es un taller de diseño tradicional de carpintería de exploración formal y estética. Su más reciente colección es 'Mobiliario de servicio', obra de cinco jóvenes mexicanos: Jorge Diego Etienne, Ricardo Rodríguez, Anaís Calderón, Rodrigo Da Silva y Emiliano Hamui.

Los diseñadores trabajaron con maderas sólidas y tableros, principalmente nogal, tzalam, encino y banak. Sus creaciones se adaptaron a las medidas estándar de veta y maderas tropicales como el tzalam y la parota. 

Un carrito de servicio, una escalera, una silla plegable, un mayordomo y un perchero fueron creados bajo la misma estética; tratan de recuperar la esencia de épocas pasadas. 

Rodríguez explica: "Se utilizó madera de banak debido a sus muchas propiedades; se pueden lograr cortes agudos a 90 y 45 grados. Es banak comercial de clima templado, con veta pareja, que tiene que ver con el clima de donde proviene la madera". 

Publicidad

El banak también es uniforme, sólo con pequeños cambios en el color y la textura, "con un factor estético diferente para lograr un producto que se adapte al usuario final. Su color alude a una pátina, sus acabados son de cera, cada objeto es fuerte con líneas definidas".

Y acota: "Las cualidades de las maderas son diferentes porque están muy controladas por la humedad, por el contexto de donde vienen, y se nota al momento de trabajarlas; es muy difícil empalmarlas, que queden lisas, entonces el trabajo ahí es manual para lograr una cubierta lisa; las maderas tropicales, por su contexto climático, afectan y modifican su composición física". 

Por eso mismo las vetas, que tienen que ver con la edad, "se aprecian o no de acuerdo con el clima en el que árbol ha vivido".

La estabilidad de la teca 
El despacho Tuux desarrolla proyectos desde su concepción, abastecimiento de materias primas, fabricación, empaque o montaje, hasta la inserción en el mercado, enfocados, principalmente, a mobiliario y productos elaborados con procesos y materiales sustentables, especialmente contrachapados y madera.

Daniel Romero dice: "Lo que más usamos son tableros; hemos diseñado con contrachapado de abedul". 

Publicidad

La elección de este contrachapado, especie de triplay mexicano, es que, en general, "viene muy exacto en su espesor, no se pandea mucho, es estructuralmente fuerte y es más fácil encontrarlo certificado", menciona.

"Hemos hecho muchas pruebas para hacer contrachapado nacional de calidad, pero no hemos conseguido que los proveedores logren la calidad del importado. El abedul no existe en México y necesitamos importarlo". 

En cuanto a la sustentabilidad, Romero dice que otras ventajas de este material es que "el árbol rinde entre ocho y 10 veces más que cuando lo usamos como madera maciza".

Cortesía Tuux

Publicidad

También han utilizado otros tableros, como el USB (tablero de partículas de desperdicio) y el MDF. Este último, comenta, permite integrar color a nuestros diseños y es muy efectivo, ya que también está fabricado con un gran porcentaje de residuos de madera".

Daniel Romero y el equipo de Tuux consideran que "se ha pasado por alto el poder del interiorismo para generar salud a través de círculos virtuosos: un interior exitoso es el que entiende que es un microecosistema". 

En Tuux, "nos gusta mucho la teca y quizás es lo que más usamos. La principal razón es que la encontramos de bosques certificados en México. Es una madera excelente, muy estable y sirve para exterior". 

Y de este material, menciona, prefieren los trozos más pequeños. A esto se le llama madera de raleo, a la que, generalmente, no se le daba uso. Así, el costo de su producto se va a la mano de obra y no a la materia prima. 

"También usamos pino certificado que se encuentra en Durango o Oaxaca. Por su precio y estabilidad también trabajamos mucho con poplar (álamo), y si necesitamos una madera más dura el haya es una muy buena opción", comenta Daniel Romero.

Publicidad

La madera en México 
De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en México se producen cada año más de 500,000 m3 de trozos de madera sin aserrar que se destinan principalmente a escuadría, chapa y triplay. El 71.6% de la producción en 2011, último dato disponible, se destinó a madera para aserrío; 7.6% a productos celulósicos y 20.9% a combustibles, postes, pilotes, morillos, chapa y triplay.

Respecto al valor de la producción en 2011ésta sumó: 6,455 millones de pesos. 

En el saldo comercial forestal, las exportaciones de madera y sus manufacturas se incrementó a 299.9 millones de dólares contra importaciones con un valor de 1, 264 mdd.

Cortesía Pirwi 

Publicidad

Los principales productos exportados fueron: manufacturas de madera, listones y molduras, ventanas puertas y tableros celulares, junto con cajas y paletas, equivalente al 73.7% del valor total de las exportaciones.

Los importados fueron: madera aserrada, tableros contrachapados, tableros de fibra, listones y molduras, que equivalen al 76% del valor total de las importaciones de productos de madera. 

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad