Publicidad
Publicidad

Así crece la vivienda verde en México

En el primer semestre del años, 89% de los créditos otorgados por el Infonavit fueron por Hipoteca Verde.
vivienda vinte
Vinte lanzó en 2018 el primer bono sustentable del sector en Latinoamérica por 800 millones de pesos (mdp) para financiar su modelo de negocio hacia la vivienda verde y social.

CIUDAD DE MÉXICO. Los mexicanos no solo muestran su interés por el medio ambiente dejando de usar popotes o bolsas de plástico. Las acciones para conserven la naturaleza incluyen también al sector de la construcción, donde crece el interés por las viviendas sustentables, aquellas que cuentan con tecnologías que generan ahorro en consumo energético y una menor huella ecológica.

En los primeros dos meses del año, el último dato disponible de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), se tienen contabilizadas 1,895 viviendas sustentables con este tipo de crédito bajo el Sistema de Evaluación de la Vivienda Verde (Sisevive), un sistema de créditos que calcula el ahorro en energía eléctrica, gas y agua a través de los elementos del diseño, características constructivas y tecnologías.

De este total, 64% están homologadas bajo el programa Sisevive, 35% se maneja en el esquema EcoCasa, (que busca alcanzar una reducción de 20% a 40% de emisiones de dióxido de carbono) y el 1% restante corresponde al programa de Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMA), que también apuesta por la reducción de gases de efecto invernadero. Todos ellos, programas de la Conavi.

Lee también: Vinte emite el 1er bono de vivienda sustentable de América Latina

Publicidad

Según datos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), en el primer semestre del año se han firmado 141,714 créditos por concepto de Hipoteca Verde, cuyo propósito es la inclusión de ecotecnologías que permiten un ahorro energético de entre 100 y 400 pesos mensuales de consumo energético. Esta cifra representa el 89% de los 158,754 créditos firmados por el organismo.

De ellos, 139,151 corresponden a la compra de vivienda nueva o usada, 2,344 a la construcción de vivienda individual, 207 para ampliación o reparación y 12 correspondientes a la línea V de crédito, referente al pago de pasivos adquiridos por el derechohabiente.

Verónica Lozano, directora de Planeación y Relación con Inversionistas de la viviendera Casas Javer, asegura que estos créditos representan una oportunidad para los derechohabientes de generar ahorros en su consumo energético, por lo que esta hipoteca "es un complemento al crédito que da el Infonavit al cliente para la compra de la vivienda".

"Participamos muy activamente en el programa de Hipoteca Verde del Infonavit porque (a los derechohabientes) se les da esta parte adicional para poder equipar su casa con ecotecnologías. Nosotros seguimos sus lineamientos. Tienen reglamentos muy específicos por los diversos climas en las regiones y tenemos que seguir ciertas normas de equipamiento en la construcción", explica.

También te puede interesar: El Infonavit inaugura un laboratorio para la construcción

Alejandro Ruiz, socio líder del sector construcción de KPMG, señala que, normalmente, se solicitan plantas de tratamiento, paneles solares o calentadores ahorradores.

Ruiz asegura que incluir este tipo de elementos en las viviendas todavía resulta un proceso costoso para algunas desarrolladoras, por lo que el desplazamiento de unidades bajo este concepto corresponde más a un nivel medio y residencial. Si se ofrece al sector social, que son aquellas de menos de 500,000 pesos, asegura, "se desperfila su mercado", al incrementar los precios.

“No toda la vivienda de interés social puede acceder a eso, más bien se está utilizando en media y residencial, donde los precios de venta permiten utilizar tecnologías ecológicas mucho más viables", apunta.

Grupo Javer, Consorcio Ara, Grupo Sadasi y Cadu Inmobiliaria son las desarrolladoras que más han formalizado hipotecas verdes, de acuerdo a los datos de Infonavit. "Vamos a continuar con la participación de mercado que ahora tenemos en el Infonavit, que es muy constante en el otorgamiento de sus créditos, siempre cumple sus metas año por año. El número va a permanecer constante a mediano plazo", señala Lozano.

Lee más: Las ventas de vivienda nueva y usada se desploman en México

El caso de Vinte

En junio pasado Vinte anunció la emisión de dos bonos verdes en la Bolsa Mexicana de Valores por 700 millones de pesos y formalizó la venta de 7% del total de sus acciones a un banco francés de desarrollo Proparco para continuar con la construcción de más proyectos de vivienda sustentable en el país bajo demanda.

La viviendera desarrolló, bajo este modelo, la Casa Híbrida Cero Gas, en Tecámac. La empresa también ofrece este tipo de proyectos en Playa del Carmen, Cancún, Querétaro, Pachuca, Tula y Puebla. Se trata de un programa que planea construir 102 viviendas, de las que hasta ahora se han entregado ocho.

Una vivienda con estas tecnologías más las escrituras –y dependiendo de la ubicación y los metros cuadrados- tiene un precio promedio de 580,000 pesos, afirma Sergio Leal, director general de Vinte.

"La idea es tener en todas las ocho plazas de Vinte este tipo de vivienda. La vivienda híbrida no usa gas y ahorra aproximadamente el 7% del salario del derechohabiente", dice. Además, ahorra media tonelada de CO2 al año, según información de Vinte.

El compromiso de la empresa es que, a finales de 2021, todas sus unidades cuenten con certificación de sustentabilidad EDGE (Excellence un Design for Greater Efficiences), que evalúa que la vivienda cumpla con un ahorro mínimo de 20% en los rubros de energía, agua y energía incorporada en los materiales en el inmueble.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad