Publicidad
Publicidad

Colombia regalará 105,000 viviendas a los pobres

El Gobierno dio la construcción a las empresas. Las viviendas situadas en terrenos privados avanzan, a diferencia de las que están en los públicos.
Vvienda_colombia
Vvienda_colombia - (Foto: Getty Images )

El gobierno de Colombia regalará 105,547 viviendas de interés social prioritario (VIP) en un periodo de dos años. Las desarrolladoras llevan a cabo la construcción mediante dos mecanismos: uno en el que los terrenos son de los municipios y otro en el que pertenecen a los privados.

El esquema busca dotar de un inmueble con un valor aproximado de 18,000 dólares a las familias desplazadas, a quienes pertenecen a 'Red Unidos para la superación de la pobreza extrema' (iniciativa del Poder Ejecutivo) y a los sectores más vulnerables, explica el sitio oficial del programa. Añade que un porcentaje será destinado a quienes fueron afectados por los desastres naturales o habitan en zonas de alto riesgo no mitigable.

Sandra Forero Ramírez, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), explica que el país sudamericano tiene una pirámide con 12,000 millones de hogares objeto de subsidio. Una parte tiene acceso a créditos bancarios, pues cuenta con empleos formales, mientras que los de abajo viven en pobreza extrema: en casas con piso de tierra, hasta siete hijos y con lo básico para comer.

Pero el Gobierno entendió que no llegaba a los más pobres, por lo que anunció el programa '100,000 viviendas gratis', "con toda la discusión que puede generar: si es sostenible fiscalmente, si socialmente es bueno o malo", argumenta.

Así, el 10 de octubre de 2012 inició la construcción de estos inmuebles, tras la firma de los primeros contratos suscritos entre el Gobierno Nacional y las empresas Consorcio Villas de Aranjuez (2,500 unidades) y a la Unión Temporal Ciudad del Bicentenario (886), indican datos del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio (MVCT).

Las viviendas gratuitas

*Al 25 de mayo de 2013

Fuente: 100milviviendasgratis.gov.co

Publicidad

Atrapados en la burocracia
El 50% que está en terrenos privados cuenta con contratos privados, por lo que las viviendas ya están en ejecución. En cambio, "lo público, como en nuestros países siempre va más despacio, entonces no necesariamente van a iniciar este año", puntualiza Forero Ramírez. Por tal motivo, sólo 25,000 podrían comenzar este año y el resto en 2014.

Por ejemplo, en las viviendas construidas en terrenos públicos, el municipio inscribe su predio en la Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter), la cual recibe los lotes para evaluar si tienen servicios, están en zonas de alto riesgo o conectados a la ciudad, hecho que retrasa el proceso.

En cambio, en los predios que pertenecen a empresas privadas el gobierno financia la vivienda y abre una serie de convocatorias por región con un determinado cupo de unidades para los municipios. Para competir sólo tienen que demostrar que tiene la licencia de urbanismo.

Con este mecanismo los constructores se ahorran el esfuerzo de comercializar, pues el estado les compra el producto. A esto hay que añadir que previamente los gobiernos locales se comprometen a dotar de licencias y servicios públicos al desarrollo.

La presidenta de la Camacol asegura que eso cambió la manera de hacer la VIP y que de edificar 25,000 al año, ahora serán 100,000.

"Decían que a los privados de la Camacol no les gustaba hacer vivienda para los más pobres. Hay empresas que sólo saben hacer VIP, pero si no hay las condiciones cómo, porque además está regulado el precio. Si me ponen muchas cargas urbanísticas o si dicen que tengo que hacer la red matriz para que llegue el agua, pues sencillamente no hago VIP, hago otra cosa", cita.

Publicidad

Días de especulación
Las cifras de la Camacol afirman que '100,000 viviendas gratis' contribuirán a alcanzar la meta de 1 millón de viviendas construidas durante el cuatrienio que termina en 2014. Antes del actual gobierno nacional la edificación sumaba 170,000 unidades al año.

Mi primer millón
Fuente: Camacol

En contraste, la llegada del programa no benefició a todos los desarrolladores.

¿El anuncio gubernamental hizo que surgiera la especulación? "No la hemos controlado", así que los privados que no tenían tierra no pudieron entrar al programa, porque el gran problema para construir VIP es que tanta restricción y carga urbanística la ha vuelto inaccesible, responde la lideresa de los constructores inmobiliarios.

A lo anterior añade: "Incluso se habla de que hay burbuja. No, es que hay sectores de Bogotá donde las restricciones del suelo han hecho que el precio final de la vivienda sea muy alto".

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad