Publicidad
Publicidad

Mitikah pierde permiso para construir un deprimido luego de talar árboles

La desarrolladora del proyecto, Fibra Uno, se hará acreedor a una multa de entre 7 millones y 50 millones de pesos.
Mitikah
Mítikah, de Fibra Uno en conjunto con el vehículo Helios de inversión, tiene cuatro fases.

CIUDAD DE MÉXICO. El desarrollo inmobilario Mitikah, de Fibra Uno, se hará acreedor a una sanción de entre 7 millones y 50 millones de pesos, además que le será revocado un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) que tenía para construir un deprimido y una plaza, por el derribo arbitrario de árboles en la calle de Real de Mayorazgo, en la colonia Xoco de la alcaldía Benito Juárez.

Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), explicó en conferencia de prensa que dicha irregularidad es el resultado de un desorden proveniente de la administración anterior sobre la forma de desarrollo que la ciudad debe y puede seguir.

Manifestó su preocupación por el hecho de que en esta obra se tenía una mesa de diálogo con la empresa para ir avanzando en las labores; sin embargo, con esta acción se rompió el protocolo que se estaba llevando a cabo y que implicaba la tala de árboles con un permiso condicionado.

Aclaró que tras recibir la denuncia, como autoridades acudieron al lugar de los hechos el pasado 3 de mayo, pero debido a que las labores de poda se realizaban de manera rápida, cuando llegaron no encontraron al personal trabajando para determinar el delito en flagrancia.

Lee más: La Fase 2 de Mítikah puede construirse si reduce densificación, dice Sheinbaum

Por ello tuvieron que regresar al día siguiente para encontrar al personal laborando, por lo que fue hasta entonces que pudieron efectuar el proceso administrativo para detener la obra.

Publicidad

Como resultado, nueve trabajadores fueron detenidos, quienes fueron remitidos a un reclusorio, acusados de delitos ambientales, de acuerdo con Marina Robles.

A mediados de marzo, Claudia Sheinbaum dio a conocer que su gobierno no autorizó el permiso para la construcción de una nueva fase en Mítikah porque la zona donde se ubica -en predios de la colonia Xoco, Coyoacán- ya no soportaba más impactos en términos de movilidad y agua.

Dijo que los desarrolladores pueden construir la Fase 2 si reducen la densificación de esa etapa del proyecto y presentan un nuevo impacto urbano con base en esa modificación.

La Fase 2 integra Torre Coyoacán y Torre Universidad, de 35 niveles cada una; y Centro Bancomer de cinco pisos.

Fue aprobada el 18 de julio de 2018, pero el desarrollador solicitó posteriormente la modificación para aumentar la construcción en 16,770.09 metros cuadrados y ese fue el trámite que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, bajo la actual administración, no autorizó bajo el argumento de que debió realizarse un nuevo impacto urbano.

Mítikah, de Fibra Uno en conjunto con el vehículo Helios de inversión, tiene cuatro fases.

Lee también: Mítikah, el mega desarrollo bajo la mira del gobierno de Claudia Sheinbaum

La obra del deprimido requería la tala de 80 árboles

Al dar los pormenores de los hechos, Andrée Lilián Guigue Pérez, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema, dijo que Mitikah lleva a cabo diversas obras como parte del proyecto desde 2009.

En el caso particular del deprimido que se pretendía construir en la calle de Real de Mayorazgo, desde avenida Universidad, explicó que se contaba con un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) para utilizar un espacio público y en el cual se incluía el derribo de árboles.

Dicho proyecto, que implica una superficie de 4,799 metros cuadrados y construcción de 3,269 metros cuadrados, incluía un deprimido que ingresaba sobre avenida Universidad a la altura de la calle de Real de Mayorazgo.

En ese sentido, reveló que se encontró un documento con fecha del 15 de noviembre de 2018 y que señalaba que tras una evaluación, se requería de la tala de 80 árboles por considerarse que impedían la ejecución de parte del proyecto.

Por lo mismo, se otorgaba el permiso condicionado temporal para llevar acabo dicha acción, "siempre y cuando se contara con el visto bueno de la Semovi (Secretaría de Movilidad) y la Secretaría de Seguridad Pública en ese entonces".

Sin embargo, la empresa procedió este fin de semana a llevar a cabo dicha tala sin el respectivo visto bueno, lo que implicó la ruptura del diálogo que mantenía con la actual administración para la continuidad de esa obra.

Como resultado de ello, se derribaron 54 árboles y se afectó siete trasplantes, por lo que se están llevando a cabo los análisis para determinar la sanción económica, así como la revocación del PATR, y la posible detención de los responsables.

Aclaró que la sanción administrativa que iría de 7 millones a 50 millones de pesos, es independiente al procedimiento judicial que se está llevando en la Fiscalía Especial de Delitos Ambientales y Protección Urbana.

Con información de Notimex

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad