Publicidad
Publicidad

Bricks busca lanzar una criptomoneda para comprar bienes raíces

Bricks Asset Management busca financiamiento para lanzar un activo virtual que será respaldado por inmuebles y que le permitirá adquirir hasta 150 millones de dólares en propiedades en Estados Unidos.
criptomoneda
criptomoneda - (Foto: iStock by Getty Images)

La creación de criptodivisas alternas al bitcoin parece no tener fin. Desde el negocio de la fotografía, con la moneda que lanzó Kodak, hasta empresas que preparan té, muchas compañías buscan aprovecharse del boom de las activos virtuales. A ellas se une ahora una empresa dedicada a la compra de bienes raíces: Bricks Asset Management, que inició las rondas de financiamiento a nivel global, incluido México, para lanzar el primer activo virtual respaldado por inmuebles.

"Apostamos por hacer un activo virtual de baja volatilidad, pues al momento que estás vinculando la criptomoneda a los bienes raíces no puede subir más de lo que genera el propio inmueble en flujo de caja", señaló en entrevista Alberto Azpúrua Lara, CEO de Bricks Asset Management.

Se trata de una firma, con sede en Florida, creada en septiembre de 2015 para invertir en bienes raíces en Estados Unidos. "Lo que vemos es que nuestra criptomoneda va a ser un refugio contra la volatilidad que tienen monedas como el bitcoin", agregó el directivo.

La empresa estadounidense, que tiene operaciones en México, planea recaudar en una Oferta Inicial de Monedas (ICO, por sus siglas en inglés) hasta 65 millones de dólares para emitir 50 millones de brickspool (el nombre del activo virtual) y comprar hasta 150 millones de dólares en inmuebles en Estados Unidos.

Lee: El bitcoin llega al mercado inmobiliario de Estados Unidos

El vehículo es una 'cripto-Fibra' llamada Brickspool, y consiste en un crowdfunding capitalizado por criptodivisas, que a su vez se vinculan con rentas comerciales de bienes inmuebles adquiridos por los fondos recaudados.

Publicidad

De este modo, la nueva criptomoneda, brickspool, se puede comprar por medio de ethereum, la segunda criptodivisa de mayor tamaño después de bitcoin. Luego, estos activos se canalizan a un fideicomiso inmobiliario, domiciliado en Irlanda para aprovechar beneficios fiscales, en donde el activo se convierte en dólares con los que se compran propiedades.

"Es como si fuera una Fibra (fideicomiso de bienes raíces). Con el producto de esas rentas inmobiliarias, vamos a salir a recomprar los brickspool en una Bolsa especializada donde cotizan", agregó el CEO de esta empresa, que tiene tres socios mexicanos, Diego González Romano, Enrique Gastelum y Mauricio Zapiain Lomelín. En resumen: el vehículo levantará criptomonedas con las que adquirir propiedades.

Lee también: Sao Paulo firma asociación público-privada que usará criptomonedas

Por ahora, un ethereum equivale a 1,000 brickspool. Aunque el valor del ethereum es volátil, Azpúrua insiste en que su activo virtual tendrá una menor variación, porque está respaldado por los bienes raíces. El directivo estima que logrará el financiamiento para emitir los 50 millones de brickspools en un periodo de 45 días.

En diciembre, la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) alertaron al público sobre los riesgos de invertir en ICOs pues no cuentan con el respaldo de ninguna autoridad monetaria.

"Por el momento, las autoridades mexicanas no reconocen ningún tipo de operaciones con activos virtuales, en tanto no se apruebe la propuesta de Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, en la que, en los términos de la iniciativa original, se prevé la posibilidad de que el Banco de México pueda llegar a reconocer algún activo virtual o criptomoneda", comentó la CNBV vía correo electrónico.

Diversos analistas consultados son escépticos de que todas las criptomonedas que aparecen día con día logren permanecer. Incluso señalan que este boom es a corto plazo y oportunista.

A lo largo del año, las tres criptodivisas más grandes, bitcoin, ethereum y ripple, han perdido valor. Bitcoin registró su peor caída en lo que va del año el 18 de enero pasado pasado al tocar los 9,500 dólares, tras una baja de 31.6% en el mercado.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad