Publicidad
Publicidad

Fusión SHF-Banobras no dejará solo al sector vivienda, dice su director

Jorge Mendoza Sánchez dijo que la SHF ofrecerá garantías, líneas de crédito y programas de reestructura de créditos para desarrolladores afectados por una disminución en subsidio a vivienda.
vivienda
Uno de los retos para la vivienda en 2019 es el incremento en el costo de financiamiento por el alza reciente de tasas de interés, dijo el director de SHF y Banobras.

CIUDAD DE MÉXICO. Con la fusión de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), planteada por el gobierno federal, se seguirán atendiendo las necesidades del sector vivienda, precisó Jorge Mendoza Sánchez, director general de ambas instituciones.

Durante un evento realizado la noche del jueves, en el que Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) dio a conocer sus metas y visión de negocio para 2019, Mendoza Sánchez aclaró a los promotores, participantes del mercado y bancos que la SHF continuará.

"Hay una fusión de la que se ha platicado mucho, estamos trabajando para ella, pero esto no significa que se pare el crédito, las garantías o la línea de crédito, vamos a seguir atendiendo las necesidades del sector", subrayó.

Apuntó que los retos en 2019 del sector vivienda son: incremento en el costo de financiamiento por el alza reciente de tasas de interés, y menor producción de vivienda social por falta de subsidio, así como el aumento en costos de producción y temas relativos a la regulación del suelo.

También, existen barreras de entrada y falta de programas para ofertar créditos a la economía informal o sin seguridad social, y en México, el mercado de renta no profesional está enmarcado en la informalidad, y hay una nula profundidad y liquidez en el mercado de instrumentos bursátiles relacionados al sector.

Lee más: La Sedatu asegura que sí habrá subsidios y alista nuevo esquema

Publicidad

Sociedad Hipotecaria incrementará el crédito directo

Para enfrentar estos retos, dijo, la SHF contará en 2019 con la capacidad de ofertar crédito directo hasta por 45,000 millones de pesos, lo que significa un incremento de 65% respecto al crédito directo otorgado en 2018.

Indicó que para los desarrolladores que pudieran ser afectados por una disminución en el subsidio de la vivienda, la SHF dispondrá de garantías, líneas de crédito, así como programas de reestructura para los créditos existentes.

Mendoza Sánchez dijo que se dará prioridad en sus servicios a las entidades financieras que atiendan al sector social y de no afiliados, así como a los que fomenten programas sustentables.

El director general de la SHF y Banobras mencionó que se potenciará a través de programas de garantías y/o esquemas de cofinanciamiento, la participación de la banca comercial en el financiamiento a pequeños y medianos desarrolladores.

Más información: El sector inmobiliario ve este año una expansión similar a la de 2018

Publicidad

También se impulsará el desarrollo de un mercado de vivienda en renta institucional, con certidumbre jurídica y estándares de originación, enfocados a hacer viable la toma de estos costos por los sistemas de pensiones.

Además de impulsar la agenda de trabajo que incluya a todos los participantes del mercado secundario de hipotecas (inversionistas, reguladores, emisores) con el fin de restablecer la capacidad de los bancos de lanzar al mercado su originación hipotecaria.

Sobre la relevancia de la SHF, apuntó que es el primer participante en el financiamiento a la construcción de vivienda, con 25% del total, y 31% del total de la cartera de crédito puente del país está garantizada por esa institución de la banca de desarrollo.

Es también el cuarto dentro de la banca de desarrollo por sus activos y su cartera de crédito; 17% de la cartera hipotecaria asegurada de los bancos vía Seguro de Crédito a la Vivienda, agregó ante Víctor Manuel Requejo, presidente del BIM; Leonardo Arana de la Garza, director general del banco, y funcionarios del sector de la vivienda.

Mendoza Sánchez destacó que la SHF es el principal impulsor de vivienda sustentable y de financiamiento a la vivienda en renta, y tiene un índice de capitalización de 15%, y a 2018 cuenta con un saldo de crédito directo e inducido de 332,000 millones de pesos.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad