Publicidad
Publicidad

ONU evalúa programas de Sedatu para mejorar el impacto a beneficiarios

Para la subsecretaria de Desarrollo Agrario, los programas evaluados permiten incidir en una mejoría en las condiciones de vida de la gente.
Terreno
Terreno - (Foto: Tomado de Flickr/SOLLOM Empreendimentos Imobili�rios)

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México evaluó los programas Joven Emprendedor Rural y Fondo de Tierras (actualmente Programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas Rurales) y Fomento al Desarrollo Agrario (Formar) del ejercicio 2011.

Dicha evaluación se entregó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que es la dependencia que los opera a fin de que haga las adecuaciones necesarias para que tengan un mejor impacto en la población mexicana.

El representante asistente de FAO en México, Eduardo Benítez, dijo que es necesario fortalecer la estrategia del desarrollo agrario con un presupuesto equilibrado, con respecto al ordenamiento territorial y el desarrollo de la vivienda rural.

Asimismo, abundó, se debe reducir el tamaño de los grupos y elevar el monto por beneficiario, así como definir una política clara de difusión y promoción de los programas.

La subsecretaria de la Sedatu, Georgina Trujillo Zentella, consideró que es necesario hacer una permanente evaluación de las políticas públicas para realizar los cambios y adecuaciones a los programas, a fin de dar mejores resultados a los beneficiarios.

Publicidad

Para la subsecretaria de Desarrollo Agrario, los programas evaluados permiten incidir en una mejoría en las condiciones de vida de la gente.

En México 25 millones de personas habitan en los núcleos agrarios, por lo que hay una gran población objetivo para dichos programas.

De acuerdo con un comunicado, Trujillo Zentella expuso que en 2011, el programa Joven Emprendedor Rural tuvo cobertura en 16 entidades y para este 2014 la meta es llegar a 22 estados para incrementar la presencia en todo el país.

Reconoce que se debe trabajar para lograr la vinculación entre los proyectos para que cuenten con valor agregado y se puedan formar cadenas de valor que mejoren el ingreso de los beneficiarios; que el acceso al crédito sea más ágil y se cuente con tasas de interés preferentes; así como trabajar en capacitación de técnicos y promotores.

De acuerdo con la evaluación de la FAO, el programa Joven Emprendedor Rural y Fondo de Tierras es una alternativa para el desarrollo de los jóvenes en zonas rurales que de otra manera optarían por la migración o el trabajo como jornaleros.

Publicidad

Los proyectos apoyados logran incrementar en promedio en 25% el ingreso de los beneficiarios y se generan ocho empleos por proyecto, de los cuales 44% son permanentes.

En el caso del proyecto Fomar, 77% de los beneficiarios son hablantes de una lengua indígena.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad