Publicidad
Publicidad

Sedatu va por 80,000 viviendas abandonadas: recuperación o demolición

La dependencia trabajará en conjunto con los institutos de vivienda a fin de conocer qué viviendas se pueden recuperar y cuáles convertir en infraestructura y equipamiento urbano.
Vivienda Abandonada
Entre los factores que provocan el abandono de vivienda está el encarecimiento de los créditos y el incumplimiento en servicios públicos e infraestructura urbana por parte de los municipios.

CIUDAD DE MÉXICO. Desde 2014 a la fecha, los institutos de vivienda y el gobierno federal tienen registro de alrededor de 80,000 viviendas abandonadas en el país, las cuales comenzarán a ser estudiadas proyecto por proyectos para ser intervenidas y restaurarlas o incluso demolerlas y convertir los predios en otros usos.

La recuperación de las viviendas abandonadas se realizará en conjunto entre la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Infonavit y Fovissste, dijo Román Meyer Falcón, titular de la dependencia en rueda de prensa.

"Estamos trabajando con Infonavit y Fovissste para conformar un programa nacional de recuperación de vivienda abandonada. Hay que tomar en consideración que es un tema de análisis puntual, no se pueden meter en el mismo saco todas las viviendas y decir que todas se van a recuperar, hay que ver conjunto por conjunto, hay algunos que no se pueden recuperar porque están en zonas inundables, en zonas donde no debieron haberse construido", comentó Meyer.

Para ello, Sedatu comenzará a documentar quiénes son los propietarios de las casas, la situación legal de la propiedad, las carencias de infraestructura y equipamiento urbano, así como el entorno donde están los desarrollos.

Lee también: El Estado de México brilla en vivienda... abandonada

Aun cuando dijo que hay conjuntos habitacionales construidos en lugares inapropiados, aclaró que los permisos para la construcción son otorgados a nivel estatal y municipal por lo que el gobierno federal no emprenderá acciones contra los desarrolladores. Sin embargo, esto dará la pauta para que el gobierno federal busque herramientas para trabajar con otros niveles de gobierno.

Publicidad

"Hay que replantearnos completamente el esquema, pensar que como federación tenemos la obligación de tener mejores mecanismos de vigilancia de cómo se están llevando los trabajos en estados y municipios, y a su vez que estas instituciones aumenten el conjunto de requerimientos que corresponden al otorgamiento de viviendas y política crediticia y darle un mayor seguimiento, porque es el dinero de los trabajadores el que se está perdiendo", mencionó Meyer.

Lee más: Infonavit suspende las subastas de vivienda abandonada

El funcionario aclaró que aún se revisará el número de viviendas abandonadas que tienen, pues no hay un censo oficial sobre cuántas casas abandonadas hay en el país. El número citado se ha deducido del número de créditos que se dejaron de pagar y otros factores.

El abandono de los inmuebles, dijo Meyer, obedece a la anterior política de vivienda que se enfocó en la producción y colocación masiva, pero en el cual no se tenía análisis social de los trabajadores que adquirían las propiedades. Agregó que una parte importante de la vivienda abandonada está en el norte del país.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad