Publicidad
Publicidad

Las empresas de energía renovable se amparan contra cambios en certificados

Para el sector de energías renovables, los cambios en los certificados de energías limpias violentan derechos ambientales, destruyen valor en los proyectos y golpean la confianza en las inversiones.
energía eólica
Las modificaciones hechas por la Secretaría de Energía a los certificados de energías limpias (CEL) permitirán que la CFE pueda incluir a las antiguas centrales de generación limpia como sus hidroeléctricas o la nuclear de Laguna Verde para obtener estos CEL.

CIUDAD DE MÉXICO. Las asociaciones de firmas solares y eólicas presentaron amparos en contra de las modificaciones a los lineamientos para el otorgamiento de los Certificados de Energías Limpias (CEL) que la actual administración hizo para beneficiar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Para la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) y la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), los cambios violentan derechos ambientales, destruyen valor dentro los proyectos en energías renovables y golpean la confianza en las inversiones que se hagan en este mercado.

“Nuestros asociados reclaman que las medidas efectuadas van en contra del derecho fundamental a un medio ambiente sano, una exigencia irrenunciable reconocida tanto por la Constitución como por tratados internacionales que México ha suscrito y ratificado”, señalan ambas organizaciones en un comunicado de prensa conjunto.

Más información: La Sener publica nuevas normas en energías limpias, pese críticas de la IP

Los certificados se crearon bajo la idea de impulsar a las energías limpias en los siguientes años, con el fin de que se construyeran nuevas centrales. Los grandes consumidores deben adquirir estos instrumentos y, así, se impulsaba la expansión de la generación renovable. Por esta razón todas las plantas anteriores a la reforma energética no podían optar por obtener estos certificados.

Pero las modificaciones hechas por la Secretaría de Energía (Sener), criticadas desde un inicio por un amplio grupo de participantes del sector eléctrico, permitirán que la eléctrica nacional pueda incluir a las antiguas centrales de generación limpia como sus hidroeléctricas o la nuclear de Laguna Verde para obtener estos CEL.

Publicidad

“Al mismo tiempo, implican una doble contabilidad de recursos limpios, una distorsión significativa al mercado de CEL y una afectación a proyectos e inversiones en el sector eléctrico que contribuyen al crecimiento económico del país”, dicen las asociaciones.

También te puede interesar: Las energías solar y eólica en México cerrarán el sexenio sin brillo

La Comisión Reguladora de Energía (CRE), el regulador de este mercado, había emitido cerca de 13 millones de certificados entre 2018 y 2019 derivados de los proyectos adjudicados en las subastas de largo plazo durante la pasada administración, y donde se habían comprometido cerca de 8,600 millones de dólares de inversiones.

Pero los cambios permitirán a CFE inundar el mercado con entre 30 a 50 millones de CEL gracias a su capacidad anterior a la reforma, explicaron especialistas a Expansión y Obras.

Las energías solares y eólicas fueron las más beneficiadas dentro de las subastas de largo plazo en la anterior administración. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió frenar estas licitaciones, y prometió ofrecer nuevas vías para impulsar a las energías limpias para alcanzar los objetivos fijados por México a nivel internacional en materia de cambio climático, aunque a la fecha no ha ofrecido un plan específico para su desarrollo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad