Publicidad
Publicidad

Las constructoras de gasoductos pidieron el arbitraje primero, dice la CFE

Manuel Bartlett, director de la CFE, dijo que pese a las medidas iniciadas por la empresa estatal y por las constructoras, a partir de esta semana todos se sentarán a la mesa a negociar.
Manuel Bartlett

CIUDAD DE MÉXICO. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) frenará la continuidad de la construcción y puesta en marcha de los siete gasoductos contratados en la administración anterior y que aún estaban en fase de obra cuando inició el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, debido a que las empresas responsables de los proyectos interpusieron medidas cautelares en contra de la eléctrica nacional.

La empresa estatal decidió contraatacar con la solicitud del arbitraje internacional. Una serie de acusaciones que, sin embargo, acabará con todas las compañías sentadas con la eléctrica nacional en los próximos días.

"No es contradictorio tener una negociación franca, como la hemos convocado, porque si así lo fuera TransCanada o Fermaca no la hubiera iniciado, y decidieron renegociar. Lo que señalo es que han estado en una crítica a la CFE por ir al arbitraje, pero no toman en cuenta que estamos negociando", dijo el director general de la eléctrica nacional, Manuel Bartlett, en conferencia de prensa.

Lee también: La CFE pide arbitraje internacional en siete gasoductos

El lunes inició la primera ronda de reuniones entre las empresa y CFE, que tuvo como interlocutor a Fermaca. El proceso seguirá el 4 de julio con Transcanada, el 5 de julio con IEnova y con IMG, y el 8 de julio con Carso Energy. "Nosotros no queremos un arbitraje, queremos una negociación que nos permita exigir equidad, porque pensamos que esos contratos son inequitativos", señaló Bartlett. Los siete ductos detenidos generaron costos por 5,800 millones de pesos (mdp) en 2018.

Por ello, la eléctrica nacional detendrá cualquier inicio de operación, como el que pedía el consorcio de TransCanada y IEnova para poner en marcha el mayor de estos gasoductos que va del sur de Texas a Tuxpan, Veracruz.

Publicidad

"Querían que diéramos por bueno, pero si hacemos todo eso, lo del periodo preoperativo quedaría legitimado (el pago que la eléctrica nacional debía hacer aunque la infraestructura no estuviera concluida), por eso hay una demanda de arbitraje para señalar las cláusulas que no aceptamos como equitativas", dice el funcionario.

Más información: Los gasoductos "leoninos" de la CFE

La CFE considera que algunas de las cláusulas como las de fuerza mayor y las tarifas de pago son "leoninas" para las finanzas de la compañía, por lo que buscan renegociarlas. La Comisión no abundó en los tiempos que pudieran tardar para llegar a una resolución.

El conflicto comenzó en febrero, después de que Barlett señalara que la CFE realiza pagos por gasoductos que aún no estaban en funcionamiento. Las firmas alegaron que la infraestructura presentaba retrasos en el desarrollo por causas de "fuerza mayor", como bloqueos o protestas de la población, que a menudo se opone al paso de estas construcciones por su región, y que la CFE debe pagar una compensación, una práctica internacional común, destinada a proteger e incentivar las inversiones de las compañías.

Más tarde el mismo martes, IEnova negó haber iniciado recientemente algún arbitraje contra la CFE y reafirmó su disposición al diálogo. En un comunicado expuso que desde el pasado 13 de febrero, fecha en la cual sostuvieron la primera reunión con Manuel Bartlett Díaz, se ha mantenido a la espera de la convocatoria para continuar el diálogo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad