Publicidad
Publicidad

La ONU advierte "serios vacíos" en consultas indígenas sobre obras de AMLO

La ONU alertó además que los procesos de consulta "con frecuencia" se realizan bajo contextos de amenazas y hostigamiento.
Consulta
La ONU urgió al Estados a implementar tres medidas específicas.

CIUDAD DE MÉXICO. El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas señaló que existen "serios vacíos" en las consultas que el gobierno mexicano realiza a pueblos indígenas sobre proyectos de infraestructura.

En sus observaciones finales a los informes presentados por México —enviadas el jueves— el Comité acusó que, en la mayoría de las casos, los procesos de consultas en comunidades indígenas no se realizan de manera previa, no toman en cuenta los usos y costumbres, y tampoco se proporciona información clara, precisa y culturalmente adecuada.

"Además, con frecuencia, son llevados a cabo en contextos de amenazas, criminalización y hostigamiento, perjudicando su carácter libre", alertó.

Lo anterior se vio, según la información recibida por el organismo de la ONU, en las consultas ciudadanas relacionadas con la ejecución de grandes proyectos de inversión, como el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

Lee: Pueblos originarios de Santa Lucía tramitan nueve amparos contra el aeropuerto

"(Estas obras) podrían afectar territorios en los que no se ha tenido en cuenta a las comunidades de los pueblos indígenas ni se han respetado las exigencias del Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales".

Publicidad

Bajo este contexto, el Comité urgió al Estado mexicano a:

  1. Diseñar y adoptar un procedimiento legal basado en una metodología que permita garantizar el derecho que tienen a ser consultados, con miras a obtener el consentimiento libre, previo e informado, y tomando en cuenta sus tradiciones y características culturales.
  2. Garantizar que, previo al otorgamiento de licencias y desde el diseño hasta la ejecución de proyectos de desarrollo económico, energéticos, turísticos, de infraestructura y de explotación de recursos naturales, se respete debidamente los derechos de los pueblos indígenas.
  3. Asegurar que los procesos de consultas se lleven a cabo de manera sistemática, oportuna, transparente, de buena fe, culturalmente adecuada, en condiciones de seguridad y con la debida representación de los pueblos afectados; además de realizar los estudios sobre el impacto ambiental.

En noviembre pasado, la consulta convocada por el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador para la construcción del Tren Maya —que unirá cinco estados— recibió 89.9% votos a favor, según los datos presentados por su equipo.

Más información: La consulta indígena del Tren Maya se hará a más tardar en octubre

Además del Tren Maya, la ciudadanía aprobó la construcción de la refinería en Dos Bocas, en Tabasco, con 91.6%, y la modernización de dos puertos y un tren para unir el océano Pacífico y el Atlántico, con 90.3 por ciento.

Antes, en octubre de 2018, el proyecto del Aeropuerto de Santa Lucía ya había sido sometido a consulta ciudadana y en febrero pasado se llevó a cabo el proceso para la aprobación de la termoeléctrica de Morelos.

Las consultas han sido criticadas porque han sido realizadas por el propio gobierno federal y se acusa que carecen de metodología.

Lee más: El SÍ gana en la consulta de la termoeléctrica de Huexca, anuncia AMLO

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad