Publicidad
Publicidad

Las vivienderas desviaron el fin social de los subsidios

BBVA concluyó que fue común ofrecerlos como un descuento sobre el valor del inmueble y no necesariamente para habitarlo, sino como inversión.
vivienda
vivienda - (Foto: Getty Image)

Entre algunos participantes del mercado era conocido que los subsidios se estaban desviando del propósito original de proveer acceso a la vivienda a la población sin ingresos suficientes para pagar por sí misma la mensualidad de un crédito hipotecario, indicó el informe BBVA Reasearch.

Añadió que en contraste se hizo común ofrecer esta ayuda como un descuento sobre el valor del inmueble y no necesariamente para habitarla, sino como inversión, o para asegurar al trabajador que podría utilizar su subcuenta de vivienda.

En este sentido, los subsidios incentivaron la construcción de vivienda de bajo valor, sin satisfacer propiamente las necesidades de la población a la que iban dirigidos, a conocer el reporte del banco, argumentó el documento.

Si bien había dudas sobre la viabilidad del modelo de negocios de las constructoras públicas ante el cambio en las políticas de apoyo al sector para incentivar la edificación intraurbana, la dimensión de los problemas de estas empresas estaba lejos de conocerse, afirmó.

Ahondó que las agencias calificadoras no advirtieron mayores riesgos por parte de las empresas de vivienda a la hora de calificar sus emisiones de deuda, las cuales se mantuvieron sin cambio hasta abril de 2013, apenas unos días antes de que mostraran los resultados del primer trimestre.

Lo mismo puede decirse de los consejos de administración de estas empresas, pues tampoco detectaron problemas significativos, o no los manifestaron con oportunidad, aseveró la investigación de la institución financiera.

Publicidad

Puntualizó que los organismos de vivienda tampoco detectaron un problema importante.

Sin embargo, el programa 70-70 de Infonavit sí reveló algunos problemas de liquidez que venían enfrentando las desarrolladoras, pues tomaron el dinero, pero no terminaron las viviendas, las cuales no pudieron ser colocadas,  por lo que no había un problema de falta de compradores, pues el programa ya vinculaba la vivienda con el cliente, citó.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad