Publicidad
Publicidad
obras-100-2016-desktop.png
obras-100-2016-desktop.png

Reichmann, oficinas de calidad

Reichmann Internacional tiene dos de las torres de oficinas más emblemáticas de la Ciudad de México y ahora busca un nuevo proyecto en el mismo corredor.
Reichmann
Reichmann - (Foto: Diego �?lvarez)

El encanto de las bienes raíces es que ningún día es igual al siguiente. Hoy puede tratarse de ingeniería, mañana de arquitectura, luego de finanzas o gestión. Esa 'polifonía' fue lo que atrajo a Rick Ricker al sector inmobiliario tras su paso por la fuerza militar estadounidense.

Desde hace casi dos décadas, Ricker dirige Reichmann International en México, empresa canadiense que es un ícono en el sector inmobiliario a escala internacional y que en México también ha dejado huella, al construir el mayor rascacielos del país en 2003: Torre Mayor.

Lee: Top 10 del Ranking de las 100 Constructoras

La torre fue la más alta de México y Latinoamérica hasta el año pasado, cuando en el centro financiero de la Ciudad de México, Torre Bancomer y Torre Reforma superaron sus 225 metros de altur.

A Ricker no le preocupa haber perdido su puesto. "Claro, se siente bien inflar el pecho y gritar 'sí, somos los más altos', pero al final del día es sólo porque ellos (Torre Bancomer) pusieron un helipuerto y así pueden decir que son más altos que nosotros y eso no es lo importante", dice el directivo.

Para él, Torre Mayor sigue siendo uno de los mejores edificios de la Ciudad de México por su eficiencia y productividad. La torre de más de 83,000 m2  de área rentable está ocupada en su totalidad.

Publicidad

Ricker dirige las operaciones en México de la empresa de la familia Reichmann, nombre que no pasa desapercibido en el mundo inmobiliario a escala global. La firma ha desarrollado proyectos tan ambiciosos como los centros de negocios Canary Wharf en Londrés, y Brookfield Place, uno de los más importantes en Manhattan.

Lee: Top 10 del Ranking de los 100 Proveedores

En México se han movido con cautela. Llegaron tras la apertura comercial y compraron tierra en Santa Fe, la que vendieron para comenzar a desarrollar en Paseo de la Reforma, hoy la principal avenida y centro de negocios de la Ciudad de México. 

Eficiencia sobre altura

Ricker defiende a Torre Mayor sobre los nuevos edificios más altos de la Ciudad de México argumentando que tiene mayor eficiencia y productividad. Para el directivo, la torre sigue tan vigente como hace 15 años.

Torre Bancomer supera a Torre Mayor por 10 metros, mientras que Torre Reforma la supera en 21 metros. A un costado también viene otra torre que promete superarla: Chapultepec Uno, para la que se proyectan 241 metros de altura.

Para Ricker lo verdaderamente importante es que Torre Mayor tiene un empleado por cada 8 m2, mientras que Torre Bancomer tiene un empleado por cada 12 m, dice mientras la señala. "Eso es 20% más de electricidad, aire acondicionado y alfombras", exclama. 

Lee: Ranking: Las 10 Gigantes 2015

Dichos ahorros han sido ejemplo para el nuevo proyecto que la firma hizo en conjunto con Fibra Uno: Torre Diana. El proyecto inmobiliario no está sobre Reforma, sino a una cuadra, no es más alto que los más recientes que se han inaugurado en el corredor, pero sí es más eficiente y ayudó a mejorar la sustentabilidad de Torre Mayor.

El directivo explica que durante el diseño de Torre Diana se dieron cuenta de eficiencias que podrían implementar en Torre Mayor. Ahora, la torre ya tiene su propia planta de tratamiento de agua.  

Torre Diana es un proyecto con 63,000 metros de área rentable, en el que están asociados con Fibra Uno y un fondo de inversión. La torre estaba rentada en 49% por AT&T un año y medio antes de que entrara en operación. Otros de sus inquilinos serán firmas como Uber y AON.    

Crecimiento bien pensado

La desarrolladora se mueve a paso lento, analizando las condiciones del mercado inmobiliario en México, y adaptándose a los cambios para poder ejecutar desarrollos que tengan una vida larga. 

Torre Diana, en la Ciudad de México. FOTO: Cortesía

"La única certeza que tenemos en la vida es el cambio, aún cuando nuestro producto (tipo de edificios) está definido, está cambiando y evolucionando. En el mercado de oficinas en México, la calidad está creciendo, los edificios de ahora son mucho mejores que hace 18 años cuando llegue al país", dice Ricker.

La empresa se especializa en proyectos de alta calidad en los principales centros de negocios de grandes ciudades. Inicialmente, exploraron oportunidades en Guadalajara y Monterrey, pero sin llegar a más.

Lee: Entre la volatilidad y la inseguridad. Los empresarios opinan

Ahora analizan una nueva compra de  tierra en avenida Reforma para un proyecto de usos mixtos.

"Buscamos una oportunidad de usos mixtos, aunque hay muchos retos de diseño para que sean exitosos, porque a quienes van a las oficinas no les gustan las mezclas generalmente. Quienes hacen shopping son diferentes a quienes vienen a las oficinas a reuniones de trabajo", ejemplifica el directivo.

Además, el directivo recalca que para ejecutar un proyecto como los que la empresa hace, se requiere tiempo. En conjunto, dijo, para ejecutar Torre Diana, se llevaron casi una década.

Con los retos que implica ser desarrollador inmobiliario y encontrar financiamiento, Ricker se dice optimista, de otro modo no se podría estar en el sector, recalca. 

 

Consulta aquí el ranking completo en la revista Obras, edición 523.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad