Publicidad
Publicidad

El gasoducto marino Texas-Tuxpan está concluido, anuncian TC Energía y IEnova

La inversión en la obra fue de alrededor de 2,500 millones de dólares y se espera que incremente en 40% la capacidad actual de importación de gas natural del país.
gasoducto
Infraestructura Marina del Golfo, una empresa conjunta de TransCanada y la mexicana IEnova, ganó en junio de 2016 la licitación del contrato para construir y operar el tramo sur del gasoducto Texas-Tuxpan.

CIUDAD DE MÉXICO. Infraestructura del Golfo, una sociedad entre TC Energy Corporation -antes TransCanada- e Infraestructura Energética Nova (IEnova) anunciaron este martes que ha concluido la construcción del gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, en primer gasoducto marino en México, el cual se estima tendrá una capacidad para transportar 2,600 millones de pies cúbicos de gas natural cada día.

La inversión en la obra fue de alrededor de 2,500 millones de dólares y se espera que incremente en 40% la capacidad actual de importación de gas natural del país, de acuerdo con un comunicado conjunto.

El ducto de 772 kilómetros y de 42 pulgadas de diámetro conecta mar adentro la ciudad de Brownsville, Texas, hasta Altamira, Tampico, en Tamaulipas, y de ahí continúa su recorrido hacia Tuxpan, Veracruz.

"El gasoducto representa una pieza clave para la seguridad energética del país, ya que, a través de sus interconexiones, podrá abastecer de gas naturale también a regiones en el centro y en el sur de México", mencionó Robert Jonges, presidente de TC Energía, en el comunicado.

Lee más: El gasoducto marino Texas-Tuxpan iniciará operaciones en junio, dice CFE

El proyecto incluyó la construcción de la "estación de compresión más grande en todo el país en Altamira, Tamaulipas, y la creación de 3,000 empleos durante la fase constructiva".

Publicidad

El Gobierno federal busca renegociar contratos

El gasoducto tendría que haber entrado en operación a finales de 2018.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador busca modificar los contratos de construcción de siete gasoductos que debieran dar gas natural a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero cuya obra se ha detenido por diversas causas.

Los siete proyectos están contratados con empresas como Grupo Carso, IEnova y TransCanada.

El mandatario dijo en febrero que la eléctrica nacional debe pagar penalidades debido a la parálisis de esas obras. En 2018, el monto fue de 5,000 millones de pesos, explicó y mencionó que no era "ético" que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pagara por temas ajenos a ella.

Lee también: Así responden Carso y dos constructoras más de gasoductos a AMLO

Miguel Reyes, director de CFE Energía, agregó que también que se presentaron retrasos de carácter técnico como soldaduras en algunos puntos cerca de la costa y la revisión de un tubo que estuvo cerrado 15 días por pescadores de la zona.

Bartlett comentó que en los contratos se estableció que los riesgos de esta construcción por todo el país eran delicados; sin embargo, se busca responsabilizar a la CFE, lo cual es una aberración, punto que es parte de la negociación de los contratos.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad