Publicidad
Publicidad

El Gobierno de la CDMX quiere construir plantas de reciclaje de cascajo

La iniciativa de construir seis plantas de tratamiento de residuos de la construcción es parte del plan Basura Cero y Economía Circular, presentado por las autoridades.
cascajo
En 2017, expertos de la UNAM estimaron que solo 40% de los residuos de la construcción recibían un tratamiento correcto en la Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO. Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, presentó el 26 de mayo pasado el programa Basura Cero y Economía Circular, iniciativa con la que se busca hacer un mejor manejo de las más de 14,000 toneladas de cascajo que se generan diariamente de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema).

La iniciativa presentada por la jefa de gobierno capitalino y por Marina Robles, secretaria de Medio Ambiente de la ciudad, contempla que, a través de la iniciativa privada, se construyan seis plantas recicladoras de cascajo.

Te recomendamos: 7 proyectos que harán ciudades más verdes en México

"Se trata del aprovechamiento de los materiales de la construcción, habrá una convocatoria las próximas semanas para plantas procesadoras de cascajo... es una solución de un problema muy serio", dijo Robles, de acuerdo con el sitio excelsior.com.mx.

En 2017, expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) calcularon que solo 40% de los residuos de la construcción y demolición se dispone de manera adecuada, lo que causa problemas ambientales y de seguridad para los ciudadanos.

El plan para hacer la ciudad más sustentable

Publicidad

El programa Basura Cero contempla además, un manejo más óptimo para las 12,000 toneladas de basura que se generan en la capital diariamente, y Sheinbaum prevé que el aprovechamiento de residuos pase de 4,100 a 10,700 toneladas.

Cancelar la planta eléctrica que usará basura en CDMX será más caro

Mientras que la iniciativa de Economía Circular consiste en tres aspectos fundamentales, según Robles:

  • Reducir el consumo de recursos y priorizar el uso de energías renovables, incluyendo la restricción de productos de un solo uso.
  • Evitar la obsolesencia de los productos y servicios, aumentando su durabilidad
  • Reducir la generación de residuos, así como reciclarlos y separarlos conforme a su clasificación.
  • Los programas contarán con una inversión de 300 millones de pesos para una planta de transferencia y de selección de residuos en Vallejo, y a partir del próximo año, prevén una inversión anual de 750 millones de pesos en otras estrategias de reciclaje,

¿Y en qué va la suspensión de la termovalorizadora El Sarape?

En otro tema relacionado con el tratamiento de residuos, Claudia Sheinbaum afirmó que no habrá planta termovalorizadora en la Ciudad de México, pues hay confianza en ganar el juicio contra la construcción de la planta El Sarape, de la firma francesa Veolia, en el Bordo Poniente, de acuerdo con lo publicado por el diario Excélsior el lunes.

La Ejecutivo local aseguró que el expediente que sigue en juicio por la cancelación del contrato está bien sustentado y no perderá ante los reclamos de Veolia.

No olvides leer: Veolia responde a 5 acusaciones contra su planta de energía con basura

El 4 de octubre de 2018, el Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) de la Ciudad de México suspendió el contrato de la planta, después de que un particular impugnara el proyecto al considerar que el precio de contraprestación es excesivo y el contrato no asegura la calidad de la obra.

Sheinbaum, aún jefa de Gobierno electa, dijo que su administración buscaría ser un tercero interesado para evitar el avance del proyecto, o incluso contactar al ciudadano que impugnó y logró la suspensión temporal, con el objetivo de reforzar su recurso.

La hoy Ejecutiva local ha argumentado que el proyecto representa un alto gasto, de más de 30,000 millones de pesos (2,686 mdp al año durante 30 años), y que el Gobierno de la Ciudad de México no pagaría por él. Ha dicho, además, que contiene deficiencias técnicas.

El consorcio WTE, liderado por Veolia, ha presentado una reclamación ante el tribunal por la suspensión de contrato, pues argumenta que ganó la concesión en 2017, durante la administración de Miguel Ángel Mancera, de manera legal, por un precio de 12,000 millones de pesos, que sería pagado el gobierno local.

Te puede interesar: Sheinbaum: la planta termovalorizadora es un proyecto muerto

La Agencia de Gestión Urbana (AGU) licitó el proyecto en 2017 y se esperaba que iniciara operaciones en 2019. El contrato se trata de un esquema de Proyecto de Prestación de Servicios, donde tres años se destinarán al diseño, la construcción y la puesta en funcionamiento, y 30 a la operación y al mantenimiento.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad