Publicidad
Publicidad

Las vivienderas se preparan para regresar a la vivienda social

Cadu, Ruba y Vinte preparan emisiones de deuda para nuevos proyectos que aprovechen la nueva política de vivienda del Gobierno federal.
Casa - vivienda - oportunidad
Cuando el Consejo de Infonavit apruebe el mayor monto de crédito, ya se puede empezar a construir y a prevender para poder comenzar a escriturar en el tercer trimestre, dice Germán Ahumada, presidente y director general de Consorcio Ara.

CIUDAD DE MÉXICO. Para el gobierno federal, la prioridad en materia de vivienda es impulsar el segmento social, cuyo precio es de alrededor de 500,000 pesos. Esto implicará un nuevo giro en la política de vivienda para las desarrolladoras, que ya alistan la cartera para sumarse a las nuevas políticas en el sector. Cadu, Ruba y Vinte realizarán emisiones de deuda en el mercado por hasta 1,800 millones de pesos (mdp), recursos que utilizarán para refinanciar deuda y para nuevos proyectos. Consorcio Ara también se prepara para crecer en el segmento.

Entre 2012 y 2018, la vivienda tuvo su mayor auge en el segmento medio y residencial, en particular en grandes ciudades donde, por el alto costo de la tierra, era casi imposible construir vivienda asequible para personas de bajos ingresos.

La administración actual tiene planes para revivir el segmento de interés social mediante incrementos en el monto mínimo de los créditos de Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda del Trabajador (Infonavit), subsidios y otras medidas que anunciará la administración en abril.

Lee más: El Infonavit prevé incrementar el monto mínimo de crédito

La producción de vivienda de interés social se podrá hacer con mayor confianza que antes, afirma Germán Ahumada, presidente y director general de Consorcio Ara, pues al integrarse los subsidios a Infonavit cesarán las intermitencias en la liberación y, con ello, los altibajos en la producción y venta para empresas.

"En el momento en que el Consejo de Infonavit lo apruebe (mayor monto de crédito), ya puede uno empezar a construir y a prevender para poder comenzar a escriturar en el tercer trimestre. Yo estoy optimista, de como se veía hace seis meses, ahora se ve un panorama mucho mejor", señala Ahumada.

Publicidad

Al cierre de 2018, la vivienda de interés social significó 44.1% de los ingresos de Ara, por encima del 34.1% de 2017. Del total de reserva territorial de la empresa, 71.2% (alrededor de 90,124 unidades) está destinada al segmento.

Para Pedro Vaca, presidente y director general de Cadu, el anuncio oficial de los mayores montos mínimos de crédito de Infonavit también será el parteaguas en la dirección que tome la producción de la empresa, que prepara una nueva emisión de deuda por 500 millones de pesos en abril.

Lee también: La Sedatu destinará 400 mdp a subsidios para compra de vivienda

"Vamos a guardar una parte de la emisión para nuevos proyectos y sobre todo en vivienda de interés social", explica Vaca. En 2018, este tipo de vivienda representó el 63% de los ingresos por vivienda, aunque el monto de ventas del segmento disminuyó 12.6% respecto a 2017.

En el caso de Vinte, Sergio Leal, su director general, prefiere esperar a tener claras cuáles serán los lineamientos del gobierno, de acuerdo con una respuesta a través de correo electrónico a Obras. Sin embargo, la compañía realizará una nueva emisión de su bono sustentable por 300 millones de pesos a realizarse tentativamente en mayo. Los recursos, de acuerdo con el prospecto, serán destinados al desarrollo de proyectos residenciales socialmente responsables en segmentos social, medio y medio alto. Para Vinte, la venta de vivienda con subsidio significó 4% de sus ingresos en 2018.

Por su parte, Ruba planea también ampliar su programa de deuda en la BMV de 1,000 millones de pesos a 2,000. Los recursos de igual modo serán para proyectos nuevos de vivienda, donde la empresa está optimista del segmento social, que en 2018 fue 53% del volumen de producción.

Entérate: El sector inmobiliario se robotiza

"Contra algunos pronósticos, 2018 fue un buen año para el sector de la vivienda y, específicamente, para Ruba. De modo que esta desarrolladora de vivienda mantiene para 2019 amplias expectativas, conforme al mensaje y a los indicios que ha expresado el nuevo gobierno Federal acerca de impulsar la continuidad con un mayor enfoque social, lo cual creemos que será muy positivo para mantener la actual dinámica de la industria para que siga sumando al crecimiento del país", mencionó Jesús Sandoval, director general de Ruba en el reporte al cuarto trimestre de 2018.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad