Publicidad
Publicidad

20% de las viviendas nuevas está deshabitado: UAM

La investigadora Gabriela Correa aseguró que el problema se debe a la falta de equipamiento adecuado y a que están en la periferia.
Vivienda
Vivienda - (Foto: Getty Images)

Como resultado de la política de vivienda de años anteriores, 20% de las casa nuevas están deshabitadas y algunas inmobiliarias quedaron en mala situación financiera, por lo que es necesario conocer los nuevos lineamientos para el sector, señaló la economista Gabriela Correa.

En su artículo publicado en el Reporte Macroeconómico de México, del Observatorio Económico de México, la economista expuso que ante esa situación las empresas del sector esperan los nuevos lineamientos de política de construcción y vivienda prometida para julio próximo.

En su opinión, dichas problemáticas están asociadas a una variedad de orígenes que en el caso de viviendas deshabitadas corresponden "a un proceso de equipamiento de viviendas antes de ser habitadas".

La también profesora-investigadora del Departamento de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), comentó que a lo anterior se suma la ubicación periférica de desarrollos habitacionales con escasos servicios públicos, de transporte y comunitarios.

Asimismo el abandono de viviendas, vinculado a situaciones de empleo prolongado y violencia territorial, refirió la experta en un comunicado de la UAM.

Publicidad

Planteó que las causas de dificultades financieras de algunas empresas se relacionan con un largo periodo de contracción económica, limitada capacidad de compra de vivienda por trabajadores con seguridad social, y con las propias decisiones de inversión y flujos de efectivo de las empresas.

Según la investigadora el principal problema que se aprecia al revisar la información vinculada al tema de la vivienda, es que las soluciones asociadas a principios de mercado, ingresos familiares estables y negocios inmobiliarios rentables, sólo corresponden a un pequeño segmento de la población.

Mientras que el resto de familias urbanas y rurales no disponen de recursos o acceso a mecanismos de financiamiento y "tienen necesidades de vivienda que no corresponden a las que pueden acceder, así que su condición se mantiene en rezago".

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad