Publicidad
Publicidad

Los números que deberá lograr el sistema aeroportuario de AMLO

El proyecto de aeropuertos de AMLO debe cumplir con estas cifras para ser tan competitivo como el aeropuerto de Texcoco, ya cancelado, prometía ser.
AICM
El Sistema Metropolitano de Aeropuertos tendría una capacidad para albergar a 150 millones de pasajeros al año en su máximo desarrollo, 15 millones más que el NAIM.

CIUDAD DE MÉXICO. El gobierno presentó este lunes el proyecto para el aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía, en el Estado de México, que llevará el nombre del general Felipe Ángeles y que comenzará su construcción en junio, en sustitución del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), que fue cancelado en 2018.

El proyecto del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles no viene solo: se apoyara del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) así como del Internacional de Toluca (AIT) para conformar el Sistema Metropolitano de Aeropuertos (SMA), el cual busca llenar el hueco que dejará el NAIM, con conexiones entre las tres infraestructuras aeroportuarias.

Entérate: El costo de Santa Lucía aumenta 11.7% por cambios en el plan maestro

La meta es desafiante. El NAIM a su máxima capacidad (con seis pistas y dos terminales) habría podido transportar a 130 millones de pasajeros al año y, a la par, mover 1.2 millones de toneladas de carga y albergar 1 millón de operaciones anuales.

¿Qué tanta competencia dará el SMA frente a estos números?

Publicidad

Presupuesto

La variable que prácticamente desató la cancelación del NAIM fue su costo. En su primera fase, con la construcción de una terminal y tres pistas, tenía un costo de más de 300,000 millones de pesos (mdp) y, según el gobierno federal, con el encarecimiento de la obra el proyecto habría tenido un costo superior a los 600,000 mdp.

El proyecto del SMA, que incorpora la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la interconexión entre el AICM y la base militar, y la Terminal 3 del AICM, tendría un costo de 172,000 mdp, es decir, requeriría 71% menos recursos que el proyecto de Texcoco.

Capacidad

El SMA tendría una capacidad para albergar a 150 millones de pasajeros al año en su máximo desarrollo, 15 millones más que el NAIM.

Con ocho pistas en conjunto (frente a las seis del NAIM) y sus 148 posiciones de contacto, podría mover alrededor de 1.3 millones de toneladas de carga actualmente, frente a las 1.2 millones de toneladas de carga que el NAIM vería circular al tener sus dos fases concluidas.

Te puede interesar: Una persona física gana licitación para rehabilitar rodaje delta del AICM

En operaciones anuales, el proyecto de la administración de Andrés Manuel López Obrador podría ser superior: mientras que el SMA tendría una capacidad de 1.2 millones de operaciones anuales, el NAIM tendría 1 millón, mientras que su capacidad de estacionamiento para vehículos duplicaría a la del aeropuerto de Texcoco, teniendo la posibilidad de albergar hasta 13,000 vehículos frente a 5,000 del NAIM en su primera fase.

Distancias

Las distancias entre terminales representa es una de las principales debilidades del proyecto del SMA. Para medirlas, se toma como referencia el recorrido desde el centro de demanda (que en este caso es el área de la Fuente de Petróleos, según datos de un estudio que realizó la consultora McKinsey).

Desde el centro de demanda hasta el AICM hay una distancia aproximada de 17.2 kilómetros, la menor de los cuatro aeropuertos. Sin embargo, las que serían sus dos infraestructuras hermanas tienen una distancia de 53 kilómetros desde la Fuente de Petróleos, según datos del gobierno federal y la SCT, mientras que el NAIM está prácticamente a la mitad de esa distancia: 27 kilómetros, que está por debajo del estándar internacional, de 31 kilómetros.

Para reducir el impacto de los tiempos de traslado, el SMA tiene contemplado un proyecto de interconexión con un tiempo aproximado de 35 minutos, que consiste en una red de autobuses que circularían en dos carriles confinados, lo cual tendría un costo de 10,007 mdp.

Lee también: Vecinos de Santa Lucía llaman al gobierno a pagar mejor por sus ejidos

Hasta antes de su cancelación, el NAIM tenía en puerta un proyecto de Tren Exprés desde Observatorio, al poniente de la Ciuda de México, que pasaría por el AICM y conectaría con Texcoco en 30 a 40 minutos. También se contemplaban las ampliaciones de líneas de los sistemas Metrobús y Mexibús.

Aunque el ex jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, refirió la cifra de 90 mdp para los estudios de preinversión, el costo del tren (del que no se sabe si habrá continuidad), así como de las obras de los sistemas de Bus Rapid Transit, es un misterio.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad