Publicidad
Publicidad

Vivienderas crecen con el rubro residencial a la espera de la nueva política

Las empresas esperan la nueva política de vivienda social, segmento que ha disminuido no solo por la desaparición del programa de subsidios, sino por sobrerregulación y acceso a reservas de tierra.
Vivienda - Residencial - Construcción - Casa
El Gobierno federal ha dicho que la prioridad será la vivienda social, pero aún analizan la nueva política para darla a conocer e iniciar su ejecución.

CIUDAD DE MÉXICO. Las vivienderas están pendientes de las nuevas políticas del segmento social, pero lo que las está haciendo ganar es la residencial, aquella con un precio de venta superior a los 850,000 pesos.

Las ventas de vivienda residencial de las desarrolladoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvieron un repunte en comparación con las ventas para los segmentos medio y de interés social, en el primer trimestre del año. Incluso, en enero pasado, de acuerdo con el monitor inmobiliario de la franquicia de bienes raíces Realty World, el desplazamiento de unidades residenciales registró un aumento de 16.7% anual.

Consorcio ARA tuvo un incremento de 18% en los ingresos correspondientes a viviendas residenciales entre enero y marzo de este año, con un total de 226 unidades desplazadas, cifra que representó un incremento de 9 por ciento. Casas Javer vio un aumento de 8% en sus ingresos de ese segmento y un crecimiento de 5% en unidades desplazadas, al llegar a 295 viviendas.

"El segmento residencial creció 5%, lo cual es de gran importancia, pues reduce nuestra exposición al segmento de interés social y reduce nuestra dependencia a los subsidios de vivienda", comentó René Martínez, director general de Javer, en conferencia con analistas para presentar su reporte financiero del primer trimestre.

Lee más: Las vivienderas se preparan para regresar a la vivienda social

Realty Word registró que en enero de este año Nuevo León y la Ciudad de México dominaron la comercialización de unidades residenciales, lugares que según Leonardo González, analista de real state de Propiedades.com, representan un área de oportunidad para capitalizar los beneficios de una población con mayor liquidez y capacidad hipotecaria.

Publicidad

"Es probable que esta tendencia se extienda en 2019, sobre todo si la contracción en el gasto vinculado al subsidio a la vivienda no se retracta", comenta.

De acuerdo con Jorge Paredes, director general de Realty World, cuando los inversionistas ven aumento de precios de materiales para construcción, devaluación de la moneda o movimientos en los procesos inflacionarios optan por inyectar sus reservas en algún bien inmueble.

"La vivienda que reacciona de manera 'inelástica' es la del segmento residencial. Hay mayor interés por conservar el valor del dinero en bienes raíces, que representa un bien patrimonial contra la erosión del dinero por tasas de interés altas, devaluación de la moneda o alza en inflación. Quienes tienen reservas de capital sacan el dinero del banco y lo invierten en una propiedad", señala el especialista.

Un caso contrario fue el de Homex, que en el segmento de viviendas residenciales tuvo un descenso de 12% en venta de unidades, mientras que para el segmento de nivel medio el incremento fue de 170%, al comercializar 380 unidades durante el periodo.

En el rubro de vivienda de interés social, Javer, ARA y Homex registraron una baja tanto en ingresos como en unidades desplazadas dentro del primer trimestre. En cuanto a inmuebles comercializados tuvieron caídas de 47%, 17% y 29%, según sus resultados publicados.

Más información: La política de vivienda en México estará aún bajo análisis

Canadevi advierte sobrreregulación de la vivienda social

En la presentación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se dio a conocer la desaparición del programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones habitacionales, por lo que ninguna de las unidades comercializadas por esta vivienderas se realizó a través del subsidio que el Gobierno federal otorga a los derechohabientes.

Lo anterior provocó una desaceleración en unidades comercializadas durante el trimestre, factor que para Consorcio ARA fue compensado con los ingresos provenientes del sector residencial: "Prácticamente con el segmento residencial compensamos la disminución en los ingresos de interés social", mencionó Germán Ahumada, director general de la firma en su reporte trimestral.

Aun cuando la construcción de vivienda social es una de las prioridades del nuevo gobierno, la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) asegura que el ramo industrial ha desacelerado la construcción de viviendas de ramo social.

"Muchos industriales se han salido de este tipo de vivienda porque está sobrerregulada. Han sido menos eficientes en los tiempos de construcción y de entrega. No les está generando valor, pero sí costos", comenta Gonzalo Méndez, presidente de la Canadevi.

Lo más relevante: Las ventas de vivienda de lujo tendrán un 2019 en desaceleración

Paredes menciona que otro factor por el que los desarrolladores dejan de apostar por inmuebles de tipo social coincide con que actualmente les resulta más complicado adquirir reservas de terreno a precios adecuados para los estratos de vivienda económica.

"Cada día se batalla más por conseguir reservas de terrenos a precios adecuados para los estratos más económicos y el desarrollador se ve en la necesidad de disminuir sus reservas", señala.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad