Publicidad
Publicidad

Ara y Vinte ven con cautela el Plan Nacional de Vivienda

Carina Arvizu, subsecretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Sedatu, dijo que se busca superar la meta gubernamental, pero se necesita la participación e incluso de la banca.
vivienda
Germán Ahumada, de Ara, opinó que el programa era más esperado por las vivienderas que dependen principalmente del segmento social.

CIUDAD DE MÉXICO. El Programa Nacional de Vivienda recibirá 2.3 billones de pesos desde diferentes organismos públicos, pero todavía queda pendiente que las vivienderas alcen la mano para impulsar la construcción, pues las condiciones de la política -enfocada en apoyar a los sectores más necesitados- eran esperadas por el sector.

Carina Arvizu, subsecretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Sedatu, aseguró se busca superar la cifra gubernamental, por lo que necesitan la participación de particulares e incluso se hace una invitación a la banca.

"La iniciativa privada podrá hacer más con vivienda nueva o atender a otros segmentos. Necesitamos que se sumen a los organismos ejecutores de obra para la producción social de vivienda", afirmó.

Sergio Leal, director de Vinte, aseguró que este anuncio y el Acuerdo Nacional de Infraestructura que se dio a conocer el miércoles pasado brindan la confianza para seguir invirtiendo en nuevos desarrollos. "Tenemos gran oportunidad de seguir haciendo nuestros desarrollos. Vinte el año que entra va a invertir 3,300 millones de pesos", comentó.

Lee más: Las desarrolladoras venden menos vivienda social

Germán Ahumada, director general del Consorcio Ara, aseguró que continuarán las inversiones en el país; sin embargo, éstas serán con cautela debido a que no se quiere financiar más de lo que venden. Este programa, opinó, era más esperado por las vivienderas que dependen principalmente del segmento social.

Publicidad

"Muchos estaban esperando este plan, nosotros no (lo) esperábamos porque está enfocado a la parte social, a la vivienda social, a la autoconstrucción y a la vivienda abandonada", dijo.

También te puede interesar: Las vivienderas se preparan para regresar a la vivienda social

En el tercer trimestre del año, la vivienda social concentró 61% de participación en unidades vendidas de Ara. Sin embargo, la venta bajó 24% anual en ese segmento. Mientras que el segmento medio y residencial aumentó 40% y 8%, respectivamente.

Durante el año, las desarrolladoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) apoyaron su negocio en la venta de vivienda residencial, pues la eliminación de subsidios afectó al segmento social, es decir, aquellas propiedades con valor menor a 500,000 pesos.

Lee más: La Canadevi llama a definir la política de suelo y atender la vivienda nueva

El precio de la acciones de algunas vivienderas aumentó durante la jornada del jueves, cuando se presentó el Plan Nacional de Vivienda. El valor de Homex subió 5.8% y el de Urbi 2.10%.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad