Publicidad
Publicidad

5 neoyorquinos asumen el reto de vivir en 30 metros

Se turnaron para vivir un fin de semana en un pequeño departamento con muebles plegables, ubicado en el Museo de la Ciudad de Nueva York.
Making Room, Museo Nueva York 3
Making Room, Museo Nueva York 3 - (Foto: Getty Images)

El Museo de la Ciudad de Nueva York invitó a cinco personas a turnarse para vivir durante un fin de semana en el "Making Room" un departamento de 30 m2, diseñado por la firma italiana Clei y amueblado por Resource Furniture, para demostrar que se pueden ahorrar espacios en un microdepartamento.

Uno de los "mantras" a los que más recurren los agentes inmobiliarios cuando se trata de convencer a un extranjero para que alquile uno de los minúsculos estudios de la ciudad de los rascacielos es que :"en Nueva York, tu departamento es tu habitación y la ciudad es tu salón".

Desde las seis de la tarde del jueves hasta la misma hora del viernes, Taylor Jones y Emily Theakston compartieron este microdepartamento construido en la tercera planta del Museo:

"Cuando me lo plantearon pensé que era demasiado pequeño, pero después cuando estás viviendo aquí es diferente, se siente abierto, no parece ni de lejos lo pequeño que es", dice a Jones, una becaria del museo que, junto a su compañera de trabajo Theakston, se animó a pasar 24 horas en este reducido espacio.

Una silla de escritorio que se transforma en una escalera, una mesa auxiliar que se convierte en cuatro asientos o una cama matrimonial que se repliega en la pared para dar paso a un sofá son algunas de las propuestas que consiguen aprovechar al máximo este diminuto espacio.

Publicidad

Getty Images

"Es muy moderno y chic, muy práctico, me encantaría tener muchos de estos diseños en mi propia casa porque me digo: 'es un invento increíble'", asegura Theakston, quien, a pesar de vivir normalmente en una casa adosada, dice no sentirse "enclaustrada" gracias a la organización del espacio.

Los ocupantes de este singular microdepartamento, que por un día se meten en la piel de un concursante de "Gran Hermano" al estar expuestos a la mirada de los visitantes del museo neoyorquino, van describiendo en directo la experiencia a través de las redes sociales.

"No solamente es biodegradable, sino que además esta cama es súper cómoda", tuiteaba al despertarse Theakston.

El viernes tomaron el relevo Challie Stillman, directora de diseño de Resource Furniture, empresa que se dedica a importar a Estados Unidos "muebles multiusos" fabricados en Europa, y su novia, Lina Franco, la abogada colombiana, quienes abandonaron por un día su departamento de una habitación en Williamsburg (Brooklyn) para mudarse al museo e incluso organizaron una cena con ocho comensales.

"No me da ninguna claustrofobia, crecí en Brooklyn con mi mamá en un departamento de un cuarto en un sótano y yo dormía en la sala, así que no soy de las personas acostumbradas a vivir en un chalet de 1,200 metros", dice Franco, nacida en Medellín (Colombia) y emigrada a Estados Unidos a los doce años.

Publicidad

Getty Images

El experimento es parte de la exposición "Making Room", que hasta el 2 de septiembre muestra proyectos arquitectónicos que abordan el desafío que supone el cambio demográfico en ciudades como Nueva York, donde un tercio de la población vive sola pero el espacio es cada vez más limitado.

Unas sillas plegables descansan en la pared de la entrada del departamento, la mesa del comedor se esconde bajo la encimera de la cocina, una tabla de planchar se camufla replegada dentro del armario y las paredes dejan de ser meras herramientas de división para transformarse en armarios multiusos.

Aunque este estudio es el principal foco de atracción de la muestra, en ella también se pueden encontrar planos, fotografías y maquetas de proyectos como "My Micro NY", que ganó el concurso impulsado por el alcalde Michael Bloomberg para que Nueva York alce su primer edificio de microdepartamentos.

Compuesto por 55 módulos prefabricados de entre 23.2 y 34.4 metros cuadrados cada uno, ese edificio se levantará en la calle 27 de Manhattan el año que viene y, a modo de excepción, podrá sortear la normativa municipal que impide construir departamentos inferiores a 37 metros cuadrados.

Publicidad

Pero, si el programa piloto resulta exitoso, la ciudad podría acabar con esa normativa de 1987 para construir más edificios de microdepartamentos, tal y como aboga la directora de mercadotecnia de Resource Furniture, Lisa Blecker, quien afirma: "Se prevé que otras 600,000 personas se muden a Nueva York en los próximos 20 años, ¿dónde los vas a meter?". 

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad