Publicidad
Publicidad

La impresora 3D, la apuesta para las viviendas de emergencia

OPINIÓN: Con la tecnología de impresión 3D, a los damnificados no se les otorga un refugio, sino un hogar definitivo, resistente y de alta calidad en un periodo muy corto que además permite la rápida reconstrucción de las comunidades afectadas.
Contour
Contour - (Foto: Tomado de cdn.3dprintingindustry.com/)

Las impresoras 3D han probado ser una herramienta rápida y eficaz para la elaboración de distintos artículos, desde zapatos hasta muebles.

Recientemente, distintos despachos comenzaron a potencializar sus virtudes adentrándose en el mundo de la construcción.

En Carolina del Sur,  Estados Unidos, el Dr. Behrokh Khoshnevis desarrolló Contour Crafting (CC) , un sistema de construcción 'en capas' usando impresora 3D.

El proceso es a gran escala, automático y en sitio, lo que facilita y agiliza el proceso, reduciendo el desperdicio de material y energía durante la obra. No se limita a una propiedad, pueden edificarse condominios o edificios de hasta 2,000 m2 en menos de 24 horas (incluyendo instalaciones).

Al otro lado del mundo, en Shanghai, China, la empresa WinSun Decoration Design Engineering Co construyó 10 viviendas en el mismo tiempo récord. La diferencia es básicamente que, contrario al modelo anterior, las paredes de cada una de las casas de 150 m2 (15 metros de largo por 10 de ancho y 6 de alto) fueron elaboradas en taller y posteriormente, ensambladas en el sitio.

Publicidad

Tomado de inhabitat.com/

Adicional a la rapidez constructiva, la gran innovación de WinSun es el uso de material reciclado de otras construcciones combinado con concreto, lo que minimiza el impacto ambiental y reduce significativamente los costos totales (32 dólares por m2).

Así, la tecnología de impresión 3D aplicada a la construcción puede ser idónea en casos de emergencia, pues las víctimas de situaciones como guerra o desastres naturales recuperarían su patrimonio en un tiempo realmente corto, en lugar de recibir tiendas provisionales y tener que esperar meses para disponer de una vivienda digna.

El ahorro económico y de tiempo se debe a que no hay necesidad de transportar materiales al lugar (generalmente de difícil acceso) y no se requieren recursos humanos para la construcción, sino que estos esfuerzos se pueden enfocar directamente en la reconstrucción de la infraestructura local (eléctrica, hidrosanitaria, urbana y de telecomunicaciones, entre otras).

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad