Publicidad
Publicidad

Los artesanos cautivan al interiorismo internacional

El saber de los artesanos, unido a las estrategias de diseño, oferta al mercado global piezas únicas de gran calidad para interiores.
Indrasen
Indrasen - (Foto: Cortes�a David Cruz)

Una mancuerna aporta al diseño mexicano una visión de prosperidad. Se trata del vínculo entre diseñadores y artesanos que se perfila como una condición capaz de potencializar el diseño destinado a interiores.

A través de singulares propuestas que aplican el saber de los artesanos en materias primas de gran calidad y le dan cuerpo en piezas de diseño exclusivo, artesanos y diseñadores allanan el camino para conquistar el mercado internacional.

En entrevista con Obras, el director del programa Artes, Artesanía y Diseño de la UNESCO, Indrasen Vencatachellum, considera que, en pleno auge de la globalidad, el vínculo entre un diseñador y un artesano puede "revitalizar la producción y comercialización de sus creaciones en un escenario global".
Para Indrasen, si bien la globalidad ha tenido efectos negativos al homogeneizar la cultura, ha representado, al mismo tiempo, el acceso a otros mercados. "Gracias a internet, hoy se sabe dónde están determinados productos y cómo conseguirlos".

Aunque las artesanías tienen ahora más presencia en el terreno de la moda -por los elementos de diferenciación que aportan como accesorios, y por ser un mercado altamente competido, donde se busca lo distintivo-, el interiorismo es uno de los sectores donde está teniendo incidencia relevante, y donde ya hay una búsqueda de diferenciación, cuenta el directivo de la UNESCO.

Publicidad

Hilando México: Siete diseñadores y 32 bordadras, bajo la coordinación de sally Serur, crearon una colección de 90 pieza. Fotografía Cortesía de Ma Maison

"Si todo mundo tiene muebles ikea, ahora importa la diferencia, y la búsqueda en las ferias internacionales lo muestra: lámparas, mesas, muebles, con elementos culturales fuertes, están muy presentes".

Hay quienes gustan de tener muchas cosas, comenta, pero al mismo tiempo aspiran a ser diferentes de otros, "la artesanía tiene la capacidad de ofrecer un elemento de diferenciación porque está basada en un referente cultural, una técnica o un diseño transmitidos a través de generaciones".

Para el especialista, el artesano ha estado acostumbrado a un mercado muy local y cerrado, y el diseñador puede convertirse en "un puente para llegar a otros públicos", al encauzar la creatividad y desarrollar una estrategia para llegar al mercado, pues está al tanto de las demandas, las tendencias, la tecnología y los tipos de foros internacionales a los que "sí puede entrar el trabajo del artesano".
Indrasen Vencatachellum explica que los diseñadores pueden mejorar la calidad de las artesanías y dirigirlas hacia las tendencias, gustos y necesidades de los mercados internacionales. Los artesanos, en tanto, aportan su conocimiento ancestral, sus diseños y sus técnicas.

En el aspecto creativo, considera que los diseñadores pueden incidir en los artesanos en la exploración de nuevas formas de inspiración, a través "del saber hacer, compartiendo su visión de proceso y obtención de resultados, en la conciencia de un consumidor, de un mercado externo, internacional, que sí importa para la oferta".

Publicidad

Hilando México: Siete diseñadores y 32 bordadras, bajo la coordinación de sally Serur, crearon una colección de 90 pieza. Fotografía Cortesía de Ma Maison

Indrasen piensa que el diseñador también puede aportar cómo mejorar las técnicas de elaboración o incorporar tecnología, pues aunque son artesanías, el producto final no tiene que ser a mano en un ciento por ciento, tal vez en 70 o 75% sí, pero eso no implica una oposición entre artesanía y tecnología.

Los artesanos, dice el funcionario, deben pasar de la oferta a la demanda, pero "no es fácil sin conocer todos los elementos presentes en las necesidades del consumidor, que no sólo tienen que ver con calidad, sino con precios, originalidad y elementos de diferenciación, ahí radica la importancia del vínculo con el diseñador".

Ante la falta de legislación en este tipo de asociaciones, Vencatachellum señala que debe prevalecer un trabajo conjunto de voluntad entre el diseñador y el artesano que se rija por una metodología, pero también por el equilibrio y el respeto. Se trata de "un acuerdo de socios en igualdad", en el que el objetivo es hacer nuevas creaciones e introducirse en nuevos mercados.

Publicidad

En cuanto a los derechos de autoría, el experto de la UNESCO explica que se reconocen derechos de propiedad cuando hay uno o más autores, pero aclara que no se puede establecer propiedad sobre la sabiduría histórica.

En ese sentido, precisa, el artesano ahora tan sólo cuenta, en algunos casos, con la llamada denominación de origen, que reconoce la cultura de algunas comunidades o grupos.

Laboratorios
Los casos de vinculación entre artesanos y diseñadores son ya realidad: la UNESCO ha promovido este tipo de relación entre comunidades de India, Colombia y Brasil que han resultado en la mejora y en la innovación de las artesanías.

En India se trató sólo de capacitar a artesanos para mejorar la calidad de la cerámica, los textiles y la madera. Pero a través del Laboratorio de Diseño, en Colombia, que inició en Bogotá y se extendió a la región del Cauca y en Medellín, se capacitó a núcleos de artesanos en técnicas y en la mejora de la parte artesanal, pero también en cómo promover sus productos, cómo dar una marca a sus creaciones y calcular los precios.

Publicidad

Hilando México: Siete diseñadores y 32 bordadras, bajo la coordinación de sally Serur, crearon una colección de 90 pieza. Fotografía Cortesía de Ma Maison

"El diseñador transmite herramientas básicas tanto para producción como para comercialización", dice Vencatachellum. Y agrega que este tipo de proyectos que consisten en visitas, investigación, experimentación y evaluación, además de tener un carácter social, se hace con una visión de negocio.

El especialista de la UNESCO admite que esto sólo se realiza con los artesanos que quieren hacer cosas nuevas y que están dispuestos a trabajar con personas externas que puedan orientarlos sobre cómo mejorar sus productos, tal vez en los colores, en función de los diversos tipos de mercados y regiones, porque en los países nórdicos prefieren los colores pastel, y los estadounidenses requieren tallas más grandes que el mercado asiático.

Los mayas, imparables
En México, un caso vio la luz en la reciente edición de Design Week, donde la diseñadora de interiores Sally Serur de Azar lanzó 'Confesionario', una de las piezas emblemáticas de la colección derivada del proyecto Hilando México.

'Confesionario' es una evocación de la banca 'Tú y yo', típica del centro de Mérida. Diseñada por Valentina González Wohlers y bordada por Lorenza Pech Koyoc y Felipa Neri Koyoc Pech, hoy, 'Confesionario' tiene un valor de 5,000 dólares y se exhibe en la tienda Blend, en la avenida Paseo de las Palmas, en el Distrito Federal.

Publicidad

Para que lo anterior fuera realidad, Serur debió ser seducida por el trabajo y los diseños de la comunidad yucateca de Ichmul, y a partir de ahí concibió la creación de una colección de muebles con la participación directa de artesanas y diseñadoras.

En esta 'alianza', las diseñadoras, siete en total -algunas provenientes de la
escuela CENTRO. Diseño, cine y televisión-, coordinadas por Margaret Bissu, acudieron cada dos meses a Ichmul, donde capacitaron a 32 artesanas para mejorar la calidad de su bordado.

Hilando México: Siete diseñadores y 32 bordadras, bajo la coordinación de sally Serur, crearon una colección de 90 pieza. Fotografía Cortesía de Ma Maison

Sally Serur explica a Obras que, tras la capacitación, y luego de pruebas de ensayo y error para mejorar la calidad del bordado, las diseñadoras reinterpretaron los diseños de las artesanas y crearon patrones, y llevaron textiles e hilos de gran calidad, algunos de ellos de origen europeo, para que las bordadoras los eligieran y trabajaran con ellos.

Publicidad

Las diseñadoras han aplicado los bordados en taburetes, sillas y otros objetos. La colección ya suma 90 piezas únicas.

Cada artesana eligió los colores con libertad; ellas "tienen una capacidad natural para combinarlos, dada a partir de su relación con la naturaleza". Serur precisa que cada bordadora es remunerada por el trabajo que realiza. "Estamos aportando el gran diseño mexicano a grandes piezas artesanales", y al mismo tiempo, "se crea un pequeño negocio autosustentable en beneficio de las comunidades".

Pero la visión de Sally, también directora creativa de Ma Maison, es más extensa. La idea a futuro es traspasar fronteras y que la colección se conozca en el mundo.

El diseño de los números
En cuanto a la demanda internacional, para Indrasen Vencatachellum es claro que hay "un mercado fuerte" que busca las artesanías, y que puede cuantificarse en el número de población más el de turistas, por ello estima que, tan sólo a nivel nacional, México tiene 90 millones de consumidores potenciales.

No obstante que es difícil estimar el valor del mercado porque muchos productos no son registrados y no hay un organismo que se encargue de exportar toda la cerámica o los textiles, éste se calcula en miles de millones de dólares.

Publicidad

Indrasen cita como un indicador la feria de artesanía popular de Santa Fe, en Nuevo México, donde, en dos días, la venta total fue de 2,000 millones de dólares, y el promedio de la venta de los artesanos fue de 15 a 20 millones de dólares.

Otro ejemplo es la feria de artesanías New World Crafts, en Nueva Guatemala, donde todos los compradores de Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia hicieron pedidos.

Indrasen aclara que la UNESCO es un organismo de cooperación técnica que puede facilitar o estimular el desarrollo de proyectos, pero el financiamiento viene de otro tipo de organismos, como el Banco Mundial, ahora interesado en invertir en pequeñas y medianas empresas; lo mismo que la Comisión Europea, que hace inversiones en la "industria creativa".

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad