Publicidad
Publicidad

La inversión física cae 13% anual en el primer trimestre, revela México Evalúa

En lo que toca al Gobierno federal el gasto en inversión física se desplomó 31% en los tres primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2018.
Obra Pública
El rubro con las mayor caída en inversión física es Transporte.

CIUDAD DE MÉXICO. El gasto en inversión física del sector público cayó 13% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2018, revela un reporte de la organización no gubernamental México Evalúa, que acusa la falta de planeación en infraestructura entre sexenios.

La contracción es aun mayor en lo que toca al gobierno federal, pues la inversión física se desplomó 31% anual, de acuerdo con el análisis denominado Los números del erario, que hace un corte de caja al presupuesto gubernamental para el primer trimestre de la presente administración.

La inversión física es la erogación de distintas entidades públicas en construcción o conservación de obras, y en la adquisición de bienes de capital. Como parte del sector público se cuenta el Gobierno federal, IMSS, ISSTE, CFE, Pemex y entidades bajo control presupuestario indirecto.

Los rubros con las mayores caídas en inversión física son Transporte, con -78% anual (11,000 millones de pesos menos) y Otras industrias y asuntos económicos, con -70% (14 millones de pesos menos).

Lee también: Alcaldes rechazan ceder terrenos a Santa Lucía sin conocer el plan ejecutivo

En contraste, el segmento Combustibles y energía registró un aumento de 18%, equivaente a 11,000 millones de pesos, con Pemex y CFE a la cabeza de las erogaciones.

Publicidad

El análisis evidencia también que hubo un subejercicio de 23% (21,000 millones de pesos) en comparación con el presupuesto aprobado para el sector público en obra pública, calendarizado al cierre del primer trimestre. En el caso del gasto del Gobierno federal, el subejercicio fue de 73% (8,600 millones de pesos.

México Evalúa señala que estas cifras son el resultado de la falta de un sistema robusto de inversión pública, que permita mantener un ritmo consistente de desarrollo de infraestructura entre sexenios.

También lee: La infraestructura enfrenta un flaco bolsillo gubernamental

"El hecho de que al inaugurarse una administración inicie también la planeación de un programa de infraestructura –prácticamente de cero– es profundamente ineficiente. Se desperdicia tiempo y se precipita la construcción de megaproyectos que carecen de un proyecto ejecutivo bien desarrollado", explica el reporte y cita casos como el Tren México-Toluca, el aeropuerto de Texcoco, ya cancelado, el nuevo aeropuerto en Santa Lucía y el Tren Maya.

En ese sentido, señala que la ausencia de proyectos ejecutivos o la existencia de proyectos deficientes y hechos al vapor son "justo el origen de las adjudicaciones directas, los convenios discrecionales entre dependencias y el extremo de las licitaciones simuladas"

Además, plantea crear un "órgano apartidista especializado en materia de infraestructura", que planee proyectos de corto, mediano y largo plazo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad